Belleza » Acné

Acné

marzo 18, 2015

Se trata de una enfermedad característica de la adolescencia en la que aparecen lesiones en la piel. Sepa más de ella y sus tratamientos

El acné es una enfermedad que se caracteriza por la aparición de lesiones en la piel como consecuencia de una foliculitis, una inflamación y posterior infección del poro folicular (orificio de salida del pelo). Este trastorno puede llegar a tener implicaciones psicológicas y sociales, especialmente entre las personas que trabajan de cara al público. Esto hace que aumente el grado de tensión emocional y, en consecuencia, empeore el acné.

Causas

El acné se presenta cuando se taponan los orificios diminutos en la superficie de la piel llamados poros. Cada poro es una abertura a un folículo, el cual contiene un cabello y una glándula sebácea. El aceite secretado por la glándula ayuda a eliminar las células cutáneas viejas y mantiene la piel suave. Cuando las glándulas producen demasiado aceite, los poros pueden resultar obstruidos y se acumula suciedad, bacterias y células, lo que da lugar al acné.

Esta enfermedad tiende a ser hereditaria y puede desencadenarse por diversos factores, como cambios hormonales relacionados con la pubertad, cosméticos o productos para el cabello grasosos, ciertos fármacos, niveles altos de humedad y sudoración.

Diagnóstico y tratamiento

El diagnóstico es clínico y la evaluación incluirá un interrogatorio detallado y un examen físico para clasificar el tipo de acné y el posible tratamiento. En ocasiones pueden requerirse exámenes complementarios ante la sospecha de trastornos hormonales asociados.

En la actualidad existen distintas alternativas combinando el uso de medicación tópica, oral y técnicas complementarias según el tipo de acné. Es muy importante la consulta con el especialista ya que la elección del tratamiento dependerá de diversos factores. Además de cosmetología, se utilizan las siguientes técnicas:

-Peeling: Consiste en la aplicación de diferentes sustancias, seleccionadas según cada caso particular, mediante las cuales se produce una renovación de las capas superficiales de la piel.

-Microdermoabrasión: Es una abrasión con puntas de diamante que permite renovar las células y afinar la piel, aumentando el tono y elasticidad de la misma.

-Terapia fotodinámica: La aplicación de luz visible roja y/o luz pulsada intensa sobre las zonas a tratar permite disminuir las lesiones y mejorar el tamaño de los poros, el tono y la textura de la piel.

-Laser fraccional: Es un método no invasivo que actúa mediante la emisión de miles de minúsculos haces que penetran en la piel a modo de profundas columnas térmicas hasta la dermis profunda.

Prevención

El tratamiento del acné en estadios tempranos colabora minimizando parcialmente la aparición de lesiones inflamatorias. Además, son varias las medidas de cuidado personal que se pueden tomar:

-Limpiar la piel delicadamente con un jabón suave que no cause sequedad y retirar toda la suciedad o maquillaje. Lavarse una o dos veces al día, incluso después del ejercicio. Sin embargo, evitar refregar y lavar la piel en forma repetitiva.

-Lavar el cabello con champú diariamente, en especial si es grasoso. Peinar o llevar el cabello hacia atrás para mantenerlo fuera de la cara.

-Tratar de no apretar, rascar, escarbar ni frotar los granos. Aunque sea tentador hacerlo, puede llevar a cicatrizaciones e infecciones de la piel.

-Evitar las cremas o cosméticos grasosos. Retirar el maquillaje en las noches. Los productos no comedogénicos han sido probados y se ha comprobado que no taponan los poros ni causan acné.

La opinión de la especialista
Doctora Débora Kaplan.

-¿Cómo pueden influir la dieta y la alimentación en el acné?

No hay evidencias de la influencia de la alimentación sobre la evolución del acné. Sin embargo, algunos pacientes refieren un empeoramiento de su enfermedad luego de la ingesta de algunos alimentos como el chocolate, la manteca, el dulce de leche o las comidas grasas.

-¿En qué sexo y edad se presenta con más frecuencia?

Afecta en su gran mayoría a adolescentes y adultos jóvenes, con un pico de incidencia entre los 12 a 24 años. El 85% de los adolescentes se ve afectado por esta condición, algunos manteniéndola durante toda su vida adulta.

-¿El estrés puede causar acné?

Muchos pacientes relatan que su acné empeora en situaciones de estrés emocional. Aunque los datos objetivos son limitados, hay evidencias que sugieren que el estrés puede influenciar en el curso del acné.

¿Cómo es el tratamiento?

Se combina el uso de medicación tópica, oral y técnicas complementarias de medicina estética, según el tipo de acné.

Comments are closed.