Salud » El Pediatra en Casa » Las preguntas difíciles de los chicos: ¿Por qué se muere la gente?

Las preguntas difíciles de los chicos: ¿Por qué se muere la gente?

diciembre 15, 2015

Un tema difícil que requiere de parte de los padres sutileza en su explicación, pero también verdad y sinceridad.

A la mayoría de los chicos les preocupa e inquieta el tema de la muerte y por ello aparecen sus preguntas.

El error más frecuente de los adultos frente a la pérdida cercana y tener que dar explicaciones de ello, es la poca claridad y el brindar respuestas ambiguas como “se fue de viaje”, “se durmió” o frases similares que esquivan la realidad más cruda: “se murió, no lo vas a ver más”.

Basados en el objetivo de evitar el dolor a sus hijos, los adultos muchas veces evitan enfrentar la verdad pero esto no es lo sugerido.

Cómo actuar

  • Para explicar la muerte es útil comparar el proceso vital del ser humano: nacer, crecer y morir con los de otro ser vivo cercano al niño: una mascota, y así enfatizar en la idea de un proceso que incluye la vida y la muerte.
  • En los niños más pequeños es más sencillo relacionar la muerte como el final de la vida, en la vejez extrema. De esta manera se está dejando para más adelante el tema de muertes en edades tempranas y aparecen respuestas del estilo: “la gente se muere cuando es viejita”, “falta mucho para que me muera” u otras semejantes. Es aconsejable hacerlo de esta manera para ofrecerles la tranquilidad de que eso no está por suceder y que puedan despreocuparse de ello.
  • En los niños es frecuente el pensamiento mágico y de ahí el sostener que la persona fallecida pueda regresar. A veces creen que algo que tiene que ver con ellos lo pudo haber provocado: sus malos pensamientos, por ejemplo.
  • Es muy importante además de las explicaciones y respuestas que los adultos puedan ofrecerles, asegurarles que nada tiene que ver con ellos esto que sucedió y ayudarlos a identificar y ponerle palabras a lo que sienten: bronca, miedo, tristeza, angustia, ira, desconcierto, culpa…

Si todos los niños naturalmente se preguntan en esta etapa en relación a la vida y la muerte, aún más quienes lo están viviendo y sufriendo.

LA OPINION DE LA ESPECIALISTA

Lic Marisa Russomando, Psicóloga especialista en Maternidad y Crianza

Las respuestas a la muerte irán creciendo en información.

  • A los 2-3 años: podemos decirles “una persona muere cuando ya no respira y su cuerpo ya no responde más. Esto suele suceder cuando son muy viejitas”
  • A los 4-7 años: “Todos los seres vivos: plantas, animales y las personas nacen, crecen y se mueren cuando ya son viejitas. Cuando una persona muere no la vemos más, no existe más”
  • A partir de los 8 años: ”todos los seres vivos: plantas, animales y las personas nacen, crecen y se mueren. Esto suele suceder al final de la vida cuando ya son viejitas pero a veces es por alguna enfermedad o accidente. Cuando una persona muere no la vemos más, no existe más. Hay diferentes teorías acerca del origen de la vida y también de la muerte y de lo que ocurre luego de morir. Tal vez sientas tristeza o bronca por esto que sucede. Es normal y podés contar conmigo para hablar de lo que necesites”.

Como vemos, lo más importante una vez más es hablar con nuestros hijos con la verdad, con el corazón y acompañarlos en lo que necesiten.

Comments are closed.