Salud » Ginecología » Fertilidad femenina

Fertilidad femenina

mayo 8, 2016
zapatitos

La capacidad reproductiva disminuye a partir de los 35 años. Si desea ser madre, evite postergar el embarazo.

Dicen que la mujer, o al menos que la mayoría, se siente realizada como tal cuando se transforma en madre. Que nada se compara al resultado positivo de un análisis de embarazo deseado, a la panza y al cuerpo que crecen y se modifican mes a mes hasta llegar al noveno. Y que no hay emoción más grande, más indescriptible, que dar a luz a un hijo y sentir por primera vez su cabecita mojada y sus cabellos despeinados apretándose contra el pecho.

Claro que a veces, la naturaleza necesita ayuda y en estas instancias, la falta de información juega en contra. De acuerdo a la encuesta más reciente realizada sobre esta temática y encargada por la Asociación Concebir, una de cada 4 mujeres no saben qué factores perjudican su capacidad reproductiva y desconocen qué cuestiones atentan de manera directa contra su fertilidad.

LA PALABRA DE LOS ESPECIALISTAS

“Son muchos los factores que condicionan la fertilidad femenina -el estrés, el tabaquismo, el abuso del alcohol y las drogas, los aspectos ambientales, las infecciones ginecológicas, la endometriosis, entre otras-, pero el principal es sin duda la postergación de la maternidad. Es frecuente que se comience la búsqueda del embarazo luego de los 35 años, que es justamente cuando se evidencia de forma fisiológica que se inicia el descenso de la capacidad reproductiva”, afirmó de manera contundente el doctor Sebastián Gogorza, Jefe de la Sección Reproducción del Hospital Italiano de Buenos Aires y Presidente de la Sociedad Argentina de Endocrinología Ginecológica y Reproductiva (SAEGRE) al ser consultado por Buena Salud.

La ayuda científica

¿Qué tasa de éxito tienen los tratamientos de reproducción? ¿Qué porcentaje de parejas que inician y prosiguen con tratamientos finalmente logran un embarazo exitoso? Los resultados de la encuesta revelaron que la percepción general es que solamente el 47 por ciento de las parejas que siguen tratamientos, logrará finalmente llevar un bebé a su casa.

Al respecto, Gogorza refirió: “En una pareja sin ningún tipo de trastornos la tasa de embarazo evolutivo es del 25 por ciento por intento. Con tratamiento, diríamos que al cabo de cinco intentos con inseminaciones intrauterinas, el 50 por ciento de las parejas logran ser padres”. Luego, si se incluyen los tratamientos de alta complejidad y la ovodonación, la tasa se eleva considerablemente. Sin embargo, el médico insiste: “Cuanto más tarde se inicien los tratamientos, más difícil será que se logre el embarazo”.

La fertilidad no es un tema sólo de la mujer

Hombres y mujeres deben conversar, averiguar si existen antecedentes de enfermedades, infecciones, factores externos o genéticos que puedan estar complicando la obtención del embarazo y su feliz conclusión.

“Cuando se trata de tratamientos de alta complejidad lo logran entre el 30 al 35%, aunque muchas parejas resuelven su problema mucho antes con técnicas sencillas. Lo importante es no posponer la búsqueda del embarazo, pensando que las técnicas pueden solucionar más rápido el problema para concebir”, insisten por su parte desde la entidad.

“Es importante continuar concientizando a la población porque es sumamente preocupante que exista un 25% de mujeres incapaces de mencionar al menos una condición que atente contra su capacidad de lograr un embarazo. Es extensa la lista de factores que pueden perjudicar la fertilidad femenina, pero es inconcebible que se conozca tan poco al respecto”, afirmó Isabel Rolando, fundadora y presidente de la Asociación Concebir.

Los tratamientos

En cuanto a tratamientos de problemas reproductivos, las técnicas de fertilización asistida clásicas, fertilización in vitro e ICSI, siguen brindando excelentes alternativas terapéuticas.

• La crío preservación (congelamiento terapéutico de embriones) es de vital importancia para poder brindar tasas aceptables de embarazo en estos procedimientos y dar un camino ético a los embriones excedentes. “Actualmente se propicia en mujeres de menos de 35 años, no transferir más de 2 embriones para evitar el embarazo múltiple”, dice Gogorza.

• “La ovodonación, más conocida como donación de óvulos, actualmente representa aproximadamente el 20% de los procedimientos de fertilización asistida en nuestro medio, nos brinda una excelente posibilidad de lograr el embarazo”, concluyó diciendo el experto consultado.

¿Hasta que edad somos fértiles ?

• La tasa de fertilidad femenina se mantiene dentro de límites aceptables hasta los 30 años.

• Ya desde los 30 y los 35 se insinúa una disminución que se hace más evidente con posterioridad.

• Asimismo, la calidad y el potencial reproductivo de los óvulos es cada vez menor, lo que, además de dificultar la concepción, incrementa la incidencia de abortos espontáneos y el riesgo de alteraciones cromosómicas.

• Si una pareja posterga su deseo de paternidad sin tomar en cuenta el factor etáreo, o sea, la edad, quizás sea demasiado tarde una vez que intente lograr el embarazo.

• Una buena opción para saber hasta dónde llegan las posibilidades del reloj biológico es mediante la medición de la capacidad ovárica.

El procedimiento requiere un simple análisis de sangre que informará si se debería buscar un embarazo en el corto plazo o si se puede esperar un tiempo más.

Comments are closed.