Salud » Pareja y Sexualidad » Eyaculación precoz: ¿Cómo es el tratamiento?

Eyaculación precoz: ¿Cómo es el tratamiento?

enero 22, 2015

En la mayoría de los casos las causas de esta disfunción es una mezcla de ansiedad mal canalizada, un deficiente aprendizaje o situaciones de conflicto con la pareja. Afortunadamente, mediante la terapia sexual puede tratarse con un muy buen pronóstico.

Tratamiento

En ciertos casos es necesario explicar al varón afectado que si no puede controlar su ansiedad e impaciencia en el consultorio (algo así como el “cúreme rápido, doctor”) tampoco podrá hacerlo en el lecho.

En otros casos, especialmente en ciertas personalidades fóbicas con intensa sensación de angustia o temor, es necesario recetarles medicación antifóbica o ansiolítica, generalmente mientras dure el tratamiento.

Se le puede aconsejar que lean libros de divulgación de temas de sexología: creemos que el primer nivel terapéutico es el de una información tranquilizadora. Incluso hay libros de autoayuda.

Algo que particularmente se debería desaconsejar al eyaculador precoz es la utilización del coitus interruptus: hay peligro de embarazo no deseado y además le aumenta la ansiedad por tener que estar pendiente de la situación en lugar de gozarla.

La eyaculación precoz tiene buen pronóstico

La eyaculación precoz librada a su curso natural suele terminar en una impotencia secundaria o en una evitación de los encuentros, aunque muchos piensan, como una manera de negar el problema: “con el tiempo se me va a pasar”. Pero lo único que ocurre es que no logran la solución y se agravan los conflictos con las parejas.

Por supuesto que dependerá de cada caso pero, en general, se resuelven con 10 a 12 sesiones terapéuticas.

Las llamadas terapias sexuales, que basan su eficacia en combinar técnicas psicoterapéuticas breves, centradas en la resolución del síntoma, con sugerencias específicas (tareas o ejercicios) a realizar fuera de las sesiones, a veces con el uso de medicación (en toma diaria o a demanda -antes de la relación sexual-, p. ej. la dapoxetina), son altamente eficaces para encontrarle solución a esta disfunción que se vive y sufre tan dramáticamente.

Por el doctor Adrián Sapetti, médico psiquiatra y sexólogo clínico.

Comments are closed.