Buenas Noticias » Estudio “Time 2 Do More in Diabetes”

Estudio “Time 2 Do More in Diabetes”

diciembre 17, 2014

Estrecha relación médico-paciente es clave para tratar con éxtio Diabetes Tipo 2

  • “Si bien la diabetes es una enfermedad devastadora, puede ser abordada mejor cuando las personas con la enfermedad, sus seres queridos y médicos colaboran conjuntamente en el plan de tratamiento que funciona mejor para el enfermo” señala Sir Michael Hirst, presidente de la Internacional Diabetes Federation.

  • El estudio, que abarcó a 652 pacientes y 337 médicos tratantes de diferentes países, demostró que existe una desconexión entre los médicos y las personas con diabetes tipo 2 -que en Chile son sobre 700 mil, de acuerdo a la ADICH-lo que afecta la comunicación, conciencia respecto a la enfermedad y expectativas en torno a su tratamiento.

Más de 344 millones de personas tienen diabetes tipo 2 a nivel global, cifra que podría casi duplicarse de aquí a 2035, debido en gran parte a la epidemia de obesidad, envejecimiento creciente de la población, tiempo que demora en manifestarse la enfermedad y también a la falta de trabajo “en equipo” entre médicos y pacientes.

Sobre este último y desconocido aspecto ahondó la investigación “Time 2 Do More in Diabetes”, publicada en el último número de Diabetes Research and Clinical Practice, que abarcó a 652 pacientes adultos con diabetes tipo 2 y 337 médicos tratantes (264 médicos generales Y 773 especialistas) de diferentes países, entre ellos EE.UU., Reino Unido, Japón, Brasil y España.

El estudio mundial, realizado por Novartis en conjunto a especialistas de la Universidad de Exeter, Reino Unido; y del Hospital Universitario de Leipzig, Alemania; demostró que existe una desconexión entre los médicos y las personas con diabetes tipo 2, lo que afecta la comunicación, conciencia respecto a la enfermedad y expectativas en torno a su manejo y tratamiento.

La principal conclusión es que médicos y pacientes tiene que actuar en equipo, estableciendo objetivos realistas, como un contrato, a fin de cumplirlos; y que deben individualizarse, de acuerdo a cada paciente, todas sus necesidades de cuidado, más allá de un simple control de parámetros. También, y especialmente, que el paciente tiene que ser activo en el tratamiento”, informa el doctor Gonzalo Godoy, médico internista y diabetólogo del Hospital del Salvador y la Clinica Alemana.

En Chile hay bajas tasas de insulinización”

Ello se traduce en que, además de hacerse buenos programas de tratamiento, debe optimizarse lo mejor posible la comunicación entre médico y paciente. “Los médicos tenemos que velar para que el mensaje que le entreguemos a los pacientes sea lo más claro, preciso y correcto; mientras que el paciente debe dejar de ser pasivo y cumplir las metas acordadas en conjunto. Todo ello es clave en la terapia”, agrega el especialista.

El doctor Godoy cita como ejemplo lo que ocurre en Estados Unidos, país donde los médicos les ayudan a internalizar a los pacientes las metas que deben alcanzar en términos de niveles de glicemia, colesterol, renal y en el examen de los pies. El objetivo es que tengan “una actitud más activa”, indica.

Según la Asociación de Diabéticos de Chile, ADICH, son más de 700 mil las personas que padecen de diabetes y la mitad de ellos no lo sabe, debido a que la enfermedad se demora entre 9 y 12 años en evidenciarse.

También ocurre, de acuerdo a lo señalado por el estudio “Time 2 Do More in Diabetes” que un tercio de los médicos esperan que las personas lleguen a la diabetes 2 para hacer los cambios necesarios fundamentales en sus estilos de vida (alimentación, actividad física, ingesta de los fármacos adecuados y controles periódicos), mientras que sólo 2 de cada 5 pacientes logran efectuar lo anterior en esta etapa.

El doctor Gonzalo Godoy señala que en nuestro país se ha comprobado, por ejemplo, que hay una baja tasa de insulinización. “Es bajo el 10% e idealmente debería estar cerca del 20%, siendo que existe disponibilidad de insulina, incluso en la Atención Primaria. Esto ocurre porque existe temor a la insulina por parte del médico y el paciente”, asevera.

Un 42% de los enfermos no alcanza sus metas

“Si bien la diabetes es una enfermedad devastadora, puede ser abordada mejor cuando las personas con la enfermedad, sus seres queridos y médicos colaboran conjuntamente en el plan de tratamiento que funciona mejor para el enfermo” señala Sir Michael Hirst, un autor de la publicación y presidente de la Internacional Diabetes Federation.

El especialista, junto con señalar en el estudio “Dime 2 Do More in Diabetes” se investigaron actitudes, conciencia y percepciones relacionadas con la consultas de diagnóstico, seguimiento y las complicaciones en el manejo de la enfermedad, concluye que en torno a sus resultados, “los objetivos ahora serán capacitar a las personas con diabetes tipo 2 y a los médicos para manejar eficazmente la enfermedad, siendo nuestra orientación única, ya que fomenta la colaboración entre los dos grupos”.

Este tema es un verdadero reto para la salud, ya que de acuerdo a estadísticas mundiales, alrededor de 382 millones de personas tiene alguna clase de diabetes en todo el mundo, falleciendo un enfermo cada seis segundos. De las personas que reciben tratamiento, un 42% no alcanza su meta de mantener niveles adecuados de azúcar en la sangre, poniéndolos también en alto riesgo de sufrir daños severos a sus tejidos y órganos.

La diabetes tipo 2 es una enfermedad que dura toda la vida (crónica) en la cual hay un alto nivel de azúcar (glucosa) en la sangre y donde no se responde correctamente a la insulina, que es una hormona producida en el páncreas y necesaria para mover el azúcar en la sangre hasta las células, donde se almacena y utiliza posteriormente como fuente de energía.

Comments are closed.