Limpieza profunda en la cocina

julio 11, 2011
Young woman making damp cleaning at domestic kitchen

Usted pasa la esponja con detergente, el trapito amarillo con anti-grasas perfumado y siente que su cocina brilla como en las publicidades de la televisión. Sin embargo, las bacterias pueden permanecer. Para saber qué lugares de la cocina deben desinfectarse especialmente, realizamos esta nota.

El ámbito de la cocina es uno de los lugares más propicios para la propagación de bacterias y gérmenes ya que allí se manipulan, preparan y conservan variedad de alimentos crudos y es un lugar donde se acumulan vapor, humedad y calor. Estas condiciones son las que faciltan la reproducción de germenes y bacterias. La cadena de contagio se establece muy fácilmente y por contacto directo con los utensilios y/o alimentos. Las consecuencias son realmente poco deseables: desde diarrea y vómitos hasta las intoxicaciones alimentarias de distinto calibre. En esta nota le contamos cuáles son los puntos críticos de contagio y de qué manera podemos evitarlo.

CUAL ES LA DIFERENCIA ENTRE LIMPIAR Y DESINFECTAR

Cuando hacemos limpieza, aparentemente hemos eliminado todos los microbios, sin embargo, no siempre es así. Es possible que simplemente los hayamos trasladado de lugar. Por este motivo es necesario destruirlos y esto se logra con una adecuada desinfección.

  • LIMPIEZA: se refiere al uso de agua y jabón para eliminar la suciedad y algunos gérmenes.
  • DESINFECCION: es el uso de soluciones limpiadoras que contienen sustancias que eliminan las bacterias y otros gérmenes.

El hipoclorito de sodio, comunmente llamado lavandina, es el más efectivo desinfectante para la superficie y utensilios que se utilizan en la preparación de alimentos. Es muy recomendada para usar en las zonas alimenticias porque actúa de inmediato y después se descompone en agua y sal, sin dejar residuos tóxicos sobre las superficies. Otras superficies que precisan limpieza profunda son las mesas para cambiar a los bebés y los cestos de basura.

Si en el hogar hay niños, personas mayores, enfermos o mascotas los riesgos son mayors y hay que extremar el cuidado en la desinfección.

DONDE PRESTAR MAS ATENCION

LAS ESPONJAS, TRAPOS DE LIMPIEZA Y SECADO

Si son mal utilizados, más que cumplir una función de limpieza y desinfección, terminan desparramando gérmenes en lugar de eliminarlos.

•     Los trapos y repasadores son un “criadero” de gérmenes. Lávelos con agua caliente y desinféctelos.

•     Reemplace las esponjas con frecuencia.

-          Utilice trapos diferentes para limpiar y desinfectar la cocina y el baño. Para que no se confundan pueden ser de distintos colores.

-          Todos los días desinfecte los trapos, esponjas y la tabla de picar alimentos.

LAS TABLAS DE CORTAR

Son unos de los medios ideales para la intoxicación con bacterias como la salmonella (que provoca diarrea, vómitos, fiebre). Luego de cortar pollo o cualquier carne cruda, limpie las tablas muy bien con agua bien caliente y detergente y desinféctelas con hipoclorito de sodio (lavandina).

•     Si las tablas tuvieran rayaduras muy profundas cámbielas por otras.

•     No corte el pan donde corta carnes o vegetales.

• Utilice distintas tablas para alimentos crudos y cocidos o desinféctela muy bien si usa una sola.

LAS VERDURAS

Lavar cuidadosamente las frutas y verduras, incluso las prelavadas, con abundante agua corriente antes de guardarlas.

•     Frote con las manos o con un cepillo los vegetales y frutas más duros.

•     Verduras de hoja: saque las hojas exteriores y déjelas bajo el chorro de agua en un colador. Sacúdalas varias veces bajo el agua.

• Use agua segura.

CUIDADOS CON LOS ALIMENTOS

•     No deje los restos de una comida que puede comer más tarde sobre la mesada o dentro del horno; coloque todo en la heladera.

•     Cuando saque comida del freezer póngala en la heladera o utilice el microondas, no la descongele a temperatura ambiente.

AL COCINAR

-          Separe siempre los alimentos crudos de los cocidos y de los listos para consumir.

-          Conservar los alimentos en recipientes separados para evitar el contacto entre crudos y cocidos.

-          Cocinar completamente los alimentos, especialmente las carnes, pollos, huevos y pescados.

-          Las comidas preparadas con carne picada deben estar bien cocidas, sin partes rojas en su interior.

-          Hervir las sopas y guisos para asegurarse de que alcanzaron los 70 grados de temperatura.

-          Recalentar completamente la comida cocinada.

-          No utilizar los alimentos después de la fecha de vencimiento.

Lo más simple es lo fundamental

LAVARSE LAS MANOS

El principio básico para evitar enfermedades es lavarse las manos en especial:

ANTES DE:

-          comer o preparar alimentos.

LUEGO DE:

-          ir al baño.

-          manipular carnes, aves o pescados crudos, frutas o verduras sin lavar, etc.

-          Sonarse la nariz, toser o estornudar.

-          Tocar la basura o pañales sucios.

-          Tocar un animal.

AL LAVARSE LAS MANOS, RECUERDE:

•     Quítese los anillos y pulseras que contienen variedad de bacterias. No los tenga puestos cuando manipula alimentos.

•     Lávese preferentemente con agua tibia que ayuda a limpiar en profundidad.

•     Acostumbre a tener a mano y a utilizar el cepillo de uñas.

•     Frótese las manos vigorosamente al menos 20 segundos.

•     Siempre que pueda séquese con toallas de papel que no albegan gérmenes como las de tela.

Dónde profundizar la limpieza

•     Mesadas

•     Perillas

•     Tablas de picar

•     Manija de la heladera

•     Trapos, repasadores, esponjas

•     Cestos de basura

•     Picaportes

Seguridad e higiene:

¿Por qué es importante la desinfección?

Para realizar una correcta desinfección el primer paso es realizar un correcto proceso de higiene. Luego desinfectar con hipoclorito de sodio, es decir, lavandina. Esta es más efectiva diluida que concentrada, ya que la concentrada se evapora rápidamente.

Algunas medidas de dilución para desinfectar son:

•   Para el lavado de verduras: 3/4 tapa de lavandina por litro de agua.

•   Para el lavado de pollo: 1/2 tapa de lavandina por litro de agua.

•   Para el lavado de utensilios: 1/2  tapa de lavandina por litro de agua.

•   Para el lavado de heladeras: 1/2 tapa de lavandina por litro de agua.

•   Para el lavado de pisos y azulejos: 1 1/2 tapa de lavandina por litro de agua.

•     Para el lavado de sanitarios y zona de basura: 3 tapas por litro de agua.

LA PIRAMIDE ANTI-GERMENES

Se trata de una rutina de desinfección del hogar muy sencilla de realizar. Fue desarrollada por el microbiologista Dr. Charles Gerba, Phd, Universidad de Arizona, EE.UU. Estas rutinas permiten reducir en más de un 99 por ciento los microorganismos en cocinas y baños.

La Pirámide Anti-Gérmenes distingue las areas más contaminadas, que necesitan una desinfección diaria, de aquellas que precisan una desinfección más esporádica.

DESINFECTAR DIARIAMENTE

Se aconseja la desfinfección a diario en los sitios más contaminados:

-          Esponjas, paños de cocina.

-          Pileta y desagüe de la cocina.

-          Tabla de picar o cortar.

-          Limpiar manchas luego de un derrame.

Para ahorra tiempo se puede limpiar la bacha de la cocina, colocar en ella las esponjas, paños y tables ya limpias y cubrirlas con una solución de una taza de hipoclorito de sodio (lavandina) en 5 litros de agua. Dejar actuar por cinco minutos y luego enjuagar bien.

DESINFECTAR TRES VECES POR SEMANA

-          Canillas, accesorios que se usan manualmente.

-          Mesada de la cocina.

-          Botón de descarga del baño.

Desinfectar con una solución de una taza de hipoclorito de sodio en 5 litros de agua tibia.

DESINFECTAR SEMANALMENTE

-          Inodoro

-          Bañadera, ducha y rejillas.

-          Pisos de cocina y baño

-          Mesada o plieta del baño.

Si usa hipoclorito de sodio, puro o diluído, deje actuar durante cinco minutos.