Salud » 7 efectos del alcohol en la salud y en la belleza

7 efectos del alcohol en la salud y en la belleza

noviembre 13, 2015

Mucho se habla de la dichosa copita nocturna de vino. Pero el alcohol consumido por sobre sus medidas aceptadas lejos está de ser terapéutico. En una época en la que se comienza a beber a una edad cada vez más temprana y en cantidades excesivas, es bueno tener presente los efectos nocivos de hacer de este tipo de bebidas un compañero habitual.

1. En el cerebro:

  • Afecta a la memoria, la concentración y la capacidad intelectual.
  • Dado que obstaculiza la acción de nutrientes tales como la vitamina B, puede provocar daños cerebrales permanentes.
  • Altera el control y la coordinación motriz.

2. En el corazón:

  • Altas dosis de alcohol elevan la presión sanguínea dañando el miocardio y debilitando la capacidad de bombear sangre.

3. En el estómago:

  • Beber en exceso produce erosiones en la mucosa del estómago, causando ardor estomacal.
  • Su consumo habitual aumenta la producción de ácido gástrico, favoreciendo la formación de úlceras.

4. En el hígado:

  • Éste es, quizás, el órgano más castigado por el alcohol, ya que es el encargado de procesar dicha bebida y, al hacerlo, se inflama.
  • Esto puede provocar náuseas, dolor de cabeza y, si el hábito se prolonga en el tiempo, hepatitis o cirrosis.

5. En el páncreas:

  • El alcohol lo inflama y termina por afectar su funcionamiento. Dado que este órgano se encarga de producir insulina, beber alcohol en exceso puede ser la antesala de la diabetes.

6. En el sistema inmunológico:

  • 75% disminuye la efectividad de los glóbulos blancos debido al alcohol, según una investigación de la Universidad de Massachussets.

7. En los órganos reproductores:

  • El alcohol es un depresor del Sistema Nervioso Central, por lo cual inhibe la respuesta sexual.
  • Además, puede afectar la fertilidad de hombres y mujeres, y alterar la menstruación.

Sus consecuencias en la belleza

No sólo la salud se ve afectada por el abuso del alcohol, sino también la estética.

  • Pancita y kilos de más: el alcohol aporta calorías vacías, es decir que no contienen nutrientes, y una vez en el cuerpo se acumulan en forma de grasa principalmente abdominal. 1 g de alcohol tiene 7 calorías: 2 menos que 1 g de grasas y 3 más que 1 g de proteínas o carbohidratos.
  • Piel de naranja: el alcohol favorece la acumulación y retención de líquidos, lo que se refleja en la odiada celulitis. Además, eleva los niveles de ácidos grasos, causando depósitos de grasas en brazos, piernas, cola y abdomen.
  • Arrugas y acné: las bebidas alcohólicas deshidratan las células, envejeciendo y opacando la piel. Esto lleva a la aparición de arrugas y manchas. Asimismo, dado que el hígado se ve debilitado por el exceso de alcohol, pierde efectividad en la correcta eliminación de toxinas del organismo. Ese exceso de toxinas se traduce en acné.
  • Pelo débil y deslucido: el alcohol dificulta la acción de las vitaminas, entre ellas las A y la C, ambas de gran importancia para la salud capilar. Esto, sumado a la ya mencionada deshidratación de las células, hace que el pelo luzca opaco y sin vida, y que se debilite y caiga.

Comments are closed.