Belleza ¿Cuántos kilos debería pesar?

¿Cuántos kilos debería pesar?

Enero 11, 2017

Existen 6 tipos des peso corporal: actual, ideal, teórico, habitual, saludable y relativo…Sepa cuál es el peso perfecto para verse y sentirse cómodo con su cuerpo.

 

Hay gente que vive a dieta, sin embargo, cuando se sube a la balanza no ve la cifra que estaba esperando encontrar. Cada vez se consumen más edulcorantes artificiales, lácteos descremados y productos dietéticos, pero,  el peso ideal parece cada vez más lejano. ¿Por qué ocurre esto? Probablemente porque intentamos alcanzar pesos no adecuados a nuestra contextura, a nuestro gasto energético, a la etapa de la vida que estamos atravesando… en fin,  buscamos un peso ideal imposible de alcanzar, debido a muchos factores. Para investigar sobre este tema hablamos con la doctora Susana Gutt, médica especialista en nutrición, jefa de la Sección Nutrición del Hospital Italiano, para que nos explique los distintos tipos de peso que existen y saber cuál es el nuestro, al que podemos aspirar sin sacrificios, sintiéndonos bien de salud y con nosotros mismos.

Desde hace muchos años, el peso corporal rige gran parte de nuestra vida. A veces porque indica que debemos alimentarnos mejor y ganar calorías, y otras porque nuestra salud reclama que nos cuidemos un poco más y bajemos esos kilos que nos sobran. Sea como fuera, son muy pocos los casos de personas que no prestan atención a este tema. Desde que nacemos nos pesan y se va viendo nuestra evolución y controlando nuestra salud. Cada consulta al pediatra pasa por la balanza. Y ya después de adultos, somos nosotros mismos quienes nos controlamos. Pero,

  • ¿Cuál es el peso ideal?
  • ¿Cuántos tipos de peso existen?
  • ¿Todos debemos guiarnos por los mismos indicadores a la hora de evaluar si estamos en “infracción” o no?

“El peso es una medición sencilla, accesible, económica, precisa y confiable que expresa la masa corporal total sin definir compartimientos. Hay que tener en cuenta que incluye los fluidos, principalmente el agua corporal total”, detalla la Dra. Susana Gutt, médica especialista en nutrición, jefa de la Sección Nutrición del Hospital Italiano. Y agrega: Requiere para su medición de una báscula de pie o de una balanza de precisión. El margen de error debe ser de 100 gramos. En nuestro país su resultado se informa en kilogramos”.

Pero hay un dato: Cuando al peso lo relacionamos con la talla nos permite calcular el índice de masa corporal (IMC) ¿Qué es el IMC? Es una medida a través de la cual podemos estimar nuestro estado de salud en relación al peso corporal.  A mayor IMC, mayor riesgo de padecer colesterol elevado, hipertensión arterial, infarto de miocardio, cáncer de mama o diabetes, entre otras enfermedades (Ver tabla ¿Cómo se calcula el IMC?)

¿ES MI PESO EL CORRECTO?

  • Antes de evaluar si el peso en el que usted se encuentra es el correcto, debe hacer la consulta a un médico nutricionista.
  • Esto le permitirá saber qué puede hacer para alcanzar el peso ideal, que no sólo le permita verse bien estéticamente sino vivir de manera saludable. De eso depende que pueda llevar una mejor calidad de vida.

LOS DISTINTOS TIPOS DE PESO

PESO ACTUAL

  • Es el peso que tiene la persona al momento en que se hace la medición. Es correcto cuando se encuentra dentro de un rango de peso normal.
  • Podría ser el del IMC de 19 a 24 kg/m2, y cuando el individuo no presenta enfermedades comórbidas como diabetes tipo 2, hiperlipemia -colesterol o triglicéridos elevados-, hipertensión arterial, litiasis biliar, y otras.
  • En caso de que alguna de estas enfermedades estén presente justificaría el descenso de peso, ya que estaríamos hablando de una entidad denominada “delgados metabólicamente obesos”. ¿Quiénes son? Aquellos que si bien no presentan un IMC elevado, poseen la grasa corporal concentrada a nivel abdominal, lo que condiciona un mayor riesgo de padecer diabetes, hipertensión arterial o enfermedades cardiovasculares.
  • ¿Qué hacer en estos casos? Si bien la medicina aún discute este tema, lo que se puede aconsejar es realizar actividad física y una dieta saludable con menos grasas (pero no baja en calorías).

PESO HABITUAL

  • Es el peso que la persona mantuvo durante un tiempo prolongado cercano al momento de la medición. De todas maneras, hay que tener en cuenta que el peso corporal no es estático. Y esto lo vemos en los casos de personas que tienen dos o tres kilos que suben y bajan continuamente.
  • El peso se puede modificar a lo largo del día por múltiples motivos: retención de líquido, aumento de peso por la ingesta alimentaria hasta que la misma es metabolizada, gasto energético por actividad física, y demás.
  • Pero también hay un cambio de peso en el corto plazo que es regulado por el organismo. ¿Qué significa esto? Que si un día restringimos severamente nuestra alimentación y/o gastamos excesiva energía, el cuerpo tenderá a recuperar dicho peso a través de un aumento del apetito que permita la ingesta calórica para reponer las pérdidas. Si esto se sostiene en el tiempo y el balance calórico es positivo vendrá el sobrepeso y luego la obesidad. Si sucede lo inverso, el ser humano puede llegar a la malnutrición y adelgazamiento extremo.

 

PESO NORMAL O TEÓRICO

  • Es el peso que se ubica en las tablas de peso-talla de población normal para un individuo determinado.
  • La tabla más utilizada es la de la Metropolitan Life Insurance Company de USA. Estas tablas se rigieron siempre por la base de datos de una Compañía de Seguros de Vida de USA que tenía talla y peso de población sana (asegurable).
  • ¿Qué tienen en cuenta las tablas de la Metropolitan Life? Sólo peso y talla en individuos sanos. ¿Por qué generalmente los pesos sugeridos aquí son mayores a los que uno desea? Porque corresponden a una población con etnia diferente a la latina.

PESO SALUDABLE

  • Corresponde a un rango de peso. También proviene de tablas poblacionales, y pertenece al rango en donde se halla el 90% de la población normal.
  • ¿Qué se tiene en cuenta para decir que un peso es saludable? El concepto de salud que reza la Organización Mundial de la Salud: La salud es el estado de completo bienestar físico, mental y social, y no sólo la ausencia de enfermedades”.

 

PESO IDEAL

  • Corresponde a un determinado peso dentro del rango de peso saludable. Es aquel en el cual una persona se siente bien, se ve bien, y no le es difícil mantenerse allí.
  • ¿Qué diferencia hay entre el peso ideal y el saludable? El peso ideal es un determinado número exacto (Por ejemplo: 62 kilos) El peso saludable es un rango (Por ejemplo: entre 59 y 64 kilos)

PESO RELATIVO

*      ¿Para qué sirve este peso?  Para apreciar el grado de desviación entre el peso actual y el peso normal o peso teórico, para la talla según las tablas.

*      Es un cálculo entre el peso actual x 100 (porque se expresa en %) dividido el peso normal. Ejemplo: 65 x 100/ 53  =  122%.  Esta persona tiene un peso relativo aumentado para lo q se espera que es el 100% ± un % de tolerancia.

EL ANHELO DEL PESO IDEAL

Muchas veces sucede que el médico nutricionista considera que determinado peso es el correcto, pero la persona quiere verse con unos kilos menos aún ¿Qué se hace en estos casos? “Si bien como profesionales debemos usar ciertos criterios saludables, generalmente nos adecuamos a cada uno. Si el deseo es estético y la persona no tiene una alteración del esquema corporal, ni riesgos de trastornos alimentarios, o realiza una actividad para la cual requiere una imagen delgada (modelo, bailarina, etcétera) acompañamos al paciente a lograr su objetivo cuidando la salud: piel, ciclos menstruales, anemia y otros, que son riesgos asociados a una malnutrición”, señala Gutt. Lo importante es el bienestar completo de la persona: en cuerpo, mente, y en su relación con los demás. Y por supuesto, teniendo en cuenta que la actividad física tiene un papel elemental en lo que se refiere a peso saludable. Cuando la puerta del consultorio de un médico nutricionista se abre, los pacientes generalmente consultan buscando ese peso ideal. Pero hay que estar atentos ya que muchas veces se trata de un peso que se relaciona con momentos determinados de la vida de esa persona que no son el actual. Si usted tiene 45 años no puede anhelar tener el peso que tenía a los 20, o si pesa 140 kilos es difícil que quiera llegar a los 50 kilos: “La pregunta que en mi experiencia les es muy difícil de responder a los pacientes es el PESO DESEADO. A veces es difícil contactarse con el deseo. Dicen que quieren un peso ideal o lo que el médico considere, pero si le sugerimos un peso muy lejos del que piensan, lo rechazan”, detalla Gutt. Y agrega: “En la práctica lo que debemos hacer es promediar entre el peso ideal, el deseado y el posible”.

 

EN BUSCA DEL PESO POSIBLE

7 PRINCIPIOS BASICOS

El peso posible es el que el profesional, aplicando sus conocimientos y el “arte” de curar, considera viable para ese individuo, sin exigirle esfuerzos sobrehumanos para lograrlo, y considerando que debe ser algo que se pueda mantener en el tiempo para evitar el “rebote”. Recomendaciones:

1- Si hay que bajar de peso cuanto más cerca del saludable se llegue, mejor.

2-       Hay que tratar de no volver a subir cada kilo que se baja.

3-       No importa en cuánto tiempo se bajan los kilos. Lo esencial es no hacer agónico el tratamiento.

4-       No se trata de una carrera para ver quién gana sino un proyecto saludable de calidad de vida.

5-       Si logramos llegar a un peso saludable seremos un ejemplo para nuestros hijos que al compartir nuestros genes pueden verse beneficiados con el cambio de hábito alimentario.

6-       Hacer actividad física (usted y su familia)es esencial.

7-       Comer y disfrutar del tiempo libre en familia permite dar ejemplos de hábitos saludables.

El peso ideal debería ser aquel que más cerca esté del peso saludable, y que sea posible de alcanzar para cada uno. Debemos lograrlo usando todas las estrategias de tratamiento disponible, sin producirnos ningún un daño. Es importante saber que lo esencial es sentirse bien, y desarrollar una vida saludable y plena.

GUÍA DE RECOMENDACIONES

Por: Dra. Susana Gutt, Médica Especialista en Nutrición, Jefa de la Sección Nutrición del Hospital Italiano.

Cómo cambiar hábitos a la hora de comer

  • Evite saltear comidas.
  • Intente comer un poco menos en cada comida.
  • Sirva las porciones en platos pequeños de postre.
  • Evite el picoteo entre horas.
  • No lleve la fuente a la mesa.
  • Trate de comer despacio, masticando bien los alimentos. Evite actividades asociadas (mirar TV, leer, estudiar, trabajar).
  • Procure que no haya quedado ningún alimento en la mesa durante la sobremesa.
  • Tome abundante líquido antes, durante y después de las comidas (agua, caldos desgrasados, infusiones sin azúcar).
  • Evite el consumo de alcohol.
  • Mantenga estas recomendaciones cuando coma fuera de su casa.

Recomendaciones para hacer las compras

  • Lleve siempre anotado en una lista lo que necesita comprar (evitará comprar alimentos innecesarios).
  • No realice las compras teniendo apetito.
  • Acostúmbrese a leer las etiquetas con el rotulado nutricional, poner atención en el contenido y tipo de grasa, azúcar y calorías.

Recomendaciones para elaborar los menúes

  • Planifique sus comidas con anticipación.
  • Tenga siempre a mano los alimentos que consumirá en los próximos días.
  • Trate de incluir una gran variedad de alimentos en pequeñas cantidades.
  • Varíe al máximo el tipo de alimento dentro de cada grupo (vegetales, frutas, carnes, etcétera).
  • Seleccione alimentos con alto contenido en fibras (cereales integrales, vegetales crudos, frutas) le ayudarán a aumentar la sensación de saciedad y evitar la constipación.
  • Utilice condimentos como hierbas aromáticas y especias para hacer más sabrosas sus comidas (pimienta orégano, ajo, jengibre, albahaca, etc).
  • Reemplace el azúcar o miel por edulcorantes para elaborar sus postres.

Recomendaciones para cocinar

  • Utilice técnicas culinarias que requieran poca materia grasa (cocción al vapor, al horno, a la plancha, microondas, hervido).
  • Evite frituras.
  • Elimine toda la grasa visible de los alimentos (carne, piel de pollo) antes de su cocción.
  • Desgrasar los caldos en frío antes de su consumo.
  • No agregue aceite o crema a las salsas.
  • Evite condimentar con queso rallado.

6 PREGUNTAS PARA ENTENDER AL CUERPO DESDE LA PSICOLOGÍA

Responde la licenciada en Psicologia Beatriz Goldberg.

 

“La fuerza para lograr lo que queremos está dentro de nosotras mismas. El espejo puede devolvernos una imagen que nos haga sentir bien si nos lo proponemos de verdad”

 

  • ¿En qué medida nos debe importar nuestra apariencia corporal?

No vivimos dentro de un cuerpo como inquilinas. Somos un cuerpo. Por eso, es necesario saber que el cuerpo importa mucho, pero no como “objeto” exterior sino como manifestación de lo que somos. Por lo tanto, no podemos adoptar modelos impuestos: ni la Barbie ni la súper vedette, sino simplemente nosotras mismas. Dado que somos un cuerpo, es preciso que hagamos una vida saludable que lo vitalice. De esta forma estaremos vitalizándonos en todas las áreas de nuestra vida y no sólo en la corporal.

  • ¿Cuánto hay que ocuparse del cuerpo?

Del cuerpo hay que ocuparse, pero no convertirlo en el leit motiv de nuestra vida. Esconderlo porque no nos sentimos conformes con él o sentir el impulso permanente de exhibirlo porque lo consideramos nuestro único valor nos obliga a vivir pendientes de él. El cuerpo es el instrumento de nuestra plenitud, pero no puede ser el objetivo fundamental de nuestra vida.

  • ¿Qué pasa cuando queremos hacer cambios en el cuerpo y no podemos? Por ejemplo, adelgazar.

En la vida hay un momento para todo. A veces no podemos implementar cambios que creemos necesarios: adelgazar, ir al médico, someternos a una cirugía, cambiar el look. Es preciso sobrellevar estos momentos sin auto-castigarnos con la culpa. En algún momento haremos el “click” necesario para poder concretar esos cambios. Y si ese momento tarda en llegar y estamos preocupadas por un tema de nuestro cuerpo que queremos revertir y no nos decidimos, la consulta a un profesional de la psicología puede ser de mucha ayuda. A veces, un cuerpo poco atractivo es una suerte de coraza simbólica que nos protege de los peligros de la realidad.

  • ¿Y la obesidad?

La obesidad está considerada una epidemia mundial. Por esta razón es preciso resguardarse, “vacunarse” contra ella haciendo una vida sana y visitando periódicamente al médico. Con frecuencia se ataca el sobrepeso por un tema estético. Pero antes que el tema estético debe priorizarse el tema de la salud. Tener sobrepeso implica forzar la columna y los pies, incrementar los riesgos de presión arterial, diabetes, colesterol y triglicéridos altos, cáncer de colon y de mama.

  • ¿Qué lugar ocupan los trastornos alimentarios?

Los problemas alimentarios constituyen uno de las manifestaciones más frecuentes de nuestro conflicto con el cuerpo. Algunas épocas de nuestra vida en que atravesamos una crisis vital importante, como la adolescencia, la menopausia, la andropausia o una separación, estamos más expuestos que en otros a padecer este tipo de conflictos. En cualquier caso, la intervención de un profesional es una gran ayuda.

  • ¿Cómo podemos amigarnos con nuestro cuerpo?

Es necesario liberarnos tanto de los cánones impuestos por la sociedad arbitrariamente, como de los impuestos por la familia de la misma forma. No hay que ser linda ni como la actriz o la modelo de la tele ni como nuestra tía o nuestra hermana. Debemos ser bellas como nosotras mismas. Cada una de nosotras tiene un inexplorado arsenal de recursos que explotar para ser bellas. El auto-conocimiento es la vía de encontrar nuestra propia forma de serlo. Reconciliarnos con nuestro cuerpo y vivir feliz con él no significa resignarnos a él, sino transformarlo en nuestro aliado.

12 PAUTAS HACIA EL PESO IDEAL

Por: Dra. Mónica Cristina. Médica Especialista en Nutrición–Coordinadora del área de Valoración del Estado Nutricional del Hospital Italiano de Buenos Aires.

1.- Realizar cuatro comidas al día (desayuno, almuerzo, merienda y cena) y colaciones a media mañana, y media tarde.
2.- Consumir lácteos descremados diariamente (leche, yogurt, quesos). Con dos a tres porciones por día se garantiza un aporte adecuado de calcio.
3.- Consumir carnes diariamente. Seleccionar cortes de carne vacuna magros (bola de lomo, cuadril, nalga, peceto, cuadrada, lomo), pollo sin piel y pescados (de mar o de río, magros o grasos, pez ángel, merluza, salmón, lenguado, lisa, mero, brótola, abadejo, atún, sardina, jurel).
4.- Consumir un huevo diario como máximo.
5.- Ingerir cinco porciones entre frutas y verduras al día de todo tipo y color. Es la mejor manera de obtener los beneficios de las vitaminas, minerales y la fibra.
6.- Consumir cereales (arroz, cebada, centeno, maíz, trigo) y derivados como panes, harinas, pastas, preferentemente integrales.
7.- Utilizar aceites vegetales para aderezar ensaladas: oliva, soja, girasol, maíz, uva, canola.
8.- Consumir frutas secas (almendras, nueces, avellanas) y semillas (lino, girasol, sésamo).
9.- Beber dos litros de líquidos al día.
10.- Utilizar métodos de cocción saludables (sin grasa agregada) como plancha, parrilla, microondas, hervido, teflón. Evitar frituras y salteados.
11.- Agregar especias y hierbas a las preparaciones es una manera óptima de darle sabor a las comidas sin utilizar sal ni aceite en exceso.
12.- Realizar actividad física: es muy importante ya que mejora la tonicidad muscular, ayuda a mantener el peso corporal, aumenta el colesterol bueno (HDL), disminuye la tensión arterial y mejora la salud psico-física. El pasaje del sedentarismo a la actividad debe ser paulatino y controlado.


Comments are closed.