Nutrición » Beneficios de cocinar en wok

Beneficios de cocinar en wok

febrero 9, 2016

cocinar-wokEs posible preparar alimentos crujientes -conservando el sabor original y sus aportes nutricionales-, con poco aceite y de manera rápida utilizando esta milenaria herramienta de origen chino.

El wok existe en China desde hace miles de años y, poco a poco, su uso se está popularizando en la cocina occidental, principalmente porque los objetivos que comienzan a preponderar son que la comida sea muy sana y que se respeten los sabores originales de los alimentos.

La diferencia principal entre un wok y una sartén tradicional está dada por el material y la forma que posee: el espesor del hierro colado y sus paredes altas y curvas posibilitan obtener temperaturas muy elevadas, impensadas con sartenes o cacerolas comunes. Además, su base cóncava y estrecha obliga a utilizar cantidades muy pequeñas de aceite.

Veamos sus ventajas.

  • Es práctico e higiénico. En el wok pueden prepararse toda clase de alimentos. Además, resulta muy fácil de limpiar: sólo necesita lavarse con agua y secarse muy bien.
  • Ofrece rapidez. En el wok, la comida se cocina con mucha velocidad. El secreto está en la preparación de los ingredientes que, cortados en porciones pequeñas y parejas, obtienen una cocción perfecta en pocos minutos.
  • El agua de la verdura se evapora en pocos segundos, sólo con entrar en contacto con el aceite caliente. ¿Resultado? El interior del alimento se calienta pero no termina de cocinarse por completo, lo que produce su sabor característico.
  • La cocción se efectúa a temperaturas muy elevadas y durante un corto tiempo, lo que posibilita mantener el sabor y el color originales de los alimentos. La base circular y sus paredes altas distribuyen el calor uniformemente.
  • El troceado de los alimentos. El pueblo chino, tradicionalmente no usa cuchillo en la mesa, por eso los alimentos tienen un troceado previo muy meticuloso. Además las porciones pequeñas también se cocinan más rápido y con muy poco aceite.
  • Otro de los beneficios que ofrece el wok, gracias a su diámetro extenso, es su rápido manejo para cocinar grandes cantidades de alimento. Aunque hay distintos tamaños, se sugiere como mínimo un wok con un diámetro de 35 centímetros, ya que permite cocinar cómodamente de dos a seis porciones.
  • Una curiosidad que habla de la popularidad de este útil aliado: en los países nórdicos ya existe una cadena llamada Hot Wok Cafe, en donde se pueden saborear exquisitos platos preparados con wok durante las 24 horas del día.
  • También se puede utilizar el wok como si fuera una cazuela común para cocinar a fuego lento los guisos,o al vapor mediante prácticos cestos de bambú colocados sobre su boca.

RECETAS FÁCILES CON WOK

Verduras sofritas

Ingredientes (4 porciones):

• 10 g de hongos secos

• 200 g de repollo

• 75 g de champiñones

• 50 g de porotos verdes finos

• 250 g de tofu

• 3 cucharadas de aceite de oliva

• 2 cucharadas de sal

• 1/2 cucharadita de azúcar moreno

• 1 cucharada de salsa de soja

• 1 cucharada de aceite de sésamo

Preparación:

Remoje los hongos en agua fría durante 25 minutos y, luego, corte los tallos duros. Corte en trocitos el repollo y en mitades los champiñones y los porotos verdes. Divida el tofu en 12 trozos y póngalos 2 minutos en un recipiente de agua hirviendo. Una vez escurridos, dórelos en el aceite caliente del wok. Retírelos y agregue al wok las verduras restantes, sofriéndolas durante dos minutos. Agregue los trocitos de tofu, la sal, el azúcar y la salsa de soja. Sofría un minuto, tape y cocine tres minutos. Sirva en una fuente caliente y rocíe con aceite de sésamo.

Manzanas con miel

Ingredientes (4 porciones):

• 1 limón

• 4 manzanas

• 50 g de mantequilla

• 2 cucharadas de azúcar morena

• 2 cucharadas de miel

• 1 cucharada de canela molida

Preparación:

Corte la piel del limón en tiritas muy finas. Lave las manzanas y córtelas en rodajas de 1 centímetro de ancho. Rocíe con el jugo de limón. Caliente el wok, agregue la mantequilla, el azúcar, la miel líquida y la canela, y revuelva hasta que

el azúcar se derrita y la salsa burbujee. Luego, incorpore las manzanas y la piel del limón, y deje freír 4 ó 5 minutos, hasta que la fruta esté tierna e impregnada de salsa. Sirva caliente y, si lo desea, con un poco de crema encima.

Comments are closed.