Sociedad Médica » SOCHOG » Las 10 dudas más frecuentes de las embarazadas

Las 10 dudas más frecuentes de las embarazadas

diciembre 19, 2011

Dr. Alfredo Germain Especialista en Salud Materno-Fetal de la Sociedad Chilena de Obstetricia y Ginecología (SOCHOG) www.sochog.cl

A partir de una encuesta realizada por el Dr. Alfredo Germain, especialista en salud materno fetal de la Sociedad Chilena de Obstetricia y Ginecología (SOCHOG), el profesional elaboró un libro que resume las 10 inquietudes más comunes de las futuras madres. La publicación, titulada “Embarazo y recién nacido” y que cuenta con el patrocinio de SOCHOG, dejó en evidencia que las dudas de las madres de hoy son muy distintas a las de hace 15 años atrás. Conozcan cuáles son esas preguntas y respuestas.

1. ¿Cuánto debo aumentar mi alimentación en este periodo? ¿Hay que comer por dos?

Desde un punto de vista conceptual el embarazo impone un esfuerzo importante al organismo. Si bien es cierto que supone un mayor gasto calórico, éste es más bien moderado, sobre todo en los primeros meses. “En el primer trimestre, por ejemplo, los requerimientos aumentan a 100 calorías por día, equivalente a una manzana o a un yogurt, lo cual por supuesto dista mucho de comer por dos”, precisa este especialista.

En el segundo trimestre, en tanto, la ingesta aumenta entre 200 y 300 calorías extra al día, y en el tercero, entre 300 y 500, siempre y cuando la mujer haya comenzado su embarazo con peso normal. “Lo más importante es la composición de la dieta; mantener el aporte de proteínas (15 grs.), reducir las grasas, a excepción de los ácidos grasos poli-insaturados, en particular el Omega 3, que tiene un rol importante en el desarrollo neurológico de los niños”, indica.

Si la futura madre sigue una dieta completa y balanceada (que contenga ácido fólico, hierro, zinc y calcio, entre otros) no debiera necesitar suplementación, excepto el Omega3, porque la ingesta requerida (equivalente a unas tres porciones de pescado a la semana) es bastante mayor a la de nuestra dieta habitual.

2. ¿Son seguros los productos light o diet?

Las empresas tratan de hacernos llegar estos productos a través de diferentes composiciones. Algunos son ligth porque son bajos en grasa, pero en estricto rigor son bajos en hidratos de carbonos, es decir, en azúcares refinados. Desde ese punto de vista vale la pena revisar cuales son los compuestos que reemplazan al azúcar refinada. “La evidencia médica sugiere que es preferible consumir aquellos más nuevos, que no atraviesan la placenta y son activamente metabolizados, como la Sucralosa o la Stevia. Esta última, además, tiene la particularidad de que resiste el calor, por lo que puede utilizarse en cocina y repostería”, explica el doctor Germain.

En oposición, no estaría recomendado el consumo de sacarina porque cruza la placenta, y tiene pequeñas acumulaciones en el hígado y en el sistema nervioso central. Pero no todas son buenas noticias, porque según un estudio reciente que se publicó en Estados Unidos se demostró que las mujeres embarazadas que consumen bebidas suplementadas con este tipo de endulzantes tenían un leve riesgo de parto prematuro. “De tal manera que el perfil de seguridad que pensábamos de las bebidas light, no es el esperado”.

3. ¿Puedo continuar en el gimnasio?

Hay tantas prácticas distintas que es difícil dar una respuesta única. Sin embargo, la evidencia señala que menos de 60 minutos al día, varias veces a la semana, es saludable. Debe ser un ejercicio de bajo impacto y sin contacto. El yoga, el Pilates, los ejercicios en el agua y las caminatas son ideales. Y lo más importante, nunca terminar extenuada”, precisa.

Siempre es necesario consultarlo con el especialista, ya que en ciertas situaciones y condiciones de salud, la práctica de deportes está contraindicada, entre ellas; contracciones uterinas, enfermedades cardiacas significativas y placenta previa.

4. Tengo más de 35 años, ¿Será riesgoso embarazarme?

Es una realidad que los especialistas confrontamos todos los días, porque una de cada tres mujeres tiene su parto después de esa edad”, señala este gineco-obstetra. El profesional agrega que, según encuestas nacionales, hay conciencia generalizada de que, efectivamente, embarazarse más tarde (en especial a partir de los 37 o 40) es una situación de preocupación, especialmente cuando va asociada a otros factores de riesgo como obesidad, enfermedad cardiovascular, síndrome metabólico.

5. ¿Puedo tinturarme el cabello?

Hoy los tratamiento son versátiles y algunos de ellos poseen productos potencialmente tóxicos como amoníaco y nitrosaminas. Sin embargo, los estudios recientes no han evidenciado mayor riesgo de tumores cerebrales en hijos de trabajadoras de salones de belleza o en pacientes embarazadas que se hayan aplicado tintura. Por eso desde hace 10 años, la recomendación es usarlo con moderación y evitar la decoloración masiva (completa) que requiera cambio de color de más de dos tonos respecto del original.

6. ¿Puedo viajar en avión?

Las contraindicaciones son relativas y dependen en gran medida del lugar de destino. En general, se recomienda evitar alturas superiores a los 3 mil metros, las áreas de infecciones endémicas y epidémicas o con amenazas sanitarias. “Si no es un lugar muy conocido, se puede visitar el sitio web del Instituto de Enfermedades Infecciosas de Atlanta, Estados Unidos, ingresar el nombre del destino y allí aparecen sus vulnerabilidades, en especial sobre los mosquitos que transmiten la malaria, infección que provoca abortos hasta en un 50% de los embarazos, durante el primer trimestre. También es recomendable verificar la cobertura de salud, chequear la disponibilidad de lugares de atención médica, viajar acompañada y tener un certificado médico de autorización.

Los viajes dentro del país se recomiendan hasta las 36 semanas y si son internacionales, hasta las 32.

7. ¿Se puede prevenir la depresión posparto?

Los estudios demuestran que éste es un problema real en medicina contemporánea, con una frecuencia del 12 al 13%. Hay diferentes tratamientos, pero el de mayor eficiencia es el sicológico, siendo capaz de disminuir en un 40% el riesgo de presentar este problema. Algunos medicamentos también pueden ser útiles, en especial aquellos denominados ‘inhibidores selectivos de recaptación de serotonina. “Hace pocos años se dió luz verde a su empleo en el embarazo, y los primeros datos indican que la sertralina es capaz de reducir en forma importante la frecuencia de esta complicación”.

8. Actividad sexual en el embarazo.

El 60% de las mujeres reduce su deseo sexual en este periodo, razón por la cual no consultan por este tema, a diferencia de los hombres que sí lo hacen.

La mitad de las mujeres entrevistadas piensan que pueden provocar daño en el embarazo, como rotura prematura de membranas, metrorragia o parto prematuro. Sin embargo, la evidencia es categórica; no hay asociación en personas sin factores de riesgo (placenta previa, acortamiento cervical o amenaza de parto prematuro)”, aclara este doctor.

9. ¿Sirven los masajes de drenaje linfáticos?

Los estudios demuestran que los masajes en general mejoran la respuesta al dolor y producen relajo, por lo tanto ése podría ser su mayor beneficio en la embarazada.

10. ¿Se puede evitar el síndrome de Down?

Es una respuesta compleja. Se sabe que la probabilidad de tener un hijo con este síndrome aumenta con la edad, aunque en los últimos años se ha visto que hay matrimonios jóvenes que también tienen hijos con esta condición. Hay estudios que muestran que la deficiencia de ácido fólico podría estar relacionada con mayor riesgo de hijos con síndrome de Down, sin embargo, no hay una evidencia definitiva. “Lo más probable es que esta alteración sea provocada, no sólo por una condición de salud, sino que son muchos los factores que intervienen. Pero en un futuro cercano, podríamos pensar en la suplementación de ácido fólico en altas dosis a aquellas personas que tienen cinco o más factores de riesgo asociados al síndrome de Down”, indica este especialista.

El libro del Dr. Alfredo Germain está disponible en: http://www.amazon.com/Embarazo-Recien-Futuros-Spanish-ebook/dp/B004ASN9O2/ref=sr_1_2?ie=UTF8&m=A1B4FCNQ9TR4SU&s=digital-text&qid=1289563871&sr=1-2

 

Comments are closed.