Hogar » ¿Hogar sin sol?

¿Hogar sin sol?

noviembre 17, 2015

Qué hacer en los espacios donde no llega la luz natural

¿Qué sucede cuando vivimos en una casa que no recibe la luz del sol? Hace más de 4.000 años, cuando se empezaron a definir las leyes del Feng Shui, pocos maestros de este arte podían imaginar que, en vez de evolucionar hacia la construcción de espacios armónicos, terminaríamos habitando el tipo de edificaciones que hoy son tan frecuentes. ¿Cómo les explicaríamos que hoy no se tienen en cuenta ni al ser humano ni a la naturaleza para proyectar y construir casas o espacios públicos?

El Feng Shui antiguo no indica soluciones para espacios sin luz natural y saturados además de contaminación acústica y electromagnética. Sin embargo, como el Feng Shui también es un arte en continua evolución, los maestros contemporáneos nos brindan una serie de sugerencias.

Y SE HIZO LA LUZ

Los consejos que brindaremos a continuación de ninguna manera pueden reemplazar el espacio ideal: luminoso, limpio, cómodo, bien aireado, silencioso, armonioso con los muebles, formas y colores. Pero cuando no nos queda otra alternativa que vivir en un lugar donde no llega la luz del sol, entonces sí el Feng Shui es nuestro aliado.

Los cuartos que nunca ven la luz del sol; que están decorados con colores como el azul o el gris; que siempre están cerrados y en silencio son espacios con mucha energía yin. Recuerde: las ventanas largas y descubiertas ayudan a disipar el exceso de energía yin que se acumula en los cuartos.

CÓMO CREAR ENERGÍA ANTI-OSCURIDAD

Para contrarrestar los efectos del exceso de energía yin, hay que generar energía yang en los ambientes sin luz natural. ¿Cómo hacerlo? Preste atención:

-Pinte las paredes de colores claros, especialmente en tonos amarillos, rosas y rojos.

-Disponga muebles claros, construidos con elementos naturales como la madera o el mimbre.

-Coloque espejos, de tal manera que atraigan la luz natural que entre en otra habitación contigua.

-Instale móviles con cristales, también para atraer luminosidad, generando además un movimiento que estimule el Chi del lugar.

-Saque las cortinas que tengan las ventanas y deje que ingrese la luz, aunque sea poca.

– Reemplace, si desea dejar las cortinas, las viejas por unas que luzcan colores más alegres.

-Utilice también colores brillantes para las sábanas.

-Mantenga, en la medida de lo posible, las ventanas abiertas.

– Tale los árboles -si los hubiera- que bloqueen la entrada de luz desde el exterior.

– Ponga muchas luces y conserve aunque sea una encendida todo el día.

– Tenga la radio o la televisión encendida. Los sonidos, la risa y la vida traen energía yang.

– Exhiba flores frescas recién cortadas.

La decoración que energiza

Es muy aconsejable que algunos elementos decorativos siempre nos recuerden al sol, la fuente de luz natural universal. ¿Algunas ideas?

-Cuelgue cuadros con reproducciones de artistas de la pintura occidental impresionista (Monet, Renoir, etcétera), o cualquier otro estilo que exhiba un paisaje natural.

-Ponga fotos, ilustraciones o incluso objetos con forma de sol, como candelabros o almohadones. Todo esto elevará el nivel vibratorio del ambiente.

-Cultive el pensamiento positivo y optimista, sin olvidarse nunca de imaginar el lugar ideal para vivir, lleno de luz natural. Ese es el primer paso para que se haga realidad.

Comments are closed.