Belleza » A cada edad, su crema

A cada edad, su crema

noviembre 28, 2014

La doctora Patricia Dermer, dermatóloga, comenta que los cuidados y la elección de cada producto van a depender de las distintas edades. Algunas cuestiones que detalla la especialista para tener en cuenta.

De los 20 a los 30 años: no es necesario que los productos utilizados en esta etapa contengan activos anti-age. Si se le otorga al cutis una buena humectación, se retarda la aparición de los signos del envejecimiento. Comúnmente a partir de los 30 años, si la piel no ha sido expuesta a las radiaciones UV (ya que si es así, puede tener un envejecimiento prematuro), se comienza con el uso de algunos productos anti-age (con Vitamina C, Argireline, Péptidos, Coenzima Q10, Ácido Hialurónico, Aquaporinas, entre otros). Es importante utilizar desde temprana edad, una foto-protección adecuada.

De los 30 a los 40 años: es indispensable elegir productos antirradicales libres (antioxidantes) y en algunos casos renovadores celulares. Los antirradicales libres más eficaces son: Vitamina A, Vitamina E, Vitamina C (ácido ascórbico), Ácido lipoico, Aceite de Oliva, Extracto de Caviar, Selenio, Silicio, Xantinas, Coenzima Q10 y Té verde.

De los 40 años en adelante: para el tratamiento de pieles maduras se utilizan productos con principios activos combinados, ya que la involución cutánea es un proceso multifactorial: estimulantes celulares que actúan sobre su capacidad de síntesis, reafirmantes capaces de mejorar las propiedades mecánicas de la piel, tensores, fito-estrógenos, antirradicales libres, Coenzima Q10, Ácido Hialurónico, colágeno, DMAE y protectores solares. Cuando comienzan a hacerse visibles manchas y arrugas más profundas, es necesario utilizar también productos blanqueadores y renovadores celulares, para afinar el cutis y atenuar la pigmentación. Por otro lado, la piel tiende a deshidratarse y se puede sentir tirante, ver opaca y descamada. Para estos casos, se pueden utilizar productos con ceramidas, fosfolípidos, ácidos grasos esenciales, y todos aquellos principios activos hidratantes y humectantes. Hoy en día se cuenta también con productos que poseen células madres vegetales, y son totalmente anti-age. Estas fórmulas estimulan el normal funcionamiento de las células y compensan los cambios producidos por el envejecimiento. ¿Un dato más? Durante los 40, el estrato córneo (la capa externa de la epidermis) se torna más espeso. Este proceso se puede atenuar con el uso regular de un exfoliante tres veces por semana.

De todas formas, la doctora Dermer aclara que los activos no tienen edad, y lo que importa es el estado de la piel; o sea, darle lo que necesita en el momento del diagnóstico cutáneo. Y para esto es muy importante la consulta con un médico dermatólogo que indique la fórmula adecuada que necesita cada persona.

Comments are closed.