Salud » Salud Alternativa » Magnetoterapia: Qué es y cómo utilizarla para nuestra salud

Magnetoterapia: Qué es y cómo utilizarla para nuestra salud

septiembre 5, 2016

La magnetoterapia es una disciplina que con pocos recursos nos permite retornar al equilibrio perdido beneficiando la salud integral.

La Magnetoterapia o Terapia con campos magnéticos es el tratamiento de enfermedades mediante el uso de campos magnéticos. Estos son producidos por imanes permanentes o “electroimanes” los cuales pueden tener un campo magnético variable. Esta disciplina forma parte del Biomagnetismo (el estudio del efecto de los campos magnéticos en sistemas biológicos) y está orientada a la prevención y cura de enfermedades originadas por la alteración del equilibrio de la energía interna del organismo o por otras causas.

Desbalance interior

Nuestro cuerpo está compuesto por campos magnéticos que pueden verse alterados por intoxicaciones, infecciones, traumatismos y tensiones. Estas agresiones modifican el comportamiento del organismo, el cual gracias a su función de autocontrol y autorregulación (homeostasis) reacciona para restablecer y conservar el estado de balance entre la mente, el cuerpo, su metabolismo y la energía general. Sin embargo, cuando se rebasan ciertos límites, la homeostasis no es capaz de volver al equilibrio y entonces, se presenta la enfermedad.

Una terapia “todo terreno”

La magnetoterapia puede ser una gran ayuda para estos casos ya que se trata de una terapia no invasiva y que apunta a recuperar el equilibrio. Una de las manera más comunes de aplicarla es la Auriculoterapia, o “Acupuntura de la oreja”, es decir, se localizan los puntos en donde hay problemas, se aplican los imanes y se mantienen adheridos a la piel con tela adhesiva. Como es característico de toda terapia Holística, ésta apunta a sanar las enfermedades del cuerpo buscando las verdaderas causas de la misma y, al mismo tiempo, trabajando sobre problemas de la personalidad como la agresividad, la ansiedad o dificultades como la depresión, la angustia y el insomnio.

Polos opuestos

Los imanes que se utilizan para esta terapia están compuestos por dos polos: polo negativo (norte/negro) encargado de “sedar” dolores y molestias y, por otra parte, el polo positivo (sur/rojo) responsable de incrementar o tonificar funciones del organismo.

Benéficos de la magnetoterapia

La variedad de patologías que permite tratar son inabarcables ya que, de acuerdo al lugar donde se aplique, puede ejercer efectos sobre: la piel, los huesos, las articulaciones, los músculos, el aparato circulatorio, respiratorio, reproductor, endocrino y digestivo. De todos maneras, a modo de ejemplo,  enumeramos algunas para dar cuenta de la diversidad:

√ Cefalea

√ Gastritis aguda y crónica

√ Gota

√ Anemia

√ Cistitis

√ Fracturas

√ Artritis

Asimismo, siempre que un profesional médico lo recomiende, la magnetoterapia puede utilizarse en enfermedades de gravedad como cáncer, hepatitis, infartos y esclerosis múltiple.

Una terapia competitiva

El tratamiento con magnetos es muy barato, pues un imán se puede usar durante mucho tiempo (varios años si se cuida bien) y con múltiples personas. Los imanes son tan baratos que el terapeuta puede permitir que el paciente se lleve el imán puesto y se lo quede consigo. Debido a esto, esta terapia es muy útil en lugares o situaciones en donde no haya posibilidad de usar técnicas o terapias más caras.

Tratamiento en animales

La terapia se ha aplicado exitosamente también en animales, tanto en mascotas (perros, gatos, aves, etcétera.) como en animales de granja (caballos, vacas, cerdos, gallinas…). La forma de uso de los magnetos es igual a la de las personas.

 

Comments are closed.