Salud » Pareja y Sexualidad » Alimentos y vitaminas que mejoran el rendimiento sexual

Alimentos y vitaminas que mejoran el rendimiento sexual

enero 19, 2016

No son mágicos, sino que algunos están comprobados por la ciencia: sus componentes optimizan el funcionamiento de la sexualidad.

  • ¿Hay alimentos que pueden favorecer la vida sexual?
  • A mucha gente le obsesiona el tema de los alimentos afrodisíacos, pero afirmar que estos existen sería de alguna manera una exageración y una vuelta a las leyendas.

De todos modos resulta innegable que algunos alimentos aportan nutrientes (vitaminas, minerales, enzimas, antioxidantes, sustancias tónicas y estimulantes, ácidos grasos mono y poliinsaturados) que mejoran determinadas funciones relacionadas con la sexualidad.

  • ¿Por ejemplo?
  • El funcionamiento prostático está relacionado, en parte, con los alimentos de la dieta. Algunos lo favorecen y otros lo perjudican; entre los primeros están el aceite de oliva extravirgen de 1era presión en frío, el de sésamo, de ajo, de prímula y de salmón (se comercializan en cápsulas), las almendras y las nueces (estas últimas justamente son considerados por la cultura popular como que favorecen el rendimiento sexual).
  • En este caso -las nueces, las almendras- tanto como las semillas de zapallo, girasol, chía o sésamo, tienen una capacidad antioxidante por su contenido en vitamina E y ácidos grasos saludables, además de manganeso, zinc (mineral que tiene una función antioxidante y también es un nutriente prostático y testicular al igual que neutralizaría en parte la oxidación de la LDL o colesterol malo), asimismo poseen un adecuado contenido en magnesio -mineral necesario para la producción del líquido prostático y de los espermatozoides (en este caso en los testículos). Los nutrientes mencionados además protegen las arterias-.

Un rubro a tener en cuenta son ciertos productos herbarios que ingeridos como infusiones, tintura madre o extracto seco suelen ser tónicos y estimulantes sexuales como la damiana, guaraná, ginseng, ginkgo biloba, maca, Tríbulus terrestris, las brasileñas catuaba y maurapuama.

  • ¿Existe algún suplemento dietario recomendable?
  • El polen de abejas es un buen tónico general y mejora la función prostática. Los licopenos, sustancias presentes en el tomate y en el morrón rojo, son excelentes antioxidantes prostáticos. Los picantes, la cafeína y el alcohol contribuyen a desmejorarla.

Las crucíferas (repollo, brócoli, coliflor) que tienen carotenoides, vitamina C y tiocianatos (factor anticancerígeno) y el perejil son limpiadores de radicales libres (función antioxidante).

  • ¿Qué otro consejo nutricional nos puede dar?
  • Es interesante remarcar un concepto de los médicos norteamericanos: el de “Nutritional Healing” (curación nutricional); los naturistas también tienen una frase para esto: que el alimento sea tu remedio. Algunos han hablado de nutrimentos para denominar aquellos nutrientes con función curativa. Por lo menos habría que pensar en que la alimentación no se torne tóxica para el organismo: evitar las grasas saturadas y el colesterol, disminuyendo los azúcares refinados en todas sus formas (feculentos, azúcar común, pastas blancas) con el agregado de fibras, cereales integrales, frutas y verduras, aumento de la ingesta de pescado de mar en detrimento de las carnes rojas. Le prestaría interés a una especie como la cúrcuma, poderoso antioxidante y antiaging. Aumentar la ingesta de fibras (salvado de avena y de trigo) que inhiben la absorción de las grasas y de azúcar a nivel intestinal y, además de dar saciedad, hay trabajos que hablan que nos protegen del cáncer de colon.

CONSEJOS SALUDABLES

La buena salud es un concepto integral, al que no escapa la sexualidad. Por eso, si la cuidamos, también estaremos cuidando nuestro disfrute sexual.

  • Seguir una alimentación saludable. Reducir el consumo de Hidratos de carbono simples, grasas saturadas y sal. Aumentar el consumo de pescados de mar, las frutas, verduras, cereales integrales, las fibras alimentarias. Beber dos litros de agua por día (puede ser en infusiones, sopas, jugos, agua natural).
  • Realizar actividad física (por ejemplo, caminatas diarias de 4 a 5 Km) que ayuda a reducir las grasas de la sangre, disminuir los niveles de presión arterial cuando hay hipertensión, bajar de peso y aumentar el flujo de las colaterales de las coronarias, siempre teniendo el cuidado de hidratarse.
  • Realizar técnicas de relajación, combinadas con actividades aeróbicas (marchas, bicicleta, natación, acuagym o gimnasia) y anaeróbicas.

Comments are closed.