Actividad Física » Caminata aeróbica: ¿Cómo hacer de la caminata una actividad física?

Caminata aeróbica: ¿Cómo hacer de la caminata una actividad física?

septiembre 1, 2015

El ejercicio de caminar debe cumplir los requisitos de tiempo mínimo -20 minutos continuos de actividad-  y  frecuencia – por lo menos 5 veces por semana –  para tener efectos beneficiosos.

El proceso de “quemar grasas” comienza recién a los 15 minutos de comenzado el ejercicio; antes de ese tiempo, sólo se utiliza como energía la glucosa.

¿Transpirar es un signo de que el ejercicio “esta haciendo efecto”?

No, el fenómeno de transpirar sólo está indicando la manera que tiene el cuerpo de enfriarse ante el calor que se está generando por la actividad física, lo cual provoca una pérdida de agua y minerales.

¿Es bueno caminar acompañado, o este ejercicio debe ser individual?

Habría que conocer las características del grupo o el compañero en cuestión, ya que cualquier acompañante deberá asemejarse al ritmo propio de caminata, para que no forzar el ritmo, o por el contrario, hacer una caminara demasiado lenta.

Cuando el cuerpo ya se acostumbra a la intensidad de esa caminata, ¿se deja de perder peso?

No, el descenso de peso se sigue produciendo, pero es posible que este adelgazamiento se vuelva más lento.

Luego del “acostumbramiento”, ¿el próximo paso es realizar otro tipo de actividad física, o aumentar la intensidad de este ejercicio?

En esta etapa,  se aumenta la intensidad de la caminata, para evitar que la frecuencia cardíaca disminuya, y deje de corresponder a los parámetros del ejercicio aeróbico.

¿Qué es más efectiva: caminata “tradicional” o la que se practica en la cinta, en el gimnasio?

Si se mantiene la misma duración, intensidad y frecuencia semanal  los dos tipos de caminata conservan los mismos efectos y beneficios.

¿Es conveniente utilizar fajas reductoras y otro tipo de indumentaria que asegura eliminar grasas?

No; estas prendas no tienen ningún efecto sobre el consumo de grasas localizadas o aumento del gasto para la actividad desarrollada. Su acción se limita a provocar una mayor eliminación de líquidos por transpiración, la cual debe ser recuperada  inmediatamente  con la hidratación adecuada.

Comments are closed.