Salud Ginecología Afecciones ginecológicas

Afecciones ginecológicas

Julio 26, 2017

Diagnóstico, tratamiento y prevención De la candidans albicans y dermatitis de contacto.

Las consultas por prurito, ardor e irritación en la zona genital son muy comunes en el consultorio ginecológico. Muchas veces se deben al uso de ropa interior y  pantalones ajustados. Hablamos con especialistas en el tema quienes nos explicaron cómo cuidarnos y nos dan sus consejos de prevención.

La salud vulvar depende de que la piel y la mucosa de la vulva se mantengan en equilibrio con el medio ambiente, razón por la cual, todo lo que ejerza una alteración de la relación entre la vulva y el medio ambiente facilita que ésta se irrite o adquiera determinadas afecciones. Por eso es tan importante mantener la homeostasis o equilibrio de la humedad y temperatura de la vulva.

El uso de determinado tipo de prendas ajustadas combinado con las altas temperaturas puede ocasionar afecciones a nivel de la zona vulvar y vaginal de la mujer. En estos casos es aconsejable no automedicarse y recurrir al especialista indicado, el ginecólogo/a, quien está autorizado a diagnosticar y medicar de acuerdo a la patología correspondiente.

AFECCIONES FRECUENTES

Vulvovaginitis candidiásica

  • Es una afección que puede tener lugar a cualquier edad e incluso puede ser que ciertos cambios hormonales resulten en una mayor predisposición a tenerlas. Es producida por “Cándida Albicans”, un hongo frecuente en la vulva y debido al cambio de las condiciones climáticas, el aumento de la humedad y el uso de ropa interior, no adecuada o en forma inadecuada, que no permita la transpiración de la piel de la vulva aumentan el número de gérmenes patógenos presentes que generan síntomas: el más frecuente es el prurito o picazón.
  • El prurito vulvar lleva a un rascado crónico; a su vez, se producen lesiones, por ejemplo úlceras, que pueden complicarse con sobreinfecciones bacterianas y se genera un círculo vicioso. Asimismo, otra manifestación puede ser la aparición de flujo vaginal, que habitualmente en el caso dela Candidiasisvaginal es blanco y grumoso. La modificación de la temperatura y la humedad durante la época estival hace que la mujer esté más predispuesta a contraer este tipo de infección.
  • Estas infecciones no tienen ningún factor hereditario. Si una persona tiene procesos de infecciones por micosis o vulvovaginitis recurrentes, se debe investigar si hay algún estado de inmunodepresión o alteración del nivel de glucemia (diabetes) ya que este tipo de enfermedades favorecen la aparición de este tipo de infecciones en forma recurrente.

Dermatitis de contacto

  • Es una afección de la piel de la vulva producida por una irritación, es decir, por un contacto que se manifiesta en el prurito vulvar crónico. La diferencia que se puede destacar con la vulvovaginitis es que no es un proceso infeccioso sino uno irritativo que puede haber sido causado por un agente de contacto.
  • Generalmente, las dermatitis irritativas se tratan con agentes tópicos en forma de ungüentos con corticoides locales o con antihistamínicos, cuando tienen pruritos intensos. Mientras que en el caso de la  vulvovaginitis los tratamientos consisten en cremas de aplicación local, óvulos vaginales o comprimidos que se toman vía oral dependiendo de la severidad de esta afección.

Bajo la lupa

Vagina

  • Es un órgano que en su parte superior se comunica con el cuello uterino, mientras que por la parte inferior se abre al exterior de la zona vulvar.
  • Además de ser un canal elástico de unos7 a10 centímetrosde longitud y de estar situada entre el recto y la vejiga, sus paredes están formadas por un estrato de musculatura, revestido de una capa mucosa, cuyos cambios son periódicos según el momento del ciclo menstrual que se encuentre la mujer.
  • En las mujeres vírgenes dicho orificio está recubierto por una membrana denominada “himen” cuya ruptura se da en las primeras relaciones sexuales completas.

Vulva

  • Bajo ésta denominación se engloban los genitales externos, aquellos situados por delante y debajo de la sínfisis púbica.
  • Es una estructura que en su zona central forma el vestíbulo vaginal, donde se localizan el orificio de la uretra y la entrada a la vagina.
  • En la parte superior, se encuentra el clítoris formado por dos cuerpos cavernosos que se unen en una estructura llamada capuchón clitoridiano.
  • Estos tres elementos son rodeados por los labios menores y en el exterior se encuentran los labios mayores que rodean a los anteriores y que se unen en el denominado “Monte de Venus”, el área pilosa de la vulva.

Recomendaciones para el cuidado de la zona vulvar

Higiene adecuada

  • No debe ser excesiva, a saber: la higiene tiene que ser aquella provista durante la ducha diaria, de arriba hacia abajo puesto que los baños de asiento perjudican.
  • Idealmente se aconseja utilizar jabón neutro de glicerina o uso de jabones líquidos que acidifican el medio vulvar y vaginal. Estos serían los más recomendados.
  • Es preciso suspender el uso del bidet, ya que el agua, por un mecanismo de continuidad, entra en la vagina y al ingresar expulsa los gérmenes habituales y propicia el crecimiento de los gérmenes patógenos.
  • Realizar un riguroso secado tras el lavado para evitar la humedad que favorece el desarrollo de bacterias y gérmenes causantes de las infecciones vaginales.
  • No utilizar perfumes o desodorantes vaginales.

Ropa habitual conveniente

  • No es bueno usar bombachas de lycra, nylon o materiales sintéticos. Se recomiendan las de algodón.
  • Se desaconseja aquellas de tipo cola-less en forma permanente así como tampoco se sugiere el uso de los protectores diarios.
  • Se recomienda el uso de ropa holgada a fin de evitar la fricción constante por una prenda ajustada y no generar o perpetuar estos problemas.

Lavado de las prendas

  • Evitar los jabones perfumados.

Una molestia vulvar no es una infección urinaria

  • Las afecciones vulvares pueden traer molestias al orinar, razón por la cual, pueden simular una cistitis pero no son las causantes de una infección urinaria. La diferencia más importante es que ésta última es una infección del tracto urinario y la principal causa es infecciosa.
  • Generalmente, es causada por la bacteria Escherichia Coli  y se trata con antibióticos. Los síntomas más comunes son: orinar en pequeñas cantidades, con dolor y muchas veces en el día. El cuadro de la cistitis está dado por el tenesmo vesical, la disuria y poliaquiuria respectivamente.
  • La infección urinaria puede dar los mismos síntomas que los problemas vulvares pero vale la pena aclarar que son de diferente origen, aunque uno puede mimetizar al otro.
  • Los grupos más propensos a tener infección urinaria, son las pacientes inmunodeprimidas, diabéticos y/o con alteraciones y anomalías de la vía urinaria.

Signos de las infecciones urinarias

  • Ardor al orinar
  • Dolor después de orinar
  • Mal olor en la orina
  • Color de la orina más oscura de lo normal
  • Aumento de la frecuencia urinaria pero disminución de la cantidad de orina
  • Dolor abdominal y lumbar
  • Fiebre, dolor de cabeza.
  • Náuseas, vómitos
  • Cansancio, fatiga, mareo
  • Irritabilidad, inapetencia

ASESORAMIENTO: Profesor. Doctor Silvio Tatti, Director del “Programa de Prevención, Diagnóstico, Terapéutica y Vacunación en Patologías del Tracto Genital Inferior” del Hospital de Clínicas “José de San Martín”.

Doctora Verónica Suzuki, médica ginecóloga, miembro del  mismo Programa.

Fellow dela ISSVD(Sociedad Internacional para el Estudio de Enfermedades Vulvo vaginales) y docente adscripta ala Facultadde Medicina de la Universidadde Buenos Aires.

INGRESA A NUESTRA COMUNIDAD EN FACEBOOK

 

Comments are closed.