Salud » Pareja y Sexualidad » 8 temas masculinos que la pareja debe conocer

8 temas masculinos que la pareja debe conocer

junio 7, 2012

 La licenciada Isabel Boschi explica diez situaciones que afectan al varón y que es muy importante conocer para evitar malentendidos y construir juntos el amor.

Debido a la educación de género que las mujeres recibimos, hay ocasiones en que tendemos a idealizar a los varones y otras, en que les atribuimos intenciones crueles, no siempre verificables.

Ni una cosa ni la otra. Los hombres también son seres humanos educados generalmente por una mujer, con estos preconceptos machistas que nos hacen sufrir a nosotras y también a ellos.

Enunciaré algunas situaciones para luego reflexionar cómo podemos entenderlos mejor para favorecer a la pareja.

8 temas a considerar

  1. Existen hombres que llegan vírgenes al matrimonio y temen por su desempeño sexual al casarse.
  2. Los hombres separados y los viudos también temen  por su rendimiento al abordar una nueva pareja.
  3. La mayoría de los varones subestima el tamaño de su pene.
  4. La estimulación erótica del varón es preferentemente visual.
  5. Por “no incomodar” a la mujer muchos hombres la sobreprotegen.
  6. Temen “hacer daño” a su pareja los varones que tienen mucha energía contenida.
  7. El sentimiento de no ser deseado es una herida narcisista para todos los seres humanos.
  8. Cuando lo aman, el hombre se siente valioso. Si lo rechazan, se siente descartable.

Respuestas a estas verdades

1)  La “primera vez” para los solteros vírgenes suele ser una escena idealizada y temida. Los varones sienten que debe ser vírgenes con experiencia. ¿Cómo superar esta incongruencia?

Dándoles información específica sobre la respuesta sexual humana, sobre los sentimientos que generan, sobre los temores, dudas y fantasías que despierta. Las iglesias que propician la virginidad prematrimonial, los consejeros premaritales, sexólogos y docentes de adultos deberían asesorar para que el varón no concurra a un examen en una de las noches más memorables de su vida.

2) El divorciado y el viudo temen abordar una nueva pareja porque la viven como un debut.

Creen que han perdido la capacidad de seducir, más allá de sus encantos naturales. ¿Cómo transformar el hábito perdido en un éxito actual? Capitalizando sus canas, su experiencia invertida en vivir con otra mujer. La nueva pareja debe elogiarle su saber hacer las cosas con madurez de su pensamiento y la valentía de emprender una nueva aventura amorosa pese a la pérdida. Reiniciar las artes amatorias implica mucho coraje y deseos de amar. Usted está con un valiente.

3)  En una civilización de lo abundante y excesivo, lo modesto se desprestigia.

Pero calidad no es cantidad. Como son prejuicios arraigados en quienes lo experimentan, podemos emplear algunos de estos  argumentos:

a)      El experimentalista: que el individuo tome una regla, se mida el pene, primero en estado de flaccidez y luego en erección, con lo que se tranquilizará porque la erección es el estado para penetrar y es suficiente con pocos centímetros.

b)      El punto de vista del complemento: las mujeres tenemos distintos tamaños de vagina. Más larga o más corta.

c)      La complementación sexual depende más del deseo que ambos tienen de disfrutar que de tamaños anatómicos.

4)  Los estímulos visuales alimentan fuertemente las fantasías eróticas de muchos varones.

La fantasía más la novedad producen un estímulo excitante  que compite  con la mujer más osada disfrazada de conejita. Sin embargo ni Internet ni la pornografía más desatada prevalece sobre una mujer que esgrime su ternura, su libertad en el momento del goce, sus dotes gastronómicas como un instrumento de placer para compartir con su elegido.

Las mujeres que se declaran autónomas disfrutan con el otro pero más que nada disfrutan con su decisión de ser felices a ultranza sin tener que pedirles que el otro les dé la felicidad.

5)     y 6) Los hombres que acomodan sus conductas a las dificultades y temores de sus mujeres no deberían caer en el proteccionismo de la frase invalidante “Pobrecita, no puede hacerlo”.Y lo hace él, en lugar de enseñarle, o dejarla aprender sola.

En la entidad que se llama “vaginismo”, los músculos pubococcígeos de la vagina  se contraen involuntariamente por miedo.

Si el varón también teme al dolor de su mujer, es más difícil de resolver el problema.

Si ambos concurren a una terapia sexual y juntos aprenden cómo producir la  penetración vaginal, será fácil y placentero emprender una tarea en común.

Los que nos dicen “Yo salgo hoy con amigos. ¿Por qué no te encontrás con los tuyos?”. “Andá sola de vacaciones”. “Trabajá porque lo necesitamos” cree en la igualdad de género ante la sociedad y deja de ser la mano que aplasta para ser la mano que ayuda a confiar en una misma. Y en el otro.

7)  y 8 ) No ser deseado por la mujer que ama es una herida en el narcisismo del varón.

A las mujeres nos pasa lo mismo con el rechazo, pero no siempre nos sucede cuando él no quiere relaciones sexuales. Para él puede ser una sensación física, testicular, ansiosa, y la resuelve como lo hacía con los dolores de la niñez que requerían del paliativo de la cercanía materna y de sus caricias . Ciertamente en cada amante hay una madre para un hombre.

Por eso: un rechazo lo puede invalidar como persona, si es un individuo inseguro de los afectos de los demás. Y una aceptación le permite aceptarse a sí mismo.

¿Qué línea seguir para ayudarlos?

a) Hacerles comprender que si todos los días no queremos relaciones sexuales no significa que no los amamos.

b) Elogiarles el desempeño sexual y marcar las diferencias de necesidades sexuales de él y la nuestra.

c) Reconocer algunas de sus otras conductas, compartiendo el cocinar, comentar un espectáculo, divirtiéndonos en un sex-shop; haciendo deportes, paseando, jugando como niños juegos corporales o juegos de mesa.

                                      CONCLUSIONES

  • Al control cruel de los sentimientos sexuales en la pareja, al dolor por ser rechazadas, a la sorpresa por la forma distinta en que vivimos nuestra sexualidad los varones y las mujeres, se opone nuestra estética del sentimiento.
  • Debemos decirnos y comprender que “Son bellos todos los seres  a quienes amo”
  • Amar a nuestra pareja y admirarla es también amarse a sí misma.
  • De otra forma la belleza está siempre afuera, es siempre inalcanzable, ajena, distante. Y frustrante.
  • El goce se consigue persiguiendo la belleza interna del ser amado.

INGRESA A NUESTRA COMUNIDAD EN FACEBOOK

Comments are closed.