Salud » Cicatrices: Tratamientos para eliminarlas

Cicatrices: Tratamientos para eliminarlas

julio 20, 2015

Aunque no es posible hacerlas desaparecer por completo, hay tratamientos estéticos para disimularlas y mejorar su aspecto.

Las cicatrices pueden formarse por muchas razones diferentes. Pueden aparecer como consecuencia de infecciones, de cirugías, de lesiones o inflamación del tejido. Pueden darse en cualquier parte del cuerpo donde se haya presentado un problema.

Es importante aclarar, para no crear falsas expectativas, que una cicatriz no se logra eliminar totalmente, pero, se puede mejorar su apariencia, atenuar su color y disminuir su espesor.

Cómo se producen

Aproximadamente una semana después de producida una herida, ésta empieza a contraerse. En el caso de las heridas más profundas la contracción tarda de 5 a 15 días. Cuando esa contracción continúa por demasiado tiempo, puede producir desfiguración. La finalidad de la contracción es disminuir el tamaño de la herida. Una herida grande puede reducir su tamaño entre un 40% y un 80%.

Distintas formas

En cuanto a su composición, se observan características muy variadas que derivan en distintos tipos de cicatrices. Según su apariencia pueden ser planas, abultadas, hundidas y/o coloreadas.

Se dice que una cicatriz es hipertrófica cuando sobresale del nivel cutáneo, pero no excede el tamaño de la herida, mientras que la cicatriz queloidea excede la superficie y el tamaño inicial. La posibilidad o probabilidad de desarrollar este tipo de cicatrices está desarrollada genéticamente.

El aspecto final estético de una cicatriz, depende de muchas variables.

  • Entre ellas está el tipo de piel y el color, que juegan un papel importante. No es lo mismo una piel blanca que una más morena. Por lo general, tienen mejor pronóstico las cicatrices producidas en pieles que pertenecen a un fototipo que va del I al III, o sea las más claras.
  • Hay que considerar la localización que tenga la lesión, tanto en el cuerpo como en la cara. También, cuenta la dirección de la herida, el tiempo que haya tardado en caer la costra, y cómo se haya ocasionado la lesión.
  • Tiene importancia, para una mejor evolución, la edad que tenga la persona ya que en los jóvenes la piel se regenera más rápidamente.

Cómo es el tratamiento

El procedimiento dermatológico específico para reducir o eliminar una cicatriz en todos los casos será determinado por el médico. Este tendrá en cuenta el estado general de salud y la historia médica. También la tolerancia a ciertos medicamentos, el uso de productos locales y procedimientos o terapias que podrá o no indicar de acuerdo a cada caso particular.

El médico debe ser objetivo a la hora de prometer resultados. Los procedimientos estéticos tienen gran importancia, pero en primera instancia hay que analizar el alcance y la severidad de la cicatriz.

Existen determinadas técnicas dermatológicas que ayudan a hacer menos visibles las cicatrices.

Estos tratamientos mejoran la apariencia de la cicatriz y en algunos casos las vuelven casi imperceptibles.

  • Por ejemplo las cicatrices que se producen como secuelas de acné, pueden ser hiipertróficas (elevadas) o atróficas (deprimidas). En ambos casos, se pueden intentar tratamientos para mejorarlas estéticamente. De manera preventiva se suelen realizar infiltraciones con corticoides, o efectuar tratamientos compresivos o colocar geles de siliconas.
  • Para disimular las cicatrices atróficas (las que se ven como pequeñas depresiones), pueden emplearse rellenos con ácido hialurónico. Además, entre los tratamientos utilizados en la actualidad, se pueden mencionar como efectivos el Pixel de radiofrecuencia y el láser CO2.

El uso del láser

Es importante destacar que los láseres deben ser empleados por médicos especialmente entrenados, ya que el uso incorrecto puede agravar el caso, producir hipo o hiperpigmentación.

  • Pixel de radiofrecuencia
    El pixel de radiofrecuencia, es un sistema de microplasma fraccionado utilizado para el tratamiento mínimamente invasivo de las cicatrices de acné y otras cicatrices. Actúa sin hacer una ablación de tejido y sin largos periodos de recuperación.Cómo su acción es combinada, el pixel de radiofrecuencia, permite en pocas y rápidas sesiones disminuir algunas cicatrices muy leves.

Es importante explicarle al paciente que con este tratamiento las cicatrices medianamente importantes no desaparecerán, pero mejorarán en forma progresiva. Por otra parte, el procedimiento sirve para disminuir manchas profundas; las ocasionadas por la edad producidas por el sol (lentigos) o cualquier otra hiperpigmnetación que pudiera existir.

El sistema es eficaz en rejuvenecimiento ya que genera nuevo colágeno y reduce las arruguitas más finas. Por este motivo, luego del tratamiento la superficie de la piel se vuelve más suave, mejora la calidad y la textura.

Por tratarse de un método relativamente suave, se recomiendan entre 3 y 5 sesiones, que pueden realizarse cada tres semanas.

Después del procedimiento la piel queda enrojecida por dos días como si se hubiera tomado sol. Luego por otros dos o tres días se siente tirantes y sensación de piel seca y acartonada. Por eso se recomienda el uso de abundante crema hidratante.

  • El láser CO2

Con el sistema de CO2 fraccional, se consigue minimizar o mejorar algunas cicatrices de mediana importancia.

Tiene distintos niveles de uso. Según la profundidad con que se aplique el procedimiento produce distintos efectos en la piel. Esto dependerá de la cicatriz que se deba tratar.

El procedimiento puede disimular las cicatrices hasta un 80%. En algunos casos más rebeldes disminuyen en un 40 %.

Además, este sistema cuenta con una opción de resurfacing (rejuvenecimiento) tradicional de CO2. Por este motivo el tratamiento, también se usa para mejorar el estado general de la piel. Luego de la aplicación luce más tensa, se reduce la profundidad de los poros y contribuye a mejorar la producción de colágeno.

Según la intensidad y la frecuencia que se aplique los resultados variarán. El protocolo recomendado es de 1 a 3 sesiones a intervalos de 3 meses.

Este sistema es apto para ser utilizado en personas con fototipos del I al III, porque en pieles más oscuras, se puede correr el riesgo de padecer manchas.

El tratamiento está contraindicado en quienes tengan la piel bronceada, con melasma, con antecedentes de queloides, que estén tomando medicamentos fotosensibilizantes o que se hayan realizado un peeling o una microdermoabrasión recientemente.

Una vez finalizada la sesión hay que hidratar la piel en forma abundante varias veces al día. Es importantísimo utilizar factor de protección solar 50+. Es un tratamiento que no se debe efectuar cuándo la radiación solar es fuerte.

Asesoramiento dermatológico:
Dras. Vanina De Marco y Karina Nadur, Dra. Adriana Raimondi, dermatólogas

Comments are closed.