Salud » Pareja y Sexualidad » Depresión postparto en la pareja

Depresión postparto en la pareja

septiembre 11, 2015

Por la Licenciada Isabel Boschi

Es probable que tras el parto, la madre se sienta triste, (“maternity blues”), o que se deprima con diferentes grados de severidad.

¿Cómo se presenta la depresión postparto?

Se presenta como un desgano acentuado hacia todos, inclusive hacia el recién nacido.

Puede sufrir trastornos del sueño y del apetito, irritabilidad hacia los demás y serias dificultades en el manejo del bebé.

¿Todas las mujeres parturientas sufren depresión postparto?

Aparece en el 20% de las mujeres, como le pasó a la actriz Gwyneth Paltrow, luego del nacimiento del segundo hijo; o a Brook Shields, con su hija Rowan, por nombrar a dos famosas del cine.

¿Se cura la depresión postparto?

Si son debidamente asistidas el problema puede durar entre 6 y 8 semanas.

La pareja parental sigue siendo pareja conyugal, entonces:

¿Cómo lo vive el padre?

¿Cómo influye ese estado de ánimo materno y paterno en la relación conyugal?

¿Cómo puede influir en la familia?

Si las dos preguntas anteriores encuentran alternativas positivas para los padres es posible que el recién nacido esté bien en su familia.

El padre primerizo, se puede sentir culpable por los dolores de parto de su mujer y por la tristeza o desgano postparto de su mujer. ¿Cómo ayudarlo?
Lo ayudaría una comprensión clara de que en la depresión postparto femenino inciden tanto razones hormonales como psicológicas, sociales y relacionales.

Si él las asume y ella puede comprender su estado afectivo, ambos podrán superar esa difícil etapa del postparto donde todo el orden personal, vincular, familiar y social se altera.

¿De qué se suelen quejar las mujeres parturientas?

De la carencia o ausencia total de apoyo afectivo de él. Muchos hombres, asustados ante la presencia de la nueva vida, lo sienten como a un rival que los desplaza del afecto de su mujer. Entonces se aíslan para que sea ella la que inicie el contacto afectivo con el bebé para luego imitarla.

Si ella se siente bien debería integrarlo en el nuevo sistema familiar.

¿Qué sucede cuando los flamantes padre y madre no se entendían desde antes del parto?

Si hay severos problemas de comunicación con el marido deben comprometerse a hablar y solucionarlos porque necesitan de mucha energía para superar la falta de sueño provocada por el cuidado del bebé, la incertidumbre del “lenguaje bebé” cuando llora, grita, y se expresa y tienen que entenderlo.

¿Qué le pasa a la mujer con todas las tareas que incrementan las anteriores al nacimiento de su criatura?

Tiende a magnificar la importancia de la limpieza, por temor a afectar la salud de su bebé.

Si le falta ayuda doméstica, su pareja debe conseguir que un pariente, amigas, familiares, o una empleada del hogar, la secunden.

¿Cuáles son los principales duelos, cambios o pérdidas de los que ella y él deben conversar?

-De cómo cambió el trabajo antes y después de que naciera el hijo.

Muchas mujeres creativas, orgullosas de su tarea extrahogareña, pierden el interés en trabajar.

Una fuerte demanda del hijo, el orgullo de criarlo y el cansancio al hacerlo, reducen su energía y el trabajo pasa a segundo plano.

Con la crianza, muchas anhelan reintegrarse a él, si sienten que su sentimiento hacia el bebé se torna absorbente.

-De cómo cambió el erotismo en la pareja.

El hombre temía que no recuperaría más la buena relación sexual de la que antes disfrutaron.

Sus temores parecerían confirmados por la cuarentena.

En el puerperio la madre suele estar enamorada de su hijo.

Si tienen paciencia, de las cenizas del parto retornará el fuego de la pasión.

-De qué poco tiempo libre que tienen.

El bebé, los parientes que los visitan restan tiempo a su intimidad.

¿Qué deberían saber antes para prevenir la depresión postparto?

Ella debería reflexionar sobre su feminidad y el deseo de tener al hijo para prevenir la agudización de cualquier problema.

¿Qué debería decirle al clínico antes del parto?

Debería sincerarse sobre si tuvo episodios de depresión previos.

¿Qué es lo que más angustia a la madre?

Creer que no es buena madre o que no quiere a su hijo porque no quiere cuidarlo.

Ese cuadro depresivo puede pasarle a cualquier mujer inmediatamente después del parto o varios meses después, en el primer parto o en el siguiente.

¿Cómo puede ayudarle él a sobreponerse a esa angustia?

Analizando junto con ella de qué manera la sociedad no tolera que sus sentimientos de madre incluyan el miedo, la intolerancia y la bronca por el bebé.

Le hablará de que como la sociedad da como un hecho natural que sea madre, no entiende que ella puede ser muy sensible al llanto incesante del niño, o que llore cuando ella empieza a dormir, o que siente que, aunque ama a su hijo, su cuerpo está gordo y perdió su atractivo juvenil.

Él deberá colaborar con las tareas que ella no pueda hacer, cuando están juntos, deberá destacar sus virtudes, tener rasgos de cortesía, y demostrarle cuán contento está del cambio de vida que ambos asumieron.

Tomará a la criatura, mimándola, para que ella pueda enamorarse de su hijo y pierda el temor a hacerle daño.

¿Cuándo deberían pedir ayuda profesional?

-Cuando el mal manejo del stress de ella o de ambos haga peligrar la seguridad del bebé y la salud mental de la madre o de la pareja.

-La tristeza postparto, que comienza en la madre a los pocos días de nacer el bebé, dura no más de dos semanas. Una vez que la madre descansa y se adapta al bebé, la tristeza desaparece.

-Él puede colaborar en el descanso de la madre cuidando al bebé.

-Si esta etapa de tristeza de la mujer se extiende por más de dos semanas conviene investigar si hay indicios de depresión postparto, la que puede durar hasta un año.

-La medicación con antidepresivos mejora el estado del sueño, del apetito y de la concentración.

El hombre, ¿puede tener depresión postparto?

Si; pocos hombres vivencian esta situación porque no rigen en ellos los bruscos cambios hormonales (estrógenos y hormonas alterados) que la parturienta atraviesa. Pero si se identifica con su mujer, puede reproducir su tristeza, o asumirla para que ella críe al bebé sin problemas.

En algunos pueblos pretecnificados, el padre se echa en la cama gritando por los dolores del parto, para atraer a los demonios hacia él, de modo de liberar a la madre y al niño de todo peligro.Se llama “couvade”

¿A quiénes más debería pedir ayuda?

Cuando la inexperiencia de ambos es superada por la complejidad de la crianza, una familiar, o una ayuda hogareña velarían por el bebé.

El orden de la casa ejercido por otra persona, permite que él vaya a trabajar

De tal forma la madre y el bebé empiezan a conocerse sin exigencias y se desarrollo un vínculo de amor entre ellos al que se sumará el padre.

Amor conyugal y amor parental deberían conjugarse.

¿Puede prevenirse la depresión postparto?

-Si la madre antes del embarazo tuvo depresión postparto en un parto anterior

-Si se deprimió o tuvo mucha ansiedad durante el embarazo actual

-Si la madre tiene antecedentes familiares de depresión

-Si hay problemas de pareja o de separación

Si atravesó situaciones estresantes (muertes recientes, problemas laborales, mudanzas)

-Complicaciones obstétricas durante el parto

-Traumas infantiles, abuso, serios problemas de familia

CONCLUSIONES

Para prevenir la depresión postparto conviene:

  • Serenarse
  • No pensar mucho en los problemas ni en el futuro del bebé si él está bien
  • Disfrutar del bebé y del tiempo libre
  • La madre debe ocuparse de sí misma. Descansar. No sobreexigirse.
  • Pedirá ayuda a la pareja, hablando de las dificultades.
  • Planificarán juntos el cuidado del bebé.
  • Buscarán a alguien que ayude en la casa.
  • Acudirán a amigos
  • Harán yoga, meditación, natación o caminarán.
  • Pedirán apoyo psicológico y médico si por serios problemas de adaptación o por una depresión postparto la madre puede dañarse o dañar al bebé.

Comments are closed.