Salud » Acidez y reflujo

Acidez y reflujo

febrero 7, 2011

La acidez es el principal síntoma del reflujo gastroesofágico. Para combatirla, es conveniente introducir algunos cambios en el estilo de vida, en la dieta y seguir un tratamiento adecuado.

¿QUÉ ES LA ACIDEZ?

La acidez recibe, a veces, el nombre de indigestión ácida y, por lo general, se presenta después de las comidas. Es una sensación de ardor y quemazón detrás del esternón bajo, que puede extenderse hacia arriba, en dirección al cuello. También, puede tener la sensación de que la comida o los líquidos regresan a la garganta o boca, especialmente, cuando uno se agacha o se acuesta. Éstos pueden estar acompañados por un sabor amargo o ácido.

La acidez es el síntoma más común de un estado denominado “reflujo gastroesofágico” o “reflujo ácido”. Cualquier persona que tenga acidez dos o más veces por semana puede tener enfermedad por reflujo gastroesofágico o ERGE.

¿CÓMO SE PRODUCE EL REFLUJO?

El reflujo gastroesofágico es el retorno frecuente o regular de los jugos del estómago hacia el esófago. Ocurre cuando el esfínter esofágico inferior (que está localizado al final del esófago y que se abre durante la ingesta) no se cierra adecuadamente, lo que permite que los jugos gástricos regresen al esófago.

¿CUÁLES SON SUS CAUSAS?

Hay muchos factores que influyen en la frecuencia y la gravedad del reflujo ácido:

• La incapacidad de cerrar el esfínter de manera apropiada

• El tipo y la cantidad de jugo gástrico que regresa al esófago.

• La habilidad del estómago de vaciarse apropiadamente.

• La acción limpiadora del esófago.

• El efecto neutralizador de ácido de la saliva.

POSIBLES CONSECUENCIAS

La acidez frecuente o severa puede desencadenar esofagitis (inflamación del esófago) y complicaciones mayores tales como:

• El sangrado, habiendo partido de una esofagitis severa.

• Estrechamiento del esófago inferior.

• El “esófago de Barrett“, un cambio en las células del tejido que reviste la parte inferior del esófago.

Asimismo, puede producir manifestaciones extradigestivas tales como problemas pulmonares como, por ejemplo, bronquitis y neumonía, y también inflamación de la garganta, laringe y conductos respiratorios.

Sin embargo, la mayoría de las personas encuentran alivio a sus síntomas introduciendo cambios en su estilo de vida, en su dieta y con un tratamiento adecuado.

TRATAMIENTOS

• Antiácidos

Alivian rápidamente la mayoría de los síntomas de la acidez. Como su efecto es de poca duración y éstos no previenen la acidez, son menos útiles cuando se trata de una acidez frecuente o severa.

• Protectores de la mucosa

Crean una barrera protectora contra el reflujo ácido que sube al esófago.

• Medicaciones que actúan sobre la motilidad

Se utilizan para ajustar el esfínter o mejorar el vaciado del estómago y, así, disminuir el reflujo. Sus efectos secundarios pueden limitar su uso o efectividad.

• Bloqueadores del ácido

Brindan alivio temporal y no deberían utilizarse por más de algunas semanas.

• Inhibidores de la bomba de protón

Son más efectivos que los bloqueadores del ácido, ya que reducen significativamente el ácido producido por el estómago. Alivian los síntomas en la gran mayoría de las personas con enfermedad por reflujo gastroesofágico y cicatrizan la esofagitis.

• Cirugía

En caso de que los medicamentos no sean efectivos, es posible que algunas personas necesiten someterse a una cirugía para ajustar el esfínter esofágico inferior.

SÍNTOMAS DEL REFLUJO ÁCIDO

La acidez no es el único síntoma de reflujo ácido. Usted puede padecerlo sin sentir acidez, pero teniendo por ejemplo:

• Dolor de garganta persistente

• Dificultades para tragar

• Ronquera

• Tos crónica

• Asma

• Dolor en el pecho

• Sensación de cuerpo extraño en la garganta (GLOBUS)

• Sabor agrio en la boca

CUÁNDO CONSULTAR AL MÉDICO

Es necesario visitar a un especialista cuando estos síntomas son frecuentes, es decir, aparecen dos o más veces por semana. En estos casos caso, estamos ante la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE).

La consulta es importante para poder categorizar a esta enfermedad que oscila entre cuadros muy leves que requieren terapéutica por corto término o incluso a demanda, a cuadros más severos que requieren tratamientos permanentes o incluso cirugía antirreflujo.

CONSEJOS DE PREVENCIÓN

Introduciendo algunos cambios en el estilo de vida, es posible aliviar los síntomas y reducir el reflujo ácido:

• Deje pasar tres horas después de comer, antes de acostarse.

• Eleve la cabecera de la cama 20 cm.

El uso de almohadas por sí sólo no alcanza.

• Baje de peso, de ser necesario.

• Deje de fumar.

• Use ropa suelta.

• Evite comer porciones grandes. En su lugar, coma menos en forma más frecuente.

Evite:

• Chocolate

• Café y alcohol

• Comida frita y con alto contenido graso

• Productos de menta (por ejemplo, pastillas de menta, menta verde)

• Bebidas con gas, y frutas o jugos cítricos

• Salsa de tomate, Ketchup, mostaza y vinagre

• Condimentos, picantes, ajo y cebolla

INGRESA A NUESTRA COMUNIDAD EN FACEBOOK

Comments are closed.