Buenas Noticias » Células Madre: Tratamiento para lesiones deportivas

Células Madre: Tratamiento para lesiones deportivas

junio 22, 2016

 

En un año cargado de actividades competitivas, la terapia celular se presenta como una alternativa para los deportistas de alto rendimiento. Cada vez son más los que recurren a estas innovadoras terapias, gracias a su poder regenerador y antiinflamatorio.

La Copa América Centenario y los Juegos Olímpicos de Río, que se realizarán entre el 5 al 21 de agosto, son instancias de alta competencia que dejan en evidencia la exigencia a la que están sometidos los deportistas profesionales. Por ello, cualquier tecnología que apunte a disminuir los tiempos de recuperación y mejorar la calidad del tejido dañado, es de gran utilidad para los atletas.

Quienes practican deportes habitualmente están expuestos a sufrir diversas lesiones, tales como desgarros musculares y tendinopatías. En Chile, los padecimientos traumatológicos más comunes son los de cartílago, –que comprenden principalmente cadera, rodilla y tobillo – lesiones que además de ser dolorosas requieren un largo tiempo de recuperación. Sin embargo, los avances en la medicina regenerativa y deportiva han permitido que el uso de células madre en estos padecimientos sea considerado una alternativa exitosa.

La medicina basada en el uso de células madre puede llegar a ser una fuente regeneradora de tejidos y así recuperar estructuras dañadas, tales como huesos, articulaciones o tendones.

“Las células mesenquimáticas, las cuales pueden obtenerse de varias fuentes como tejido de cordón umbilical, médula ósea, tejido adiposo, diente de leche, entre otras, se utilizan actualmente en Chile en tratamientos de lesiones osteoarticulares, como, por ejemplo, en deportistas para acelerar los procesos regenerativos y con muy buenos resultados”, afirma Ilse Müller, Directora Técnica del Laboratorio de VidaCel, el banco de criopreservación con más trayectoria en nuestro país.

En la actualidad, cada vez más deportistas recurren a estas innovadoras terapias, ya que además de su poder regenerador y antiinflamatorio, no tiene efectos adversos o posibilidad de rechazo, ya que en la gran mayoría de los casos, las células madre se extraen de los tejidos del mismo paciente.

Casos de éxito existen y con rápidos resultados, uno de ellos se produjo en el Mundial de Brasil 2014, donde el futbolista argentino Ángel Di María se trató una lesión con células madre, lo que le permitió recuperarse rápidamente y estar en la banca del equipo albiceleste en el partido final con Alemania. Otro ejemplo de tratamientos de este tipo fue el que se le realizó al tenista profesional Rafael Nadal.

Antes, la extracción de células madre se hacía al momento de nacer, desde el cordón umbilical (sangre del cordón), útiles para el tratamiento de enfermedades relacionadas con la sangre, como por ejemplo la leucemia. Hoy, en tanto, es posible obtener células madre mesenquimales de tejido de cordón umbilical, tejido graso y pulpa dental, permitiendo la regeneración de tejidos dañados, además de cartílagos, huesos, piel o músculos, lo que abre grandes posibilidades de tratamientos también en adultos, como es el caso de deportistas, quienes recurren a las células madre cuando los métodos convencionales no han dado resultados.

Comments are closed.