Buenas Noticias » A cuidarse de los clavados

A cuidarse de los clavados

enero 27, 2015

En la estación estival aumentan los accidentes por “piqueros” en piscinas de baja profundidad o superficies duras como rocas, troncos y otros objetos sólidos que pueden estar presentes en las aguas que nos sumergimos. Más expuestos están niños, adolescentes y adultos jóvenes.

–“De las lesiones que pueden provocar, las de más gravedad son las medulares, causadas por traumatismos a la médula espinal que dejan graves secuelas”, señala la doctora Constanza Ovalle, médico fisiatra de Clínica Los Coihues, recinto al que llega anualmente un número significativo de pacientes en búsqueda de neurorrehabilitación por esta causa.

Piqueros” mal hechos, golpes de la cabeza en el fondo o contra el trampolín, piruetas inadecuadas o una broma de un tercero son las causas principales que en una piscina ocasionan accidentes serios. Algo similar puede ocurrir cuando se baña en aguas con rocas, si de mar se trata, o con troncos y piedras si hablamos de ríos, lagos y tranques.

Quienes están más expuestos son niños, adolescentes y adultos jóvenes por su desconocimiento e impulsividad. Los resultados pueden ir desde una simple contusión hasta una lesión medular, que es un daño producido a la médula espinal por traumatismos derivados de caídas, accidentes de tránsito, actos de violencia y, en el verano… especialmente por clavados riesgosos.

Se calcula que en Chile 225 personas sufren anualmente de lesiones medulares, siendo de este total alrededor de un 5% las de tipo “deportivo” y más habituales a nivel masculino que femenino, en una relación de que por cada 3 hombres hay 1 caso de mujeres, informa la médico fisiatra Constanza Ovalle, Jefa de Rehabilitación de Clínica Los Coihues.

Lesiones medulares son discapacitantes

Estas lesiones son complejas y suelen dejar graves secuelas, que no sólo incluyen la dificultad para movilizar las piernas, ya que -según el nivel donde se localizan- pueden afectar también los brazos, el control de esfínteres, respiración, tensión arterial, ritmo cardíaco y la función sexual. De allí que se torne tan importante su prevención”, explica la especialista.

Expertos en riesgos aconsejan adoptar cuidados y precauciones necesarias como tomar clases previas o tener la práctica suficiente antes de tirarse un clavado. Nunca lanzarse en un lugar que no se conoce sin corroborar la profundidad y despeje del lugar donde uno quiere tirarse. Sobre todo velar por los niños, ya que ellos no miden bien los peligros y suelen ser inocentes frente a éstos…y, para jóvenes y adultos, en ningún caso hacerlo bajo la influencia del alcohol.

Aunque no todas las lesiones medulares se producen por traumatismos (una minoría de ellas son producto de enfermedades degenerativas, como por ejemplo el cáncer) es de primer interés que las personas tomen conciencia y se resguarden, porque quienes llegan a padecer de estas lesiones ven afectada de manera grave su calidad de vida.

A su vez, estos pacientes pueden llegar a padecer diversas enfermedades como trombosis venosas profundas, infecciones urinarias, espasmos musculares, osteoporosis, úlceras por presión y dolores crónicos”, advierte la doctora Ovalle.

En ello juega un papel fundamental el lugar donde se sitúe la lesión y su gravedad, también la calidad y oportunidad de la atención médica que se reciba, afirma la facultativa, indicando que para minimizar tales riesgos y luchar por la salud del afectado es vital el papel que juega la neurorrehabilitación.

La neurorrehabilitación es un conjunto de medidas especializadas que pasan por el trabajo de un equipo multi e interdisciplinario de profesionales de la salud, más la administración de fármacos adecuados y el uso de nuevas tecnologías que ayudan a un mejor tratamiento, optimizando las posibilidades de recuperación para los pacientes.

Neurorrehabilitación precoz es fundamental

Basada en la plasticidad cerebral, la neurorrehabilitación usa la capacidad de este órgano para generar células nerviosas nuevas, aumentar sus conexiones, desarrollar nuevos vasos sanguíneos y reclutar áreas cerebrales sanas para realizar actividades que correspondían al área dañada.

Según los expertos, las personas que sufren de lesiones medulares, ataques cerebrovasculares, traumatismos encéfalo craneanos u otras enfermedades que produzcan discapacidad, mientras más precozmente se traten, serán mayores sus posibilidades de rehabilitación.

“El apoyo que entrega la neurorrehabilitación es fundamental para moldear adecuadamente desde afuera lo que está ocurriendo dentro, en el cerebro, y lograr así una mejoría más integral”, explica la Jefa de Rehabilitación de Clínica Los Coihues.

La profesional destaca la importancia de que los pacientes tengan acceso a neurorrehabilitación precoz antes de que pudieran producirse complicaciones capaces de entorpecer el proceso, como es el caso de restricciones articulares, dolores de difícil manejo, escaras y problemas vesicales e intestinales, entre otros.

“Lo primero que debe hacerse en este proceso es disminuir las consecuencias neurológicas de la lesión, es decir bajar su nivel, estimular y activar las zonas comprometidas, favoreciendo estrategias compensatorias que permitan al paciente lograr la mayor independencia posible, lo que hacemos un conjunto de profesionales, entre ellos fisiatras, neurólogos, urólogos, kinesiólogos, terapeutas ocupacionales, fonoaudiólogos y psicólogos con experiencia en el manejo de pacientes con lesión medular”, indica la doctora Constanza Ovalle.

Agrega que al ser el manejo de los pacientes con lesión medular un trabajo muy especializado, integran a éste terapias avanzadas para el manejo de espasticidad o rigidez y modernos sistemas de rehabilitación de la marcha con soporte parcial de peso, como el uso de FES (estimulación eléctrica funcional), entre otras tecnologías.

Comments are closed.