Salud » El Pediatra en Casa » ¿Hasta cuándo usar el chupete?

¿Hasta cuándo usar el chupete?

septiembre 7, 2015

Para aliviar angustias y ansiedades los bebés recurren a la succión digital y otros, al chupete. Conozca las ventajas, desventajas y el tiempo ideal para su uso.

El chupete aparece como un gran apaciguador de emociones. Es esperable su uso durante el primer año de vida hasta aproximadamente el año y medio aunque ya no de manera constante. Después de esta edad puede considerarse un recurso para contrarrestar manifestaciones de angustia y ansiedad. La criatura en el chupeteo encuentra placer y busca reaseguramiento a la vez que expresa su necesidad de un mayor contacto corporal y emocional con sus padres.

Implica -inconscientemente para el niño- la vivencia de aquello que se ha tenido y se ha perdido en épocas tempranas (primeros meses de vida), como la continuidad con el vínculo materno, afecto, seguridad, cuidado, etc. Es una manera de defenderse frente a la irrupción de ansiedades tempranas derivadas de la separación con su madre o sustituto.

El “pacificador”: cuándo ofrecérselo

La palabra chupete en inglés quiere decir Pacifier o sea pacificador, lo que tranquiliza y calma. Y es justamente con ese propósito que la mayoría de los padres empieza a introducir el chupete al cotidiano de los bebés. Lo que no podemos ignorar es que todo proceso artificial que introduzcamos para modificar el comportamiento de los niños tiene ventajas y desventajas, siendo necesario conocerlas antes de tomar la decisión de utilizarlo.

  • Lo que se sugiere según las investigaciones sobre el primer año de vida es postergar su ofrecimiento al pequeño hasta el mes o los primeros 45 días de vida porque en ese tiempo los bebés imprimen una adaptación de la lengua y la boca a la succión de lo que se les ofrece primero.
  • Si lo primero que se le pone a disposición es el pecho el bebe se adapta a una succión que lo alimenta, le da placer, lo sostiene y lo sosiega. En cambio, si hasta los primeros 45 días de vida se le ofrece otro objeto, el bebé puede desarrollar el síndrome de confusión de pezón no sabe qué hacer con el chupete y cuando vuelve a tomar la teta, lo hace con la idea de succionar el chupete. Estudios recientes revelan que no obstruye la lactancia.

Los beneficios

  • El aumento de la tolerancia al dolor al distraerlo de lo que le provoca temor.
  • La disminución del reflujo gastroesofágico.
  • La eliminación del riesgo de una oclusión dental defectuosa por chuparse el dedo.
  • Hay trabajos que muestran que su uso reduce a la mitad el riesgo de muerte súbita del lactante, porque estimula los músculos de la boca y permite crear una corriente de aire alrededor que evita que los chicos respiren anhídrido carbónico. Pero en cuanto a la muerte súbita, para su prevención: más importante que el chupete es que las madres eviten el cigarrillo durante el embarazo y que los bebes duerman boca arriba.

Las desventajas

  • Usar chupete encierra el riesgo de accidentes por la obstrucción de las vías aéreas. Se aconseja que cuando el bebé se va a la cama no esté con la cadenita.
  • Otro inconveniente son las infecciones, cuando no está bien higienizado, las lesiones en los ojos, problemas dentales si se le agrega azúcar, miel, etc.

TIPS PARA PADRES

  • Usar el chupete a partir del primer mes de edad.
  • Si, al bebe no le agrada, no insistir en su utilización.
  • Evitar su uso más allá del año de edad.
  • Evitar agregarle aditamentos como: miel, azúcar, etc.
  • Higienizarlo bien para evitar el contagio de enfermedades.
  • Utilizarlo durante la siesta y a la hora de dormir y por cortos periodos de tiempo. En lugar del chupete se puede tranquilizar al bebé cantando, con masajes, acunándolo, disminuyendo los estímulos del ambiente, etc.

Lic.Mónica Cruppi -miembro didácta de la Asociación Psicoanalítica Argentina (APA) y Full Member IPA. Especialista en niños y adolescentes- Doctorado en Psicología Social.

Comments are closed.