Belleza Cómo eliminar las estrías

Cómo eliminar las estrías

febrero 20, 2017

Hay varias técnicas para producir fibras colágenas y elásticas y así regenerar la piel. El doctor  Alberto Rancatti, cirujano plástico nos explica los alcances de cada una.

“Las estrías y la celulitis son los trastornos por los que las mujeres más consultan. Las estrías se deben a varias causas:

  • La genética, o sea, la herencia, es una de las más importantes: la piel tiene menos elasticidad de lo normal y es mucho más sensible a la ruptura de las fibras elásticas.
  • Etapas biológicas: el momento más propicio para la aparición de esta patología es en la pubertad. Cuando la mujer es joven, el cuerpo sufre más alteraciones y cambios hormonales; si esos cambios son bruscos, se producirá una distensión de los tejidos. Además, el embarazo y la obesidad son ejemplos claros en los que los cambios corporales no se producen paulatinamente.
  • Trastorno de las glándulas endocrinas: sobre todo, la suprarrenal, que pueden causar estrías por aumento de la fabricación de corticoide. También han aparecido en personas a las que se les administró una cantidad importante de corticoides durante un tiempo considerable.

Un elástico que se rompe

Normalmente, la piel tiene:

• Resistencia: se estira sin romperse, por las fibras colágenas.

• Elasticidad: se estira y vuelve a su lugar, por las fibras elásticas.

La estría es una ruptura de la dermis (parte interna de la piel) que provoca el estiramiento y adelgazamiento de la epidermis (parte externa de la piel) que la recubre y que produce, así, un antiestético aspecto visual: líneas de diverso grosor, que van del color rojo borravino hasta el blanco nacarado.

El mejor tratamiento es prevenir

La piel se tiene que ir adaptando a las distintas situaciones del cuerpo de la mujer: alteraciones de peso, de embarazo, hormonales o por medicación; los cambios deben ser paulatinos y no bruscos. Hay varios avisos de que se está formando la estría:

• Cambio de color en zonas específicas: muslos, abdomen y mamas.

• Picazón, ardor e hipersensibilidad.

En general, estos puntos coinciden con aumento de peso y del tamaño de las mamas. Sin embargo, a no confundirse: la piel tiene elasticidad y está preparada para acomodarse a los cambios corporales. Si uno sube o baja de peso de a poco, las estrías no aparecen. Lo peor que hay para la aparición e incremento de esta patología son los cambios corporales rápidos y bruscos.

Técnicas anti-estrías

Los tratamientos se indican según la antigüedad y ubicación de la estría; cuando se encuentra en la etapa borravino (rojo), hay varias formas para mejorarla o, en el mejor de los casos, eliminarla.

• Dermolipectomía: cuando las estrías están en el abdomen,  se puede sacar la piel afectada con cirugía estética.

• Peelings: la piel se va descamando con la aplicación de fuertes ácidos sobre las estrías.

• Láser: tratamiento con calor en la zona dañada.

• Microdermoabrasor: es una técnica que arroja cristales de aluminio contra la piel a gran velocidad. Los cristales estimulan la formación de fibras colágenas y fibroblastos. Regenera la piel.

Se puede mejorar completamente la piel dañada sólo cuando la estría es muy nueva. En estos casos, si se cumple debidamente con el tratamiento y no presenta cambios en su volumen corporal, las estrías desaparecen.

• Tatuajes: no tratan las estrías, las disimulan.

• Cremas: a base de ácidos grasos vegetales (linoleico, oleico, etc), que dan buenos resultados, siempre y cuando se sea muy constante en su aplicación; el tiempo en que se debe aplicar es aproximadamente de  dos años.

• Antioxidantes: complementar por vía oral.

Distintos tipos de estrías

1. Estrías de distensión: son frecuentes en las personas obesas sujetas a dietas de adelgazamiento.

2. Estrías atróficas: aparecen en la región sacro-lumbar, sobre todo, en atletas y deportistas, debido a movimientos forzados de gran intensidad.

3. Estrías de pubertad: del 15 al 35 por ciento de las adolescentes sufre este tipo de estrías, que aparecen con preferencia en las nalgas y en la región sacro-lumbar. Su formación precede a las primeras modificaciones morfológicas de la  pubertad.

4. Estrías de gravidez: aparecen entre el sexto y el octavo mes de embarazo. Se localizan en el vientre, los senos, las caderas, las nalgas y los muslos, donde la piel está sometida a una mayor tensión. Afectan al 90 por ciento de las embarazadas.

5. Estrías de origen endocrino: guardan relación con patologías como el síndrome de Cushing.

6. Estrías de origen vatrógeno: aparecen después de una terapia con altas dosis de corticoides.

Comments are closed.