Buenas Noticias » En la Semana Mundial de la Lactancia (1 al 7 de agosto)

En la Semana Mundial de la Lactancia (1 al 7 de agosto)

agosto 1, 2016

¿Cómo alimentarse durante la lactancia?

Existen muchos mitos sobre la lactancia materna y la alimentación ideal. Aquí te presentamos todo lo que debes saber para beneficiar la calidad de la leche materna.

Es una de las etapas más importantes para las mujeres durante la maternidad. Y es que la lactancia, además de favorecer el vínculo madre e hijo, entrega de manera extraordinaria el alimento ideal para el crecimiento y desarrollo correcto de los niños.

“Ningún sustituto de la leche se compara al aporte que hace la leche materna”, señala Evelyn Riquelme, nutricionista de Clínica Bicentenario. “Es tan relevante, que aparte de su alto valor nutritivo, aporta anticuerpos de la madre que protegen a los lactantes de las infecciones”, explica.

Por esta razón, puntualiza, la alimentación de la madre durante el período de lactancia debe ser lo más completa y variada, beneficiando así la calidad de la leche materna y, por ende, el crecimiento y desarrollo del niño.

“Se debe considerar que sus requerimientos están aumentados, incluso más que en el período de embarazo, pero eso no significa que aumentará su ingesta calórica, dado que parte de esa energía extra está dada por la acumulación de reserva grasa generada en el embarazo. Por este motivo la alimentación adecuada se focaliza en las características cualitativas, es decir, privilegiamos la calidad y no la cantidad de alimentos. Siendo primordial aportar micronutrientes críticos en este período tales como: Hierro, Calcio y ácidos grasos Omega 3 (DHA y EPA)”, indica la nutricionista.

¿Qué se debe considerar?

  • Mantener una dieta equilibrada.
  • Consumir lácteos descremados para recibir el calcio que los huesos necesitan, tales como leche, yogurt, quesillo. (Independiente si se consumen suplementos).
  • Aumentar el consumo de pescados grasos (salmón, sardina y jurel), ya que son ricos en DHA, primordial para el desarrollo del sistema nervioso central del niño.
  • Consumir 5 porciones de frutas y verduras de distintos colores todos los días.
  • Consumir carnes desgrasadas para aportar el hierro necesario y potenciar su absorción, acompañándolo con jugo de limón o frutas.
  • Consumir 2lt de agua al día.

¿Y qué pasa con los alimentos prohibidos?

“Es muy importante saber que, en primera instancia, no existen alimentos prohibidos, aun cuando algunos componentes de estos pudiesen alterar levemente el olor y sabor de la leche materna. Esto, por el contrario, ayudaría al bebé a habituarse y después aceptar mejor los sabores de los diferentes alimentos”, señala la nutricionista de Clínica Bicentenario.

Lo que hay que evitar

Se debe evitar la automedicación, la ingesta de alcohol, el consumo de tabaco y drogas, ya que todo lo consumido lo recibirá el bebé a través de la leche. Por otra parte, se recomienda reducir el consumo de cafeína (café, bebidas), debido a que produce irritabilidad y alteración en el sueño del bebé; y de té, debido a éste inhibe la absorción del hierro en la madre.

“Existen muchos mitos sobre la lactancia materna y la alimentación ideal. Pero ya sabemos que no existe justificación para prohibir alimentos en madres y niños sanos, solo debemos evitar las sustancias tóxicas”, finaliza Evelyn Riquelme.

Comments are closed.