Salud Psicología Expertos llaman a aprovechar el presente con los pacientes que padecen de Alzheimer

Expertos llaman a aprovechar el presente con los pacientes que padecen de Alzheimer

septiembre 11, 2017

Esta enfermedad no produce sufrimiento en el paciente, por lo que es recomendable vivir cada instante de manera profunda, reírse de las cosas sencillas y sin importancia y darse un tiempo para volver a ser niños.

 Los familiares de los pacientes con Alzheimer son los que más sufren al ver a su ser querido deteriorándose progresivamente. Son los cuidadores los que se percatan de que “ya no es el mismo de antes”, que ha disminuido paulatinamente su memoria y que ha perdido su independencia.

Quien padece Alzheimer no está consiente de su estado y simplemente disfruta cada día, aprovechando todos los buenos momentos. Debido a esto, los expertos recomiendan vivir el presente junto al familiar enfermo, darse tiempo para reír y volver a ser niños junto a él, disfrutando de las cosas simples de la vida.

“Una de las cosas ‘buenas’ de esta enfermedad es que se vive siempre en ‘presente’, por lo que los reproches o discusiones el paciente los olvida rápidamente y se queda con lo que vive en el momento. Esto da la oportunidad a que quienes lo rodean no se queden pegados en viejas rencillas y vivan cada instante de manera profunda”, explica la psicóloga y docente de la Escuela de Psicología de la Universidad Mayor Patricia Alegría.

Una reunión familiar

El hecho de saber que un familiar tiene Alzheimer puede ser algo doloroso y complicado. Para poder afrontar este diagnóstico, es aconsejable que se realice una reunión familiar para aclarar los miedos y temores de cada uno, para definir las necesidades que va a tener el paciente y para vislumbrar de qué manera es posible ayudar en ello, con la finalidad de que su cuidado sea realizado por más de una persona.

“Es importante que estas reuniones las realicen con cierta periodicidad para ir enfrentando en familia los nuevos desafíos, ya que la carga es más fácil de llevar si es compartida. Por otro lado, también es importante que el cuidador que pasa más tiempo con el enfermo, tenga tiempos de recreación y se vayan alternando en el cuidado”, explica la psicóloga.

En los inicios de la enfermedad, los cuidados son más bien de supervisión, es decir, disminuir las probabilidades de riesgo: “Supervisarlo en la cocina, en el manejo del dinero, de sus cuentas, de sus medicamentos. Ya más avanzada la enfermedad el cuidador deberá asistirlo en las actividades que antes el paciente realizaba solo, como bañarse, vestirse, alimentarse, etc. La carga se hace más física, ya que deberá asistirlo en la mayoría de las actividades”.

Según la experta, en Latinoamérica y en Chile, el 90% de los cuidados a enfermos de Alzheimer lo ejercen las familias, a diferencia de los países desarrollados en donde la institucionalización es la fuente más requerida.

Síntomas que delatan presencia del Alzheimer

  1. Pérdida progresiva de la memoria:

–          La persona comienza a extraviar objetos de manera reiterada.

–          Se torna repetitiva, pregunta varias veces las mismas cosas, olvidándose de la respuesta previa o cuenta varias veces la misma historia.

–          Confunde el orden temporal en que ocurren los acontecimientos.

–          Se olvida de detalles importantes de una conversación reciente e incluso olvida lo que ha hecho o lo que almorzó en el mismo día.

2. Estos déficits de memoria hacen que el paciente paulatinamente vaya perdiendo independencia:

–          Comienza a tener dificultades inicialmente en tareas de mayor complejidad como resolver problemas caseros, encontrar una dirección y posteriormente en tareas cotidianas, como cocinar, pagar cuentas, manejar, etc.

–          Luego con el tiempo se agregan trastornos del lenguaje, como dificultad para encontrar las palabras.

–          Trastornos de conducta, como agresividad, irritabilidad, delirios de robo, etc.

Comments are closed.