Salud » El Pediatra en Casa » Cómo elegir el mejor Jardín Infantil

Cómo elegir el mejor Jardín Infantil

febrero 20, 2010

Cuando los padres trabajan y no hay abuelas o tías que puedan ayudar en la crianza, llega el momento de una decisión muy importante, que involucra a los más chicos de la familia: la elección del “jardín infantil”, en el que pasarán varias horas de su día y comenzarán un proceso de socialización fuera de casa. Como la elección del mejor lugar siempre es un factor de preocupación para los padres, aquí están, tema por tema, los indicios clave para tener en cuenta y decidir con confianza.

RECOMENDACIONES PREVIAS

  • Edad: el mejor momento para que un niño empiece a ir a un jardín infantil es antes de los 8 meses de vida (la adaptación será más fácil) o después del año y medio, cuando adquirió cierta autonomía.
  • Es bueno visitar el lugar con el niño antes de que empiece a ir regularmente, para que pueda familiarizarse con el lugar y las personas.
  • La cercanía al hogar es importante, para evitar que un viaje largo canse al niño.
  • Cuanto más pequeño sea el niño, más importante será vigilar la comida que sirven en el establecimiento: consulte sobre tipo de comida, frecuencia y visite la cocina (para verificar las condiciones de higiene).

SEGURIDAD

  • Ventanas: deben estar a una altura tal que los niños no lleguen a asomarse o si no, deben tener rejas.
  • Enchufes: tienen que estar instalados en un lugar al que los niños no accedan.
  • Productos tóxicos y de limpieza: deben guardarse en closets cerrados.
  • Mesas, sillas y otros muebles: no tienen que tener bordes muy puntiagudos y afilados, que puedan lastimar a los niños.

ESPACIO E HIGIENE

  • Imprescindible: el jardín infantil debe situarse en un lugar de uso exclusivo para el mismo. Hay que chequear la higiene de materiales, suelo, cambiadores, baños, y cocina.
  • Aulas: tienen que estar bien iluminadas (con bastante luz natural) y ser espaciosas, para facilitar el trabajo con los niños y garantizarles su espacio personal.
  • Distribución de las salas: debe haber aulas destinadas a las actividades y otras para el descanso de los niños.
  • Baños: controle la cantidad que posee el establecimiento, de acuerdo con la cantidad de niños y verifique que el baño del personal esté separado del de los niños.
  • Lugar de juegos: los pisos deben ser de una superficie lisa y suave; nunca de cemento rugoso u otro material que los exponga a lastimaduras y “raspones”.

PERSONAL A CARGO

  • Formación educativa del personal: cada área de trabajo debe estar coordinada por una persona con la preparación acorde.
  • Controle que no haya demasiados niños por docente, especialmente en las salas de 0 a 2 años.
  • Hable con el personal: tiene que ser paciente, de buen trato y especialmente receptivo a la personalidad de cada uno de los niños. En esta etapa, es muy necesaria la atención personalizada.
  • Observe el trato que los niños tienen con sus docentes: es la mejor señal para saber si se sienten bien en ese lugar.

LÍNEA PEDAGÓGICA

  • Debe haber un programa de trabajo: es la forma de plantear objetivos claros y actividades orientadas a la estimulación integral del niño (intelectual, motriz, artística, etc.)
  • Información: es bueno que los padres reciban informes mensuales sobre el desarrollo de sus hijos o que tengan entrevistas periódicas con los docentes sobre el tema.

Comments are closed.