Hogar » Cómo tener un dormitorio saludable

Cómo tener un dormitorio saludable

noviembre 7, 2014

Para descansar bien y rendir mejor

Hay pocas cosas más esenciales para la salud y el bienestar general que dormir bien. Si una pareja, por ejemplo, tiene problemas para dormir, eso puede llegar a repercutir en la relación. Después de todo, ser paciente, amable y atento es más difícil si se está todo el tiempo cansado, o con dolores de espalda o cuello a causa de no descansar bien. Dada la importancia de dormir bien, una habitación confortable, aireada, un colchón nuevo, que sea cómodo y que brinde buen soporte, puede darle un giro positivo a su vida.

CÓMO ES UN DORMITORIO SALUDABLE

  • TEMPERATURA: NO MUY ALTA

El frío es más saludable que el calor y podemos protegernos de él con un buen acolchado o edredón. En lo posible, evite las mantas eléctricas, que siempre hay que desconectar antes de dormirse. La humedad relativa del aire no debe superar el 70% ni estar por debajo del 40%, mientras que la temperatura ideal debería estar entorno a los 18 ºC (un poco más para niños y ancianos).

  • SIN CONTAMINACIÓN ELÉCTRICA

Las lámparas halógenas (al llevar transformables), los radiodespertadores eléctricos (que deberían sustituirse por los de pilas), o incluso los cables y enchufes de la pared que se hallen cerca de la cama, pueden crear campos eléctricos y electromagnéticos que resulten alteradores del sueño y del descanso nocturno. Trate de alejar los aparatos eléctricos de la cama o desconectarlos de la corriente eléctrica.

  • ROPA DE CAMA, DE ALGODON

Es conveniente que las sábanas, las fundas y los pijamas sean 100% algodón, para evitar la electricidad estática de las fibras sintéticas. Es aconsejable lavar las sábanas y las prendas de vestir antes del primer uso, ya que así se eliminan más del 90% de las sustancias químicas volátiles que contienen.

  • MUEBLES MACIZOS

Para crear un espacio confortable los muebles del dormitorio no deben bloquear el paso. En lo posible, evitar los muebles de fibras aglomeradas que contiene cola y formaldehído. Optar por los de maderas macizas, en lo posible de coníferas. Los acabados y el cuidado deben hacerse con barnices y pinturas naturales y con ceras y esencias aromáticas vegetales.

  • CON AIRE FRESCO

Al dormir consumimos una gran cantidad de aire, lo que facilita la oxigenación celular y la desintoxicación del organismo. Por lo tanto, es muy importante lograr una correcta renovación del aire en los dormitorios, evitando las corrientes de aire directas.

  • SIN PRODUCTOS TOXICOS

Los desinfectantes y productos antipolillas de los armarios pueden ser tóxicos si se inhalan, por lo que será mejor recurrir a alternativas ecológicas como maderas y saquitos de hierbas y esencias aromáticas (el cedro y la lavanda repelen  la polilla).

  • ADIOS AL POLVO Y LA ALERGIA

Es muy importante mantener la limpieza y el orden en los dormitorios y evitar la acumulación de polvo ya que es un caldo de cultivo de ácaros y microorganismos.

12 CONSEJOS ANTI-ALERGIA

–    Lavar con regularidad la ropa de cama (el lavado con agua a temperatura superior a 60º C mata los ácaros y elimina sus alergenos, mientras que el lavado con agua fría solo elimina los alergenos; el lavado en seco mata los ácaros).

–    Retirar alfombras y optar por el suelo de madera. Si esto no se puede, pasar la aspiradora todos los días.

–    Sustituir cortinas, pufs y demás mobiliario “blando” por otro nuevo y lo menos abundante posible.

–    Cambiar la almohada si es de lana, plumas o algún material semejante. Reemplazarla por otra de material sintético.

–    Utilizar un trapo humedecido en lugar de una gamuza para sacar el polvo de los muebles.

–         Barrer el piso diariamente y pasar un trapo húmedo para eliminar el polvo residual que pudiera haber quedado.

–         Tratar de mantener el cuarto con la menor cantidad de muebles o plantas, especialmente si es el cuarto de los chicos.

–         Mantener las puertas del placard cerradas, de manera que no entre el polvo.

–         Guardar los sacos y suéteres de lana en bolsas, para que con el tiempo no se deposite la pelusa en el tejido.

–    Lave los juguetes de peluche: Para reducir los ácaros y sus alergenos lavarlos en agua caliente. Si se trata de un niño, sería preferible que no duerma con el juguete de peluche.

–         En el dormitorio prescinda de estanterías con libros, muñecos de peluche, así como de alfombras y cortinas.

–         Ventilar la habitación lo más posible. Para reducir la humedad que propicia la proliferación de los ácaros.

CÓMO ELEGIR UN BUEN COLCHÓN

–                     Dénle espacio a la pareja. Para algunos esto es algo obvio, pero las parejas deberían dormir, como mínimo, en camas tamaño queen. No importa cuánto se amen, una cama de dos plazas convencional es demasiado pequeña para dos personas, especialmente con todo el movimiento involuntario que ocurre bien entrada la noche.

–                     Tengan un diálogo franco y abierto sobre el tipo de cama que desean. Asegúrense de saber qué es lo que quieren en lo que a confort se trata. ¿Firme? ¿Lujoso? Si no es lo que buscan, no digan que sí para terminar el tema rápido. El objetivo tiene que ser que ambos estén contentos con la compra.

–                     ¿Imposible ponerse de acuerdo? Entonces busquen un punto medio. Si no logran llegar a un acuerdo, y uno quiere un colchón firme y el otro algo más blando, a no desesperarse, hay opciones. Algunos modelos permiten ajustar la firmeza de cada uno de los lados. O, una opción más económica es colocar un suplemento en uno de los lados de la cama.

–                     Hablen sobre el precio antes de empezar a recorrer negocios. Si el dinero es un tema a tener en cuenta, determinen el rango dentro del cual se quieren mantener y respétenlo. Si no encuentran lo que desean dentro de ese rango de precios, no compren un colchón incómodo para ahorrarse unos pesos. Esperen unos meses más para juntar lo que les falta. Siempre es mejor aguantar un poco de incomodidad temporaria a eternizar los lamentos.

ALGUNOS AVANCES

Desde la última vez que salieron a comprar un colchón hubo muchas innovaciones.  Éstas son algunas de las que deberían conocer.

  • Hoy en día, las camas son más cómodas que nunca,  porque se ofrecen distintos niveles de confort, permitiéndonos prácticamente personalizar nuestra mejor opción.
  • Para parejas que requieren cosas diferentes de un mismo colchón existen nuevas opciones, con resortes que actúan en forma individual, adaptándose perfectamente al contorno del cuerpo y respondiendo individualmente ante cambios de peso y presión. De esta forma se logra un sueño profundo, reparador y sin interrupciones.
  • Cada vez más altos.Cuando salgan de compras, verán que los colchones son mucho más altos que antes.  Esto se debe a todas las capas de confort que se fueron agregando. Y como ya es común ver colchones que superan los 35 cm., encontrar sábanas acordes tampoco es difícil.
  • El tema “resortes”. Recuerde, NO es tan importante la cantidad de los resortes, sino su calidad , porque a mayor calidad de resortes, mayor soporte. Ahora existen resortes que se mueven en modo individual: si su pareja se mueve en la cama, el movimiento no lo molestará a usted. Esta característica por sí misma ya ha salvado unas cuantas relaciones.
  • Los colchones con espumas de alta memoria , espumas inteligentes o látex están hechos de poliuretano de alta densidad y se ajustan al cuerpo para reducir la cantidad de puntos de presión y brindar una alineación corporal natural. La espuma de memoria es termosensible y se amolda a medida que el cuerpo la calienta. La espuma de látex no es termosensible  y ofrece un soporte mucho mayor. Cuando haga las averiguaciones para realizar su compra, esté alerta para enterarse de las espumas de nueva generación ya que es un campo en evolución permanente.
  • Los colchones de espumas de última generación utilizan espumas mas evolucionadas, que poseen propiedades como disipar el calor,  y brindar una combinaron de confort sofá y firmeza nunca antes experimentada.
  • Los colchones con zonas de soporte y confort. Especialmente diseñados para el cuidado de la espalda, otorgando mayor soporte en las zonas lumbar y en los muslos y un confort superior en la zonas cervical, de las caderas y las pantorrillas.

Comments are closed.