Buenas Noticias » Bayer cumple 100 años en Chile

Bayer cumple 100 años en Chile

julio 24, 2014

La empresa de origen alemán que revolucionó la salud mundial con la Aspirina, cumple un siglo en Chile. Hoy sus productos combaten el cáncer, protegen la salud de salmones y uvas de exportación e incluso  se encuentran en aviones que vuelan con energía solar.
Productos como el Yastá fueron innovaciones de Bayer hechas en Chile, que desde acá salieron al mundo.
Frases como “Si es Bayer, es bueno”,  “tómate una Aspirina”, o “Un vaso, agua y… Yastá”  han pasado a formar parte de la cultura popular de los chilenos. Hoy Bayer, empresa nacida en Alemania,  cumple 100 años en Chile.

Para muchos Bayer es sinónimo de Aspirina, el ácido acetilsalicílico que revolucionó la salud mundial en 1899, y que hoy toman más de 2 millones de chilenos al año. La historia de Bayer ha sido escrita a través de la innovación. Cada día, 13.700 científicos de la compañía trabajan para generar productos que mejoran la calidad de vida de las personas. La innovación también ha surgido desde nuestro país. Productos como la Aspirina 100 en bajas dosis y Yastá fueron desarrollados en Chile y de aquí salieron al mundo.

La empresa, que fue pionera en la década de 1920 al incorporar a las chilenas al trabajo en sus oficinas, acompaña hoy a 130 mil chilenas en su planificación de la natalidad. Al mismo tiempo, ha desarrollado tratamientos para seis tipos de cáncer de alta prevalencia en nuestro país.

Los productos Bayer no solo están presentes en la salud de las personas, sino también en la de los animales, con tratamientos para 440 mil mascotas en Chile, desparasitando a 120 millones de salmones al año;  y en el campo chileno, donde detiene el avance de las malezas resistentes en un tercio del trigo del país, controla plagas en el 80% de la uva exportada, y ha capacitado a más de 16.000 personas en el uso seguro y eficiente de productos fitosanitario, a través de un programa llamado Agrovida.

Con sus áreas HealthCare, CropScience y MaterialScience, Bayer está en la vida cotidiana de millones de personas. En el botiquín de las familias, en los colchones en los que descansa más del 50% de los chilenos -gracias al desarrollo de distintos tipos de poliuretano-, e incluso en el primer avión  que está experimentando volar solo  con energía solar: Solar Impulse.

En 1939 el químico de Bayer, Gerhard Domagk, recibió el premio Nobel de Medicina por la creación del Prontosil, el primer antibiótico de alto espectro. Reconocimientos como este son parte del aporte de Bayer en mejorar la calidad de vida de las personas, una empresa que a través de su visión de una ciencia para una vida mejor, ha contribuido al desarrollo científico, tanto de Chile como del mundo.

Comments are closed.