Buenas Noticias » ¿Cómo evitar la incontinencia urinaria durante el embarazo y el post parto?

¿Cómo evitar la incontinencia urinaria durante el embarazo y el post parto?

abril 30, 2014

Ser Mamá, Ser Mujer

Cada vez que una mujer está embarazada se habla de los típicos malestares que puede tener como náuseas, vómitos y mareos, pero se olvidan de la incontinencia de orina que aparece en esta etapa y que se puede extender después del parto llegando a afectar la vida sexual de la pareja.

Entre un 30 y un 40% de las embarazadas sufren de incontinencia de orina, lo que muchas veces es considerada como parte de este proceso, sin embargo, el 30% de ellas pueden seguir manifestando escapes de orina después del parto. Por lo tanto, es necesario informar que la incontinencia de orina (IO) se puede prevenir haciendo ejercicios de piso pelviano durante el embarazo, ya que estos músculos, ubicados en la base de la pelvis, actúan junto con los esfínteres en la continencia.

Mónica Venegas, Presidenta de la Sociedad Kinésica de Piso Pelviano y colaboradora de TENA (www.tena.cl) afirma que existen ciertos factores que contribuyen a desarrollar la incontinencia de orina como el estado de los músculos del piso pelviano previo al embarazo, la presencia de incontinencia previa, y un aumento excesivo de peso.

La profesional aclara que los escapes de orina nunca son normales, pero que tienen directa relación con el peso que cargan estos músculos, y que es más frecuente en el tercer trimestre. “En esta etapa el peso del útero elonga la uretra donde está el esfínter, y además la vejiga se ve disminuida en su tamaño por el crecimiento del feto, entonces existe un mayor riesgo de escape de orina y una mayor frecuencia en las idas al baño”, explica.

En ese sentido, la kinesióloga recomienda consultar lo antes posible al médico, ya que durante el embarazo se pueden preparar los músculos para evitar los escapes de orina, y para el parto. “Cuando estos músculos han sido entrenados durante el embarazo, facilita el proceso de parto, disminuye el tiempo del período expulsivo, y además podría evitar desgarros de estos tejidos”, asegura.

Según la asesora de TENA (www.tena.cl), los ejercicios de piso pelviano, dentro de los cuales se incluyen los ejercicios de Kegel, se pueden realizar desde el segundo trimestre del embarazo, siempre y cuando exista una autorización del médico obstetra. “Existe evidencia en la literatura que si estos ejercicios se practican durante el embarazo, la mujer estará protegida los 6 primeros meses en el post parto de sufrir incontinencia de orina. Eso, independiente del tipo de parto que haya tenido”.

Si el parto ha sido de un bebé de más de 4 kilos, con fórceps, o con un período expulsivo muy largo, la mujer puede tener estos síntomas en forma precoz, y en este caso debe informarlo a su médico tratante para buscar una solución. Además, recalcó que la cesárea no es una vía protectora de disfunciones de piso pelviano, y por lo tanto de incontinencia de orina, porque hay estudios que demuestran que existe mayor prevalencia de IO en mujeres con cesárea que en aquellas que no han sido madres.

Los escapes de orina después del parto son causados por situaciones de esfuerzo, es decir, tos, estornudo, risa o cargar pesos, por lo que existe la posibilidad de que también ocurran durante las relaciones sexuales. “Para las pacientes que yo trato no es muy agradable sufrir esta situación delante de su pareja, por el contrario, es vergonzoso. A veces esto puede afectar la sexualidad, porque la mujer evita el contacto cercano”, detalla.

Mónica Venegas (www.sokip.cl) comenta que en países como Francia, incorporan la recuperación del piso pélvico después del parto dentro de las políticas de salud. “Las mujeres después del parto tienen derecho a sesiones de rehabilitación gratuitas, dentro de los 90 días siguientes al parto, porque es sabido que esta intervención previene tanto la incontinencia de orina como las disfunciones sexuales. Para una mujer que ha sufrido una episiotomía durante el parto y que ha quedado con dolor, es difícil reanudar su vida sexual”.

La kinesióloga expone que otra intervención importante en el post parto es la Gimnasia Abdominal Hipopresiva (GAH) para recuperar la fuerza del piso pélvico y de los abdominales, específicamente el transverso del abdomen, en el post parto (esta gimnasia no se puede practicar durante el embarazo). Y consiste en ejercicios que involucran la respiración, la postura y una contracción refleja de los músculos del piso pélvico y del abdomen.

Una vez que se presenta la incontinencia urinaria hay que utilizar productos que ayuden a convivir con la enfermedad. En ese sentido la especialista asesora de TENA (www.tena.cl) destaca algunas características que estos presentan.

“La humedad que provoca la orina en la zona genital puede irritar la piel de esta zona, por lo tanto, usar protectores de buena calidad con ultra absorción permite mantener en buenas condiciones la piel y mucosas, y así evitar infecciones, lo que puede ser muy molesto para el paciente”, sostiene Mónica Venegas.

Comments are closed.