Hombres alfa: El que atrae a todas las mujeres

julio 16, 2012
hombres alfa

Es el imán que atrae todas las miradas femeninas. Pero así como es de seductor, es independiente y autosuficiente. Parece no ser el compañero ideal que buscamos.

Los evolucionistas, seguidores del inglés Darwin, creen que las hembras eligen al macho “alfa”, el más fuerte de su grupo, para tener una cría sana, que esté protegida por el animal más poderoso.

Por extensión, las mujeres elegiríamos al hombre alfa con alto poder adquisitivo y social, enérgico espécimen, a quien otros hombres no se atreven a disputarle el poder. Es el que decide por sí mismo, sin consultar. Aquel que no atiende reclamos, pues su palabra es ley.

A veces sus seguidores, llamados machos beta (hombres beta), lo ponen a prueba tratando de desplazarlo de su rol. Y lo consiguen.

El otro tipo de hombre, es el que se conoce como macho omega (hombre omega), quién sólo sigue a alfa y a beta. A él no suele escoltarlo ninguna hembra. Pero  siempre hay un roto para una descosida.

LAS PREGUNTAS DE LAS MUJERES

¿Qué hombre garantiza la felicidad?

¿A quién elige usted?

a) ¿Al que cuando entra  al boliche todos lo miran, se detiene la música, habla para que todos lo oigan y obedezcan?

b) ¿al  que todos los días inventa en casa una estrategia para seducirla  especialmente a usted?

Alfa es para uso externo: la vida social, el trabajo.

Beta es el fiel compañero de todos los días.

Usted elige.

¿Qué cualidades debería tener usted para ser  la pareja del hombre alfa?

Si es adulta, no sea su sombra.

La escritora francesa Simone de Beauvoir no se recostó en la fama de su pareja, el filósofo Jean-Paul Sartre. Brilló por su propio talento.

Si usted es una mujer joven, aprenda del hombre alfa a ser independiente, a respetar su propio criterio y sus propios deseos.

Y cuando lo haya logrado, búsquese  un buen hombre beta para que sea su par.

¿Cómo no morir de celos cuando salgo con un hombre alfa?

La relación con un alfa es un dilema: lo eligió porque él no necesita nada. Es perfecto y completo, como un dios.

Con ese criterio tampoco la necesita a usted. Y eso duele. Si lo idealizó, ya lo concibió  como infiel, seductor de todas las mujeres, ya que toma lo que él quiere sin importarle sus sentimientos.

Sólo permitiendo su infidelidad  usted se desvaloriza como persona ante los ojos de los que le codician al hombre alfa.

Recuerde que usted es valiosa; pero lo es por sus actos, ¡no porque acaparó al macho resplandeciente!

¿Cómo lograr que mi hombre no me haga llorar?

Debería elegir al hombre que le pregunta si necesita algo; el que acude sin que le solicite ayuda. A quien se anima a hablar de sus dudas y fracasos porque quiere que ambos  compartan placeres y obligaciones A quien la extraña cuando no está, y la invita a divertirse juntos, no importa la ocasión.

¿Cómo romper con la inclinación a elegir un macho alfa, ya que no sé manejarme con él?

Conviene releer la historia de nuestras bisabuelas abolicionistas que recuperaron los ideales de libertad, igualdad y fraternidad, todavía lejos de estar vigentes en todo el mundo.

Comprométase más con su propia realización y menos con la confirmación que el todopoderoso macho alfa le da con su presencia.

Propóngase  un ensayo amistoso: salir de campamento con un macho beta, y descubrir los deleites de una compañia masculina que se interesa en usted.

Antes estaba enamorada de mi macho alfa. Después de veinte años de casada no soporto su autoritarismo. ¿Qué hago?

-Puede ser maternal, comprendiendo  y tolerando que él no acepte su decadencia corporal  y que debe cambiar.

- Puede reprocharle el sometimiento retrospectivo del que usted también fue beneficiaria por defecto de su voluntad: por no correr el riesgo de la soledad y el miedo al rechazo de él.

-Puede reírse del papel que cada uno asumió y aceptó.

El humor derriba tiranías.

¿Cómo optimizar el haber elegido al “mejor en todo”?

En lugar de regodearse, alégrese porque él la eligió a usted. Pídale una prueba de amor y si quedó contenta, acéptelo. Usted también tiene capacidad de elección.

CONCLUSIONES

A cierta altura de la vida la mayoría de los varones son beta, porque nuestra mirada surrealista atraviesa sin prejuicios los sentimientos

masculinos, más allá de sus apariencias de ser dominantes.

Y cuando somos ancianas, casi todos los hombres se transforman en omega y necesitan más de nuestros cuidados que nosotras de los de ellos. La reciprocidad consiste en que cuando una cuida amorosamente al hombre omega,  el amor del cuidado revierte sobre una.

Y eso es un placer.

TEST DEL HOMBRE ELEGIDO

¿QUÉ ELIGE USTED DE ÉL?

1 que me proteja

2 que tenga dinero

3 que oriente mi conducta social

4 que lleve a los chicos a la escuela

5 que sea emprendedor

6 que sea exitoso

7 que sea sensible

8 que exprese sus sentimientos

9 que sea compañero

10 que respete los espacios

11 que asuma responsabilidades

12 que escuche

13 que pida afecto

14 que dé afecto

15 que lidere

16 que maneje el fracaso

17 que soporte la frustraación

RESULTADOS

Si eligió las respuestas: 1; 2; 3; 5; 6; 11; 15 y 16.

Le gustan los “hombres alfa”.

Si eligió las respuestas: 4; 7; 8; 9; 10; 12; 13; 14 y 17.

Prefiere los hombres “beta.

Si la respuesta es mixta, se considera la tendencia alfa o beta que prevalece y esa será la elección final.

INGRESA A NUESTRA COMUNIDAD EN FACEBOOK