Salud » Estudio para evitar caídas en adultos mayores

Estudio para evitar caídas en adultos mayores

mayo 25, 2010

El Centro de Estudios del Movimiento Humano de la casa de estudios ded la U. Mayor busca prevenir los accidentes y diagnosticar qué pacientes están más propensos a sufrir caídas. Además, se trabaja en la creación de un dispositivo biomecánico para medir y monitorear las caídas. 

Santiago,  En la actualidad, los adultos mayores sanos se han visto afectados por un gran problema que los invade en todo momento: el riesgo de las caídas frecuentes. Como los ancianos pierden con más facilidad el equilibrio y ya no pueden moverse con la misma energía ni rapidez, cualquier obstáculo o pérdida de balance puede desencadenar en un tropiezo.  

El Centro de Estudios del Movimiento Humano, generó un estudio con el objetivo de prevenir y evitar futuras caídas en los adultos mayores. Esta investigación fue presentada y premiada con el segundo lugar, en la categoría tema libre, en el Congreso de Geriatría y Gerontología realizado recientemente en agosto de 2009 en Viña del Mar. 

Prevención de caídas 

“El 60% de las caídas más comunes se llevan a cabo durante la marcha o caminata y cerca del 35% ocurren por el traslado de la posición sentado a parado. Entre un 15% y un 17% de las caídas se producen por factores intrínsecos, es decir, los relacionados con la inestabilidad de la marcha, la debilidad muscular y la inestabilidad postural del sujeto”, afirma Rodrigo Guzmán, kinesiólogo.. 

Es por esto que el objetivo del estudio que realizó el Centro del Movimiento Humano fue prevenir las caídas en los adultos mayores. “Empezamos a trabajar focalizándonos en cómo podíamos medir la probabilidad de que una persona sufriera caídas en forma repetida y la valoración del riesgo de sufrir caídas frecuentes, para lo cual identificamos cuáles son los sujetos más propensos y cómo se puede prevenir el riesgo de caída”, manifiesta. 

El docente añade que “en la clínica se hacen algunos tests funcionales para determinar lo anterior, pero al ser funcionales no son muy objetivos y tampoco tienen un poder analítico muy importante. Muchos dicen: este sujeto tienen un alto riesgo, pero no indica qué grupo muscular está provocando el problema. Debido a esto, nosotros decidimos empezar a trabajar en desarrollar predictores de caídas, pero que pudieran hacer un análisis”. 

Dispositivo biomecánico 

En la investigación se evaluaron a sesenta adultos mayores voluntarios, de los cuales la mitad había sufrido caídas y la otra mitad no. “Medimos las variables biomecánicas y en una prueba muy sencilla, que consistía en pasar de la posición sentado a parado. Calculamos la fuerza que se hace en las rodillas y la velocidad para hacer el movimiento, y a partir de eso creamos un modelo de predicción. Ese modelo lo contrastamos con la historia clínica del paciente y así tuvimos un porcentaje de precisión del 83%”, explica Guzmán. 

El kinesiólogo agrega que “de todas las variables que medimos, identificamos dos o tres que son las que más nos sirven para diferenciar y discriminar entre un sujeto que está muy propenso a caerse y otro que no. A partir de esto, la idea fue crear un dispositivo biomecánico similar a un cinturón, que se le instala al sujeto antes de realizar la acción de pararse”. 

Este dispositivo mide la distribución de la velocidad en el paciente y acusa cuando hay una caída, por lo tanto gracias a él es posible determinar el riesgo de accidentes. “Lo que mide es la debilidad muscular”, añade el docente.

En definitiva, lo que se hizo fue aplicar herramientas de evaluación biomecánicas para determinar el riesgo de caídas. “La Biomecánica es una disciplina que se forma gracias a la interacción de otras disciplinas, tales como la Medicina, la Física, la Ingeniería, la Mecánica. Se estudia el funcionamiento del cuerpo, pero mirado como si fuera una máquina, sin olvidar que es una estructura biológica”. 

El dispositivo es único en el país, ya que, si bien se ha utilizado tecnología similar en otros lugares tales como España, sus implicancias son muy especificas. Para julio del 2010 se pretende tener listo el aparato para utilizarlo como método preventivo.

Comments are closed.