Buenas Noticias » ¡Más leche materna!

¡Más leche materna!

mayo 30, 2016

La leche materna es el mejor alimento para todos los bebés, a través de su aporte nutritivo, es el comienzo del desarrollo de una vida saludable, beneficiosa para el crecimiento y el sistema inmunológico de la guagua.

Existen dos condiciones que hay que tomar en cuenta para aumentar la producción de leche materna: por un lado, el estímulo de la succión. Se recomienda lactancia “libre demanda”, esto quiere decir amamantar cuando él bebé lo pide, sin ningún tipo de horario. Lo aconsejable es un promedio de 8 a 12 tomas al día, para desarrollar un aporte suficiente de nutrientes y un estímulo frecuente del pecho. Asimismo, otra condición es el vaciar la mama, dado que la leche cambia de composición durante la toma. A lo largo del día y la noche, el niño debe tomar de ambas mamas para estimular y vaciar. Es preferible que tome sólo de una mama y la vacíe, que un poco de ambas. Esto es porque cuando comienza a succionar, la leche tiene más agua y lactosa. En cambio, la del final contiene más grasa.

La leche materna cambia constantemente y se adapta a las necesidades del bebé durante el crecimiento. Su contenido varía durante el día y a lo largo de los meses. Existen 3 etapas principales por las que pasa:

1-Calostro: Es la primera leche que recibe el bebé y se produce en pequeñas cantidades, días después del parto. Rico en proteínas y minerales, es espeso, pegajoso y amarillento. Proporciona a la guagua todo lo que necesita en sus primeros días de vida. Potencia el desarrollo del tubo digestivo y sus agentes antiinfecciosos actúan como una primera inmunización. Además, el calostro tiene un efecto laxante que ayuda a la guagua a pasar el meconio (las primeras heces) y prevenir la ictericia neonatal.

2- Leche de transición: Después del calostro, se produce durante las siguientes dos semanas, aumenta la leche y cambia en aspecto y contextura. Es normal que las madres sientan sus mamas llenas, duras y tibias, lo que se controla con la succión por parte del bebé. Las inmunoglobulinas y el contenido proteico baja, mientras que el contenido en grasa y azúcar aumenta.

3- Leche madura: es menos espesa, contiene todos los nutrientes necesarios para el desarrollo saludable del bebé. La leche que sale primero en la succión es baja en grasa, alta en lactosa, azúcar, proteínas, vitaminas, minerales y agua. A medida que prosigue la toma, cambia a un mayor contenido en grasa y menor en azúcar.

Por otro lado, si las madres desean conservar leche extraída, es relevante escoger envases de vidrio o plástico limpios y refrigerarla, está puede durar 3 días y si se congela 3 meses, y se debe se debe descongelar lentamente a “baño maría”, no hervirla, pues el calor excesivo destruye las enzimas y proteínas que contiene. Se recomienda no utilizar microondas, puesto a que pierde gran parte de sus propiedades nutricionales.

Por Paulina Muñoz y Birgit Steyaert, enfermeras matronas, docentes de la Escuela de Salud de Duoc UC sede Concepción.

Comments are closed.