Nutrición Algarroba: Para una repostería natural

Algarroba: Para una repostería natural

Mayo 26, 2017

Por su alto contenido en sustancias azucaradas e hidratos de carbono, es un alimento energizante. Además, por su sabor puede reemplazar al cacao en la repostería.

Científicamente, se lo denomina Ceratonia Siliqua; el árbol de algarrobo se desarrolla en el norte de Argentina y pertenece a la familia de las Leguminosas. Entre el mes de noviembre y diciembre, se recolectan los frutos de esta planta, los cuales contienen en su interior sus respectivas semillas y una pulpa de sabor dulce y de color amarillo.

A partir de la molienda de los frutos de las vainas y de sus semillas, surge la harina de algarroba. Ésta es de uso comestible y posee valiosas propiedades nutritivas y terapéuticas.

COMO UNA GOLOSINA, PERO MÁS NUTRITIVA

Así definen los especialistas en nutrición a la harina de algarroba, pues posee una importante composición nutricional y, a la vez, es atractiva para el paladar de los chicos, gracias a que su sabor es similar al del cacao; por lo tanto, éste puede ser sustituido por esta harina a la hora de preparar chocolates o cualquier otro postre de repostería.

VALOR NUTRICIONAL

• Aporta un cuarenta y cuatro por ciento de azúcares como, por ejemplo, sacarosa,

fructosa y glucosa. También, se destaca la presencia de calcio, hierro y potasio, entre otros; y sales minerales como magnesio, cinc, silicio y fósforo.

• Posee hidratos de carbono, proteínas y fibras, por lo que resulta ser un alimento muy energizante, ideal para los niños (en etapa de crecimiento), para las personas que practican deportes y para los adultos mayores.

• Es mínimo su aporte en grasas y las que contiene son favorables para el organismo. Posee ácido graso oleico y linoleico, sustancias que el cuerpo no puede fabricar.

• Contiene vitaminas A, B1, B2, C y D. Además, entre otros componentes, la harina de algarroba posee taninos y mucílagos

FAVORECE EL SISTEMA DIGESTIVO

Gracias a sus propiedades astringentes y antidiarreicas, la harina de algarroba resulta beneficiosa para combatir la diarrea, los vómitos infantiles y la gastritis, y también para regular las alteraciones intestinales.

POR QUÉ   ES DULCE

Básicamente, esta característica se produce gracias a su alto contenido en sacarosa y, también, por la participación de otras sustancias como, por ejemplo, la maltosa y el almidón. Este último está presente en mínimas cantidades.

CONTRAINDICACIONES                                                

Hasta el momento, no se ha observado ninguna contraindicación o efecto adverso de la harina de algarroba. No obstante, es conveniente que las personas que estén realizando algún tipo de tratamiento médico consulten con su especialista antes de incorporarla en las elaboraciones de repostería.

SEMILLAS DE  ALGARROBA

De estas semillas se obtiene una goma llamada “ceratonia” o “caruba”, la cual posee propiedades emulsionantes, gelificantes, laxantes y estabilizantes. Esta goma se utiliza como aditivo en la preparación de helados, salsas para ensaladas, gelatinas para bizcochos, etcétera.

Es una buena opción  dietética

La harina de algarroba puede sustituir al cacao en la elaboración de chocolates y cualquier otro postre de repostería. Es un aliado para las personas con diabetes. De todas formas siempre antes de su consumo, consulte a su médico.

Receta: Torta esponjosa de algarroba

Ingredientes

• 1 taza de aceite de oliva extra virgen.

• 1 taza de miel de cebada.

• 4 huevos orgánicos.

• 1 cucharada de postre de esencia de vainilla natural.

• 1 y 2/3 de taza de harina integral superfina.

• 1/3 de taza de harina de algarroba.

• Una pizca de sal marina.

• 1 cucharadita colmada de bicarbonato de sodio.

Preparación  

1. Colar tres veces las harinas, el bicarbonato y la sal. Reservar.

2. Colocar en un bol el aceite, los huevos y la miel. Batir con batidora hasta obtener una mezcla cremosa.

3. Unir la esencia y los ingredientes reservados en forma envolvente.

4. Colocar papel parafinado sobre la base de un molde.

Aceitarlo y enharinarlo.

5. Volcar la preparación y llevar a cocinar a horno a temperatura media (entre 30 y 40 minutos). Decorar con queso mascarpone y frutos del bosque.

Comments are closed.