Salud » Salud Alternativa » Chia: la semilla anti-colesterol

Chia: la semilla anti-colesterol

mayo 6, 2015

La semilla de Chia comenzó a usarse en la alimentación humana unos 3500 años antes de Cristo y se convirtió en un cultivo básico en el centro de Méjico entre 1500 y 900 a. C. Los aztecas recibían semilla de Chia como tributo anual de los pueblos conquistados y la ofrendaban a los dioses durante las ceremonias religiosas. Sus semillas eran utilizadas como alimento y en la elaboración de medicinas. Llegó a ser uno de los principales cultivos, superado sólo por el maíz y el poroto.

Su uso en las ceremonias religiosas paganas y su dificultad para adaptarse a las condiciones climáticas europeas, sometieron a la Chia a 500 años de olvido. Su cultivo sobrevivió sólo en pequeñas zonas en áreas montañosas del sur de Méjico y Guatemala, hasta 1991. En ese año se inicia un programa de investigación y desarrollo que reconociendo sus propiedades trabajó  para su recuperación.

Aceite de Chia: Nueva Fuente Natural de Omega-3

Las semillas de Chia contienen una variedad de ácidos grasos, y son particularmente ricas  en ácido alfa-linolénico (60-63%),

Debido a su alto contenido en ácidos grasos Omega-3, el aceite de Chía reduce el riesgo cardiovascular actuando como sustrato para la transformación enzimática en DHA (ácido docosahexanoico) y EPA (ácido eicosapentanoico).

El ácido alfa- linolénico constituye el 60 % de los ácidos grasos totales de la Chia, convirtiendo a este producto en la fuente más importante de ALA (ácido alfa-linolénico) de nuestra dieta.

Omega 3 y prevención cardiovascular

Las enfermedades cardiovasculares (ECV) son una de las principales causa de muerte en Canadá, USA y también en la Argentina.

Las medidas dietéticas para reducir el riesgo de ECV se enfocan principalmente en la reducción del consumo de ácidos grasos saturados y trans-grasos para disminuir el colesterol de la sangre.

La reducción del consumo de grasa saturada y ácidos trans-grasos, y el incremento del consumo de grasa poliinsaturada, grasa monoinsaturada y fibra, ayuda a disminuir el colesterol total de la sangre y el colesterol LDL. Las dietas ricas en ALA, de las cuales la Chia es una de las mejores fuentes, brindan protección  de muertes cardíacas repentinas y embolias.

Los datos científicos y clínicos emergentes de los estudios secundarios de intervención exhiben suficiente evidencia sobre el potencial preventivo que tienen los AGPI Omega-3 sobre la salud, en particular por sus efectos sobre la evolución de enfermedades cardiovasculares y estados inflamatorios crónicos.

Si bien no se ha establecido con precisión una “dosis diaria recomendada” de Omega-3, se sabe que incrementarlo mediante la dieta y suplementos es una decisión prudente.

La Asociación Americana del Corazón y el Departamento de Salud del Reino Unidor recomiendan el consumo de 2 a 4 gramos diarios de Omega-3 para personas con triglicéridos altos. Asimismo, junto con la OMS (Organización Mundial de la Salud) recomiendan incrementar el consumo de Omega-3 a la población en general.

Efectos cardioprotectores de los Omega-3

  • Favorece la circulación sanguínea.
  • Regula la hipertensión arterial.
  • Reduce los triglicéridos.
  • Mejora la relación colesterol HDL/LDL.

CHIA: INFORMACION NUTRICIONAL

25 grs. (porción) de semilla de Chia contienen:

Calorías 113,00
Proteínas 4,7 gr.
Ac. Grasos Omega-3 4,6 gr.
Lípidos total 8,4 gr.
Lípidos Saturados 0,7 gr.
Fibra Dietaria 4,5 gr.
Colesterol 0 mg.
Sodio 0 mg.
Calcio 179 mg.
Hierro 12,2 mg.
Magnesio 117 mg.
Manganeso 1,46 mg.
Zinc 0,93 mg.
Fósforo 231 mg.
Cobre 0,61 mg.
Molibdeno 0,95 mg.
Vitamina A 176 ug.
Tiamina (B1) 0,36 mg.
Niacina 2,1 mg.
Riboflavina 0,06 mg.

Comments are closed.