Manchas faciales

noviembre 3, 2011
parpados mas jovenes

Cremas y tratamientos para eliminarlas

El melasma es un aumento de la pigmentación de la piel, caracterizado por manchas irregulares. Aunque puede afectar a cualquier persona, las mujeres son más propensas a presentarlas en el rostro y en otras zonas expuestas al sol. La medicina, en colaboración con la estética, ofrecen cada vez más opciones para tratarlas. Nuestra especialista en el tema, la doctora Adriana Raimondi, nos explica cuáles son los tratamientos más efectivos para eliminarlas.

La presencia de manchas en el rostro, especialmente en las mejillas y en el labio superior, puede ser síntoma de melasma. Este trastorno cutáneo es generado por un aumento de pigmentación, lo que provoca el oscurecimiento de ciertas zonas de la piel en forma de manchas que pueden tener distintas tonalidades y ser más visibles luego de la exposición al sol.

Si bien los hombres también pueden verse afectados, este problema es diez veces más frecuente en mujeres y en pieles oscuras.

¿Cómo se forman las manchas faciales?

Se llama melanocitos a las células ubicadas en la epidermis, cuya función es elaborar el pigmento (melanina) de la piel. Las radiaciones solares hacen que ese pigmento se elimine y forme una especie de paraguas sobre el núcleo de las células epidérmicas para protegerlas. Entonces, cuando este melanocito es sobreestimulado, ya sea por demasiada exposición al sol o porque genéticamente está predispuesto o por razones hormonales, comienza a fabricar más pigmento, produciéndose una mancha.

¿Qué otros factores favorecen su aparición?

Los cambios hormonales del embarazo, la toma de pastillas anticonceptivas y de estrógenos durante la menopausia son algunos de los responsables de que esas áreas de la piel produzcan más melanina y se manchen. Dada la presencia de estos factores, la exposición solar actúa estimulando la aparición de manchas.

Pero además, estas se pueden producir por pigmentación post inflamatoria, por ejemplo si tomamos sol luego de la depilación con cera. Lo mismo sucede con algunas fragancias que también pueden hiperpigmentar la piel.

CREMAS Y LOCIONES BLANQUEADORAS

Sustancias que deben contener para ser efectivas

Están compuestas de sustancias que reducen la formación de la melanina, causante de la hiperpigmentación y el oscurecimiento de la piel. Por eso, su uso ayuda a aclarar distintos tipos de manchas.

HIDROQUINONA

  • Es el principio activo básico de estos productos y puede presentarse sola o asociarse a otras sustancias para potenciar su efecto.
  • Actúa inhibiendo químicamente un paso en la síntesis de la melanina y por eso, es muy útil para tratar los melasmas.
  • La hidroquinona es una sustancia que se oxida en presencia del aire y, por lo tanto, la crema siempre debe tener color blanco. Si presenta un color té con leche, significa que la hidroquinona se oxidó y ya no sirve.
  • Se debe aplicar sólo por la noche, ya que es una sustancia fotosensibilizante.
  • Su uso puede generar descamación, dermatitis irritativa o dermatitis por contacto. En general, se recomienda comenzar aplicando el producto noche de por medio o cada dos noches hasta que el paciente logre adaptar la posología y la frecuencia de uso según la tolerancia de su piel.

RETINOINA

  • Es un derivado del retinol.
  • Si bien no es un despigmentante en sí, se asocia con la hidroquinona para favorecer su acción.

ÁCIDO GLICÓLICO

  • Es un alfa-hidroxiácido que actúa sobre la queratinización, facilita la exfoliación de la piel y afina la epidermis. De esta manera, ayuda a potenciar el efecto de la hidroquinona.

ÁCIDO MANDÉLICO Y ÁCIDO SALICÍLICO

  • El primero es un alfa-hidroxiácido, mientras que el segundo es un beta-hidroxiácido.
  • Ambos actúan sobre la queratinización, aceleran la renovación celular, ayudan a eliminar las células muertas y contribuyen a que la piel se vea con un tono uniforme.

ÁCIDO KÓJICO

  • Derivado del arroz, es un ácido blanqueador que interfiere en la síntesis de melanina.
  • A diferencia de la hidroquinona que es fotosensibilizante, el ácido kójico es mejor tolerado y se presenta en formulaciones que se pueden utilizar en el verano.
  • Además, puede ser empleado como tratamiento de mantenimiento.

GLUCONOLACTONA

  • Es un derivado del ácido glicólico que, con algunos cambios en sus moléculas, es mejor tolerado.
  • Posee las mismas propiedades pero penetra en el piel de forma más suave y elimina signos característicos de las pieles intolerantes como enrojecimiento o sequedad cutánea.
  • Se utiliza en formulaciones para pieles hipersensibles.
  • Además, tiene gran poder hidratante.

VITAMINA C

  • Si bien no es un despigmentante, su efecto antioxidante mejora la calidad de la piel y uniforma el color.
  • Generalmente, se lo emplea como un coadyudante de los tratamientos desmanchantes.

TRATAMIENTOS ESTÉTICOS Y DERMATOLÓGICOS ANTI-MANCHAS

MICRODERMOABRASIÓN

¿Cómo se hace?

  • Es un procedimiento que produce una exfoliación rápida, con remoción de células muertas de la capa más superficial de la piel, mediante un pulido mecánico con puntas de diamante o cristales de aluminio.
  • La exfoliación ayuda a arrastrar el aumento de pigmento, mejorando las discromías y las alteraciones de color.
  • Genera una piel más joven, tersa, limpia y renovada.
  • Es ideal para eliminar manchas residuales generadas por la exposición al sol después del verano.

¿Cuántas sesiones se necesitan?

La cantidad de sesiones depende del tipo de mancha. En general cada sesión dura 40 minutos y se realizan cada 15 ó 20 días.

¿Cuál es el precio?

Alrededor de $200 por sesión.

PEELINGS QUÍMICOS

¿Cómo se hace?

  • Se prepara la mezcla de químicos de acuerdo a las necesidades de la piel. Se pueden utilizar diversas sustancias como ácido retinoico, ácido glicólico, ácido mandélico, ácido salicílico, hidroquinona y ácidos frutales.
  • Los peelings más profundos se realizan con TCA (ácido tricloroácetico), una sustancia realmente muy efectiva para desmanchar. Sin embargo, sólo pueden ser realizados en pieles muy blancas, ya que las más oscuras presentan tendencia a pigmentarse ante estímulos muy agresivos.
  • Una vez aplicada la solución, se descama la capa más superficial de la piel y se eliminan las células muertas y las manchas.
  • El resultado final es una piel más clara, suave y tensa. Además, estos tratamientos estimulan la generación de piel nueva.
  •  

¿Cuántas sesiones se necesitan?

Existen peelings superficiales, medios y profundos, según el tipo de sustancia y la concentración que se aplica. Siempre se hacen varios, dependiendo de la piel a tratar y el problema que se quiera corregir, y se deben realizar mínimo cada 3 semanas, ya que es el tiempo necesario para que se regenere la epidermis.

CRIOCIRUGÍA

¿Cómo se hace?

  • Consiste en aplicar un spray de nitrógeno líquido muy frío sobre la mancha. Así se produce una lesión en la piel por congelación, similar a una quemadura, pero gradual y dirigida.
  • Los melanocitos son muy sensibles al frío y ante este estímulo, dejan de fabricar pigmento y se destruyen.
  • Este tratamiento debe ser realizado por un profesional de mucha experiencia. De otro modo, en lugar de marcas oscuras podrían quedar zonas claras o, peor aún, cicatrices.
  •  

¿Cuántas sesiones se necesitan?

Según el tipo de mancha puede ser necesaria más de una sesión.

LUZ PULSADA INTENSA

¿Cómo se hace?

  • Las longitudes de onda, aplicadas a través de los pulsos de energía, son absorbidos por la melanina, lo que permite reducir la pigmentación.
  • Aclara las manchas y las lesiones vasculares, ya que a nivel facial trabaja sobre la hemoglobina.
  • Además, cierra los poros y genera una energía térmica que estimula la síntesis de nuevo colágeno, lo que produce un efecto rejuvenecedor.
  •  

¿Cuántas sesiones se necesitan?

El número de sesiones va a depender de cada mancha y del tipo de piel. Pero se necesita un mínimo de 3 a 5 sesiones, una vez por mes.

TERAPIA FOTODINÁMICA

¿Cómo se hace?

  • Consiste en tratar la piel con una sustancia fotosensibilizante (crema o loción) y luego aplicar una luz especial sobre los tejidos dérmicos. Es un tratamiento combinado (químico y lumínico) que sensibiliza y destruye todas las células dañadas por el sol, desde las malignas hasta las que pueden llegar a serlo en algún momento.
  • Esta terapia puede utilizarse tanto para tratar pieles con lesiones malignas o premalignas, como así también en pieles sanas con arrugas, manchas o marcas de acné. Es decir, tiene beneficios médicos y estéticos.
  • No requiere anestesia y es un procedimiento totalmente ambulatorio.

¿Cuántas sesiones se necesitan?

Según el caso, se pueden realizar una o dos sesiones, con diferencia de un mes entre ellas.

LÁSER PIXEL

¿Cómo se hace?

  • Se trata de un láser fraccionado que divide la descarga de energía en micropuntos para renovar por completo el colágeno y el tejido superficial.
  • Ofrece excelentes resultados en la reparación de la piel dañada por el sol, el tratamiento de arrugas alrededor de los ojos, cicatrices de acné, problemas de pigmentación y manchas de la edad y del sol en la cara, cuello, escote y manos.
  • Es un complemento ideal de la luz pulsada intensa y la terapia fotodinámica.

  •  

¿Cuántas sesiones se necesitan?

La cantidad de tratamientos varía según el paciente, la región y el daño de la piel tratada. Habitualmente se realizan 2 a 4 sesiones, que se repiten con un intervalo de 3 semanas.

LA OPINIÓN DE LA ESPECIALISTA

Por la Doctora Adriana Raimondi, médica dermatóloga

¿Cómo se decide el tratamiento a seguir?

El tratamiento se define según la ubicación del pigmento. En este sentido, el melasma puede ser epidérmico, dérmico o de tipo mixto. Esto se visualiza haciendo una biopsia de piel o bien con una lámpara llamada luz de Wood. Si el melasma es epidérmico podemos tratarlo fácilmente con exfoliaciones químicas o mecánicas y con cremas blanqueadoras. Si es dérmico, el tratamiento a seguir es más complejo. De todas maneras, la mejor forma de tratar las manchas es combinar varios tratamientos para potenciar los resultados. En general, se indica un tratamiento diario con productos blanqueadores más otras opciones estéticas y dermatológicas.

¿Cuánto tiempo tarda la mancha en desaparecer?

Esto depende del tipo de mancha y de la combinación de los tratamientos. En principio, los tratamientos con productos desmanchantes duran varios meses y hay que ser constantes para ver los resultados. Estos se deben aplicar sólo por la noche, con la piel perfectamente limpia para que los componentes del producto penetren adecuadamente. También puede ayudar realizar una exfoliación facial una vez por semana.

¿En que momento conviene realizarlos?

Siempre es conveniente hacerlos en épocas donde la radiación es menor, es decir, durante el otoño y el invierno.

¿De que depende la efectividad de los tratamientos?

Todos estos tratamientos tienen un alto grado de efectividad. Sin embargo, la medicina no es una ciencia exacta, y el éxito depende en muchos casos de la lesión, el tipo de piel y la edad del paciente. Por supuesto que también es fundamental la experiencia de quien los realiza y los cuidados posteriores, ya que los melasmas son muy recurrentes.

¿Porqué pueden volver a aparecer las manchas?

El melasma implica un trastorno de muy difícil resolución porque podemos eliminar la mancha pero la célula que fabrica el pigmento posee una alteración en su regulación. Entonces, ante el menor estímulo lumínico va a volver a generar pigmento de más y, en consecuencia, la mancha vuelve a aparecer.

¿Qué cuidados se deben tener para evitarlo?

Usar protector solar todos los días del año y, en la medida de lo posible, evitar exponerse al sol, son las medidas preventivas más efectivas. En algunos casos, también puede ser necesario el mantenimiento con alguna crema blanqueadora.