Cómo actuar ante los traumatismos dentarios

julio 9, 2012
traumatismos dentarios ni

Los golpes en los dientes son un accidente común en los niños. Nuestra especialista nos explica qué deben hacer los padres frente a esta “emergencia odontológica”.

Se considera al traumatismo dentario como una urgencia. Ante esta “situación odontológica especial”, lo primero que se debe hacer es establecer, a través del interrogatorio, la prioridad entre la atención médica u odontológica. Es decir, se debe evaluar si hubo:

• Vómitos,

• Dolor de cabeza o mareos,

• Amnesia o inconciencia,

• Heridas cortantes, etc.

•  Si el accidentado está en estado de shock, con signos de palidez, transpiración excesiva, taquicardia y escalofríos, es prioritaria la atención médica.

Las preguntas claves que el profesional debe saber

1.¿Cómo ocurrió?, sirve para conocer la fuerza y dirección del impacto, si hay lesiones dentarias, de tejidos blandos, óseos y    neurológicas. Si el golpe fue directo o indirecto.

2.¿Dónde ocurrió?, verificamos si se produjo en un lugar sucio (plazas, calle, etc). Puede ser necesaria la administración de la vacuna antitetánica y antibióticos.

3.¿Cuándo ocurrió?, el tiempo transcurrido desde que se produjo el traumatismo hasta la concurrencia al consultorio es fundamental para decidir sobre el diagnóstico, tratamiento y pronóstico de la lesión.

Clasificación de las fracturas

No es posible predecir la evolución a largo plazo de la pieza dental traumatizada. La respuesta biológica es diferente en cada niño, por eso traumatismos dentarios similares tienen evoluciones diferentes. El fracaso sería la pérdida de la pieza dentaria.

Las fracturas se clasifican en:

Coronarias: implican la corona del diente, su parte visible.Pueden ser expuestas o no, dependiendo si está afectado el nervio.

Radiculares: implican fractura de la raíz (parte no visible).

Mixtas: abarca las lesiones de la corona y la raíz.

La ruptura de los vasos sanguíneos de la pulpa (nervio del diente) luego de un fuerte golpe puede provocar hemorragia que da un color rosado al diente, y si al tiempo vira al gris oscuro, evidencia muerte del nervio y hay que realizar un tratamiento de conducto (esto significa limpiarlo y colocar un material curativo).

En un traumatismo los tejidos más afectados son: la epidermis, los labios, la encía, la lengua, carrillos y frenillos.

Las lesiones de piel se limpian cuidadosamente con agua y jabón o con detergente suave para eliminar restos de tierra o esquirlas.

Si vemos que el labio se edematiza (se hincha), puede ser un signo de la presencia de partículas extrañas entre sus planos musculares.

Pautas para la prevención de traumatismos dentarios en niños

• Cuidar a los niños en la piscina: al correr por los bordes de la piscina se pueden resbalar y golpearse la boca  provocando traumatismos que generalmente son avulsiones (desprendimiento total de la pieza dental de la boca).

• Deportes como el jockey, boxeo, rugby, patinaje, etc,  requieren el uso de protectores bucales. Es importante que los mismos sean realizados por el odontólogo y no comprados directamente en comercios,  ya que cada boca es diferente y deben adapatarse perfectamente a la boca.

• La mal oclusión dentaria en los niños puede exponerlos a traumatismos dentarios, principalmente los dientes protruídos (salientes). Es necesario realizar una consulta con el ortodoncista.

• No es recomendable en bebés el uso de chupete con cadenita ya que es muy común que jugando se enganchen los dientes y se desprendan del alvéolo (lugar específico en donde se insertan en el hueso).

• Usar vasos de plástico blando. Cuando los bebés cambian la mamadera por el vaso, no miden la fuerza y chocan el mismo sobre sus dientes recién erupcionados,  pudiendo provocar desde fisuras hasta fracturas.

• Trate el bruxismo. El rechinamiento de los dientes durante el sueño en forma inconciente  puede provocar fisuras o fracturas dentarias.  Una placa de descanso durante la noche evitaría la presión constante que se genera al bruxar,  evitando posibles fracturas. Las placas de descanso se recomiendan a partir de los doce años.

INGRESA A NUESTRA COMUNIDAD EN FACEBOOK