Hidratación total: Para prevenir las arrugas

mayo 9, 2012
body care

La hidratación facial y corporal es fundamental para tener una piel saludable, y evitar el envejecimiento prematuro. Y sobre todo durante el verano, en donde hay más exposición al sol. Para prevenir las arrugas conozca las mejores sustancias hidratantes, desde las que incluyen los cosméticos hasta las que aportan los alimentos.

En la epidermis hay entre un 60 y un 75% de agua. Pero las altas o bajas temperaturas, el mar, el viento y el sol, contribuyen a deshidratar nuestra piel. De esta forma, la misma reduce su tono, flexibilidad y brillo.

La doctora Mónica Maiolino, médica dermatóloga y Miembro dela Sociedad Argentinade Dermatología, detalla que la mejor forma de prestar atención a la hidratación de la piel, es llevando una dieta rica en líquidos, y utilizando productos dermatológicos con principios activos que aporten humedad y mejoren su capacidad de retención. ¿Algunos de ellos?

  • Ácido Hialurónico (posee capacidad de retener agua en mayor grado que cualquier otro polímero natural o sintético, a manera de esponja molecular).
  • Silicio (normaliza el contenido de agua en la piel asegurando su elasticidad).

También es muy importante la aplicación de productos con activos antirradicales libres, que ayudan a prevenir el envejecimiento producido por las radiaciones ultravioletas:

  • Vitamina C.
  • Ácido Lipoico.
  • Coenzima Q10.
  • Aceite de oliva.
  • Caviar.
  • ADN polimerizado.
  • DMAE (dimetilaminoetanol).
  • Vitamina A: Normaliza la piel seca y deshidratada.
  • Vitamina E: Poderoso antioxidante que previene el envejecimiento prematuro de la piel.
  • Alantoína: Es un ingrediente que estimula la regeneración de los tejidos.

¿Hidratación de afuera hacia adentro o de adentro hacia afuera?

Según especifica la cosmiatra Mirta Schneider, integrante del equipo dermato-cosmiatría del Hospital Argerich, una piel hidratada va a estar siempre más elástica y suave al tacto; además de que la hidratación es beneficiosa para retrasar el envejecimiento prematuro. Pero aquí se deben tener en cuenta dos puntos fundamentales:

  • La única forma natural de incorporar agua al organismo es a través de la ingesta de líquidos y alimentos (de adentro hacia fuera).
  • Los productos actúan de diferente manera. Ellos estimulan y preservan los mecanismos que hacen que la piel conserve el agua que tiene y no la pierda. Pero no puede incorporarse agua a través de la piel, por definición es impermeable (lo cual nos permite seguir vivos).

Otro dato que debemos tener en cuenta es que la piel de cada parte del cuerpo tiene características especiales dadas por la genética y el grado de exposición al medio ambiente que sufren. Por lo tanto, los tratamientos y productos para humectar estas zonas del cuerpo, deberán tener en cuenta la particularidad de cada persona.

La piel, zona por zona

  • La piel de la cara tiene clásicamente zonas más grasas (centro-facial) y zonas con menos lípidos. Esta característica es más marcada en las personas con acné. Como es un área que está expuesta constantemente al medio ambiente, resulta la más propensa a arrugarse y mancharse.
  • La piel de los párpados es muy frágil porque participa de un órgano especial (los ojos), tiene un drenaje linfático más precario y está sujeta permanentemente a la gesticulación. Por eso hay que protegerla y tratarla en forma especial.
  • El escote suele ser una zona muy foto-dañada en las mujeres argentinas.
  • El abdomen y la espalda no tienen características especiales (salvo las estrías en el abdomen y el acné en la espalda de algunas personas).
  • Las manos y los pies tienen una piel destinada a ser más resistente, y que se suele adaptar al  modo en que se los trate.

¿Cuál es la diferencia entre hidratar y humectar?

Desde la medicina, se denomina hidratación a la incorporación de agua al organismo. Y al hablar de humectación, se refiere a cualquiera de los recursos dermato-cosméticos que tienen como destino mejorar la retención de agua en la piel. Pero ¿En qué se diferencia una crema hidratante de una humectante o nutritiva?

  • Las cremas humectantes hidratan la piel. Le devuelven el agua perdida y la humedad natural.
  • Las cremas hidratantes también devuelven el agua que necesita cada piel. Pero brindan además, hidratación profunda.
  • Las cremas nutritivas, devuelven a la piel los elementos nutritivos necesarios para su equilibrio. Con ellas se pretende detener la atrofia del tejido subcutáneo, el relajamiento de la piel, y el envejecimiento prematuro. Son más complejas, porque contienen diferentes compuestos que actúan previniendo la formación de líneas, arrugas y surcos.

AUTOTEST:

¿Tiene la piel deshidratada? 

  • ¿Está frágil?
  • ¿Se ve opaca y gris?
  • ¿Se presenta áspera, rugosa y sin brillo?
  • ¿Tiene poca flexibilidad y mayor tendencia a la formación de surcos y arrugas?
  • ¿Le aparecen manchas del sol? 

Si respondió SI a estos puntos, a su piel le falta hidratación.

La opinión de la especialista

Consejos para cuidar la piel del rostro y el cuerpo todo el año
Doctora Mónica Maiolino

  • Para el rostro, lo ideal es realizar dos limpiezas diarias, una a la mañana y otra a la noche, para eliminar impurezas. Esto se puede hacer con leche de limpieza en pieles normales, y luego aplicando un tónico descongestivo que devuelva la elasticidad y firmeza a la piel. Y para pieles mixtas a grasas recomendamos geles.
  • Luego de la limpieza se debe hidratar la piel con cremas, geles o emulsiones –según el biotipo cutáneo- de día y noche. De día, deben contener FPS para proteger la piel del sol en la ciudad.
  • Respecto de la hidratación, es importante recordar aplicar productos específicos para cada zona, diferenciando labios y contorno de ojos.
  • Una exfoliación semanal es muy útil también para ayudar a la regeneración de lo tejidos y lograr una piel más firme y elástica.
  • Descansar y dormir 8 horas diarias ayuda a que la piel luzca menos agotada y pueda recuperarse.
  • Para el cuerpo, es ideal realizar una exfoliación previa a la aplicación de la crema, que puede hacerse con una esponja vegetal en la ducha.
  • Se recomienda usar un fotoprotector solar  todo el año.
  • Las cremas hidratantes deben aplicarse con masajes circulares para ayudar a la circulación. Se pueden usar cremas más intensas en zonas como codos, rodillas y talones, donde se presentan mayores asperezas.
  •  La crema debe aplicarse idealmente 15 a 20 minutos después de bañarse, para que la piel esté bien limpia y seca.

El poder hidratante de los alimentos

Sabiendo que aproximadamente un 60% del organismo es agua, es sumamente  necesario ingerir entre dos y tres litros de líquidos al día, para mantener una buena hidratación. La licenciada en nutrición María Inés Somoza, explica que todas las bebidas sin alcohol y alimentos ricos en agua como frutas y verduras hidratan (tanto el agua, como jugos, té, licuados, aguas saborizadas): “La sed es un síntoma tardío de deshidratación. Se puede vivir varias semanas sin alimentos pero no más de una sin líquidos. Una buena hidratación mejora el rendimiento físico e intelectual. Las personas que más deben cuidar su hidratación ante las altas temperaturas son los niños, los adultos mayores, los deportistas, y las embarazadas”, comenta Somoza.

Y Analía Romero, especialista en nutrición, agrega que el agua es el elemento más importante del verano: “Es muy importante mantener nuestro organismo hidratado, ya que el agua transporta nutrientes, regula nuestra temperatura corporal, mejora la salud de la piel, y favorece múltiples procesos biológicos en nuestro cuerpo”, explica Romero.

La opinión de la especialista

Licenciada María Inés Somoza, nutricionista.

Consejos para una alimentación “hidratante”

  • Recurrir a ensaladas multicolores con verduras de estación.
  • Consumir licuados de frutas, y frutas frescas como melón, sandía, ananá, frutillas, cerezas, duraznos, damascos, kiwi.
  • Lo ideal es consumir cinco porciones al día de verduras y frutas. Por ejemplo:
      • 2 platos de ensaladas crudas y/o cocidas  con cada comida principal.
      • 2 frutas medianas en el día.
      • 1 porción de ensalada de frutas o 1 vaso de jugo exprimido o 1 licuado de fruta con agua o leche descremada como colación.
  • Mantener una correcta hidratación durante todo el año. Son recomendables no menos de 2 – 3 litros diarios de agua.  
  • Las embarazadas o mujeres en período de lactancia, deben tomar mayor cantidad de  líquidos (no menos de 3 litros de líquidos diarios)
  • Evitar las bebidas alcohólicas, ya que deshidratan.

¿Algunas consecuencias de la deshidratación? Disminución del rendimiento físico y mental. Además, disminución de las funciones cognitivas: lucidez, concentración, destreza, boca seca y orina oscura, riesgo de dolores de cabeza.

Mitos y realidades sobre la hidratación

Fuente: Viviana Ranone, dermatóloga

  • “El agua penetra desde afuera (el agua de la pileta, la que nos aplicamos con un pulverizador, etc.)”

Falso. La piel es impermeable al agua. En condiciones normales impide que el agua entre o salga del cuerpo. Por lo tanto no es posible hidratar la piel poniéndole agua encima. Si quiere pulverizar la piel para refrescarla, utilice un tónico de hierbas o un rocío con avena.

  • “Las pieles grasas no se deshidratan”

No es cierto. Las pieles grasas tienen mucha oleosidad, pero pueden tener muy poca agua. Por eso, se deben utilizar productos humectantes que no tengan residuo graso, como los alfahidroxiácidos, las ceramidas y los liposomas.

  • “Si se usan productos humectantes, la piel se llena de puntos negros”

Depende. Los productos humectantes deben estar compuestos por principios activos no comedogénicos  (que no produzcan puntos negros). El mismo principio activo puede estar formulado de manera diferente para las necesidades de distintas personas y sigue cumpliendo su misma función (una loción, una emulsión, un gel o una crema pesada).

¿Cuántas veces al día hay que ponerse crema?

No es necesario colocar crema más de dos veces al día, salvo indicación médica particular. En cambio, se debe colocar cada dos o cuatro horas el fotoprotector solar.

Asesoraron en esta nota

  • Viviana Ranone, dermatóloga.
  • Mirta Schneider, cosmiatra. Integrante del equipo dermato-cosmiatría del Hospital Argerich
  • Doctora Mónica Maiolino, médica dermatóloga. Miembro dela Sociedad Argentinade Dermatología.
  • Licenciada María Inés Somoza, nutricionista.
  • Analía Romero, especialista en nutrición.

INGRESA A NUESTRA COMUNIDAD EN FACEBOOK