Nutrición Frutas anti-arrugas

Frutas anti-arrugas

marzo 30, 2011

¿PIEL SECA? ¿MANCHAS Y PECAS? ¿LINEAS DE EXPRESION?

Rellene, alise y tonifique la piel de adentro hacia afuera comiendo las más ricas en vitaminas anti-age

Las arrugas faciales son el segundo problema estético, después del sobrepeso, que más preocupa a los latinoamericanos. Es que el 25% de las personas de entre 31 y 45 años de edad (entre las 10.000 entrevistadas por una consultora especializada) se reconoció disconforme con las marcas de su rostro. Con el fin de disimularlas, prueban innumerables productos y técnicas de avanzada.

Pero la solución puede ser más sencilla. ¿Sabía que quienes comen mayor cantidad de frutas y verduras tienen menos arrugas? Lo descubrieron investigadores de la Monash University, de Australia, tras estudiar las dietas de personas de 70 años o más. Su objetivo era averiguar si existe alguna relación entre los alimentos que ingieren y las arrugas de su rostro. Encontraron que quienes comían más frutas, verduras y pescado tenían mayor firmeza en su piel.

Para investigar sobre este tema acudimos a la doctora Adriana Raimondi, dermatóloga, y a la licenciada Viviana Viviant, nutricionista. Ellas nos explican cómo los vegetales pueden ser verdaderos aliados de la piel. Para que, de ahora en más, sepamos dónde buscar soluciones contra el paso del tiempo: en los estantes de nuestro refrigerador.

  • FRUTAS QUE REJUVENECEN

“las personas que tienen una gran proporción de antioxidantes en la piel parecen mucho más jóvenes”, concluyó un estudio de la universidad charité, de alemania. ¿cómo incorporar estos beneficios? a través de estos alimentos:

Ciruela

Por qué funciona: en especial la morada y la roja contienen sustancias antioxidantes como el beta carotenos, y las antocianinas del grupo de los bioflavonoides que ayudan a detener el proceso de envejecimiento prematuro de las células. Parte de los beta carotenos en el organismo se transforman en vitamina, A que mantiene la piel joven y saludable, entre otras propiedades.

Forma de consumo: fresca sola, ensaladas de frutas, licuados y jugos.

Limón

Por qué funciona: hay estudios que demuestran que consumir limón, por su aporte de vitamina C, beta carotenos y otras sustancias antioxidantes como el limonene, puede contribuir a reforzar el sistema inmunológico y a ser aliado de la piel.

Forma de consumo: incorpórelo a bebidas y a ciertas comidas para otorgar sabor.

Naranja

Por qué funciona: por sus componentes muy similares al limón, actúa como rejuvenecedora de las células y tejidos; manteniendo la piel sana.

Forma de consumo: entera, jugo recién exprimido y licuados.

Frutos del bosque o bayas (moras, arándanos, frambuesas, frutillas, cerezas)

Por qué funciona: varios estudios han demostrado que la antocianina, el pigmento responsable del color de estas frutas, tiene un gran poder antioxidante, lo que ayuda a evitar que las células envejezcan prematuramente. También son ricas en vitamina C y beta carotenos. Protegen la piel contra los radicales libres –sustancias que dañan las células– resultante de la exposición solar, el tabaco y el estrés, entre otros factores. Forma de consumo: frescas solas, ensaladas de frutas, jugos, licuados, yoghurt y postres.

Sandía

Por qué funciona: contiene carotenoides como el licopeno y un alto porcentaje de agua, lo que la transforma en aliada de la piel. Forma de consumo: fresca sola, licuados y ensaladas de frutas.

Manzana

Por qué funciona: su contenido en flavonoides la convierte en una buena opción anti-envejecimiento. Forma de consumo: fresca y con cáscara, sola, ensaladas de frutas, también en licuados y jugos caseros.

Melón

Por qué funciona: aporta un alto porcentaje de agua, beta carotenos y vitamina C que, como ya se mencionó, son agentes naturales contra el envejecimiento, también, favorecen la reparación y el buen estado de la piel. Forma de consumo: fresco solo, ensaladas de frutas, licuados, jugos, con jamón cocido como entrada.

Kiwi

Por qué funciona: es rico en vitamina C, mucho más que la naranja, contiene beta carotenos y otras sustancias antioxidantes que protegen contra los radicales libres.  Vale mencionar que la vitamina C es esencial para la producción de colágeno, que es el mayor componente proteico del tejido conectivo del organismo. Forma de consumo: fresco solo, ensaladas de frutas, licuados y postres.

Uva morada y verde

Por qué funciona: contienen pigmentos, que ayudan a combatir los radicales libres que dañan, entre otros tejidos, la piel, como las antocianinas y los carotenoides. En lo posible, no desechar piel ni semillas donde la concentración de estas sustancias protectoras es mayor. Forma de consumo: frescas solas, ensaladas de fruta y postres.

  • VEGETALES CON EFECTO “LIFTING”

Si los come crudos o cocidos al vapor, conservarán más vitaminas. si prefiere hervirlos, hágalo sólo con el agua remanente del lavado, el recipiente tapado y por poco tiempo. no importa cómo, pero sí cuáles. elija entre estos:

Palta o aguacate

Por qué funciona: como antioxidante, contiene principalmente beta carotenos que ayudan a combatir la acción de los radicales libres sobre distintos tejidos del cuerpo, entre ellos la piel. Forma de consumo: sola, en ensaladas, pisada con limón y mostaza para untar.

Apio

Por qué funciona: aporta mucha agua, fibra, y algo de beta carotenos, en especial las partes más verdes. Forma de consumo: barquillos con queso blanco descremado y pickles, ensalada, salpicones y sopas.

Espinaca

Por qué funciona: tiene en su composición beta carotenos, vitamina C (si se la consume cruda) y un pigmento llamado luteína con acción protectora contra los radicales libres. Forma de consumo: preferentemente cruda en ensaladas, sino cocida al vapor y en distintas preparaciones.

Pepino

Por qué funciona: si se aplica sobre la piel, ayuda a mantener un buen aspecto gracias a sus propiedades hidratantes y anti inflamatorias, en especial después de la exposición al sol. Si se ingiere, se incorpora básicamente agua, y beta carotenos, especialmente presente en la cáscara. Forma de consumo: fresco en ensalada.

Pimientos (verdes, rojos y amarillos)

Por qué funciona: son ricos en vitamina C, que previene el proceso de envejecimiento prematuro y el deterioro de la estructura de la piel, y carotenoides. Forma de consumo: fresco en ensalada, a la parrilla, a la plancha, relleno.

Brócoli

Por qué funciona: aporta Pro vitamina A, es decir beta carotenos, y luteína, ambos actúan contra el envejecimiento prematuro de las células. Forma de consumo: cocido al vapor, en diferentes preparaciones. El 100% de la ingesta diaria recomendada de vitamina A se cubre, por ejemplo, con 1 taza de brócoli.

Tomate

Por qué funciona: el licopeno es un carotenoide que le confiere el color característico, al igual que a la sandía y al pomelo rosado. Forma de consumo: relleno, ensaladas, salsas, sopas, Ketchup.

  • COMER BIEN PARA  LUCIR BIEN

“somos lo que comemos”. Esa frase que repetimos al hablar de salud, es fácilmente trasladable a los cuidados estéticos. es que Para lograr una piel más radiante, un cabello sano y ojos descansados, no siempre es necesario recurrir a sofisticados productos de belleza. Existen alimentos naturales con un efecto específico para cada parte del cuerpo. aquí, algunos ejemplos.

ACNE

Qué comer

Las frutas y verduras rojas y anaranjadas contienen betacaroteno, que en el cuerpo se convierte en vitamina A, la cual ayuda a reducir la grasitud. Y las verduras de hojas verdes son ricas en vitamina B6, que disminuye la inflamación, con lo cual se reducen los granitos.

Qué evitar

La sal, los langostinos y las algas, que son alimentos ricos en yodo, estimulan las glándulas sebáceas, lo cual puede producir irritación en los poros. Por otra parte, aunque el chocolate puro no produce acné, el azúcar de los postres (junto con los lácteos y las harinas refinadas) sí puede producirlo.

PIEL SECA

Qué comer

Beba grandes cantidades de agua y consuma alimentos que contengan “grasas buenas” (las cuales mantienen fuertes las paredes de las células y evitan la pérdida de agua), tales como palta y aceite de oliva. También es recomendable comer kiwis y frutas cítricas, los cuales contienen potasio, que ayuda a regular los niveles de agua en el organismo. Otro alimento recomendable es el repollo, que, por su contenido de azufre, ayuda a prevenir la sequedad y la irritación de la piel.

Qué evitar

Las bebidas como el café y el té negro deshidratan los tejidos internos del cuerpo y la piel. Por otro lado, las margarinas y casi todos los alimentos fritos contienen grasas trans y aceites hidrogenados, los cuales pueden bajar los niveles de grasas buenas y producir sequedad en la piel.

ROSACIA

Qué comer

La rosácea crónica es un síntoma de inflamación en el cuerpo, que puede controlarse comiendo ciertos alimentos calmantes como, por ejemplo, pescado, pepino y regaliz. La cúrcuma, que se usa para sazonar algunos platos, es rica en curcumina, un poderoso antioxidante y antiinflamatorio.

Qué evitar

Las comidas calientes, los platos picantes, el alcohol y la cafeína contribuyen a la inflamación de los vasos sanguíneos, lo que hace que la piel luzca más enrojecida. Los maníes, que son ricos en niacina, también pueden contribuir al enrojecimiento.

OJOS HINCHADOS

Qué comer

Los alimentos diuréticos, incluyendo los espárragos y el perejil, reducen la hinchazón. Por otro lado, los plátanos y las frutas cítricas, que son ricas en potasio, ayudan a mantener el equilibrio de fluidos en el organismo. Y los alimentos que estimulan la circulación como, por ejemplo, la pimienta de Cayena, contribuyen al drenaje linfático alrededor de los ojos.

Qué evitar

Para esto, lo peor es la sal, por lo que deben evitarse la salsa de soja y los alimentos en conservas. Y la levadura puede causar hinchazón, por lo que se sugiere evitar los productos panificados y el consumo de alcohol.

CABELLOS DEBILITADOS

Qué comer

Los alimentos ricos en biotina, como las verduras de hojas de color verde oscuro y las carnes, ayudan a que el pelo crezca más rápido y fuerte. Y, debido a que el cabello está compuesto por proteínas, la ingesta de legumbres y de huevos es crucial para que crezca sano. Otro buen alimento es el aceite de oliva, que contiene una sustancia llamada escualeno, que ayuda a que el cabello retenga mejor su humedad y no se reseque.

Qué evitar

Si advierte que su cabello está perdiendo grosor, evite los suplementos con altas dosis de vitamina A, lo cual puede empeorar aún más el problema.

MANCHAS EN LA PIEL

Qué comer

Los antioxidantes que se encuentran en el chocolate amargo, en la granada y en el brócoli son los mejores aliados contra las manchas en la piel que suelen aparecer a causa de las exposiciones al sol, ya que ayudan a contrarrestar los daños producidos por la luz solar. Y algunos estudios han demostrado que el té verde puede proteger la piel de las quemaduras solares, además de ayudar a prevenir el cáncer de piel.

Qué evitar

El alcohol y los alimentos procesados debilitan el sistema inmunitario y, como consecuencia de ello, la piel se vuelve más sensible a la luz solar. Entre las bebidas alcohólicas, la más perjudicial es la cerveza, ya que el lúpulo puede producir manchas en la piel.

PIEL OPACA

Qué comer

Las verduras de color verde y anaranjado aumentan los niveles de vitamina A, lo cual hace que las células de la piel se renueven más rápidamente y se logre, así, una tez más radiante. Los porotos de soya y la batata contienen fitoestrógenos, que le dan luminosidad. Y comer bayas hace que los poros de la piel luzcan más cerrados.

Qué evitar

Las especias, el ajo y la cebolla aumentan la circulación y otorgan a la piel un brillo saludable pero, si se los consume en exceso, enrojecen el rostro. El azúcar, la cafeína y las frituras deben evitarse, ya que éstas interfieren en la absorción de nutrientes y hacen que la piel luzca pálida y amarillenta.

 

Comments are closed.