Buenas Noticias » Menos riesgos de desgarros y episiotomías en el parto

Menos riesgos de desgarros y episiotomías en el parto

agosto 28, 2014

Desde este mes de agosto, las mujeres chilenas tienen a su disposición un producto que reduce los riesgos asociados a desgarros y episiotomías en el parto, que previene sus consecuencias posteriores y que facilita las condiciones para que las madres lleguen mejor preparadas a la posibilidad de un parto vaginal.

Avalado por numerosos estudios médicos en Europa, donde se comercializa desde hace varios años con mucho éxito, llegó a Chile  un producto desarrollado en Suiza, clínicamente validado para mejorar la elasticidad del perineo, tejido que comprende la zona entre la vagina y el ano, y que habitualmente puede sufrir desgarros durante el parto.

Esta zona tan delicada es donde ocurre un procedimiento médico habitual, conocido como episiotomía, y que consiste en la incisión que el médico hace para que pueda salir el recién nacido en la zona vaginal y que luego requiere sutura.

Daño presente y futuro

La episiotomía se practica en todo el mundo. Y Chile está en el grupo de países en los cuales el procedimiento se aplica entre el 70% y el 100% de los partos, mientras que en Europa, los rangos van entre el 31% y el 69%.

Así, las estadísticas médicas indican que, del total de mujeres que son intervenidas con este procedimiento, un 20% continúa teniendo dolor después de ocho semanas; que el 9% mantiene el dolor a los tres meses del parto y que el 60% siente dolor durante la relación sexual hasta tres meses después del parto, un 30% hasta  seis meses y un  15% hasta tres años después del nacimiento. El desgarro es la complicación más común de los partos vaginales: entre un 55% y un 77% de las mujeres sufre algún tipo de desgarro que requiere sutura luego del parto. Hay desgarros de primer y segundo grado. Los primeros afectan solo la piel, mientras que los segundos pueden dañar las paredes internas de la vagina.

Pero los problemas pueden ser mucho más profundos y proyectarse en el tiempo: estos desgarros pueden tener impactos muy negativos en la salud inmediata y futura de las mujeres, ya que el daño al perineo y a sus tejidos circundantes pueden causar infecciones, cicatrices, dolor e incluso incontinencia urinaria o fecal.

Cifras en Chile

En 2013, en Chile nacieron 240 mil niños y niñas. De ellos, 152 mil lo hicieron en el sistema público y, de esa misma cifra, 61 mil nacieron por cesárea. Los números se duplican en el sistema privado, donde las cesáreas superan el 70% de los partos.

Estas cifras del Ministerio de Salud muestran que nuestro país tiene la tercera tasa más alta de cesáreas entre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Es decir, tenemos un récord en un procedimiento que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se justifica solo entre un 10% y un 15% de los casos.

Por ello, la autoridad sanitaria ha implementado políticas públicas orientadas a promover el parto vaginal.

Ventajas del masaje perineal

Está comprobado que, tras el adecuado uso y aplicación preventiva de “Elastolabor”, las madres reducen considerablemente riesgo de ser intervenidas con una episiotomía, método que puede causar un negativo impacto en la salud presente y futura de las madres.

El producto se utiliza en los últimos meses de embarazo, desde la semana 32 en adelante, y debe aplicarse en un masaje en la zona perineal, lo que proporciona elasticidad y flexibilidad al tejido, debido al ingrediente Elastocell, que es el que mejora la condición del perineo.

“Elastolabor” propicia un masaje manual que se constituye como un método natural que no tiene contraindicaciones o efectos adversos para la madre y tampoco para el hijo o hija que está por nacer. Este masaje, ampliamente respaldado y difundido por diversa literatura científica mundial, aumenta las posibilidades de un parto con un perineo intacto, con efecto protector contra desgarros espontáneos, especialmente en madres primerizas.

El masaje perineal tiene beneficios tales como como aumentar la elasticidad y reducir la resistencia durante la distensión; permite que la embarazada conozca mejor su cuerpo y se familiarice con las sensaciones que se viven durante el parto y además le proporciona una mejor recuperación muscular posterior.

Por añadidura, entonces, mejorar la elasticidad de la zona perineal propicia y facilita también los partos naturales.

“Elastolabor” se comercializa actualmente en Italia, Portugal, España, Austria, Suiza e Inglaterra y en Chile, donde tendrá un valor que no superará los 11.500 pesos, es comercializado por Andrómaco.

Andrómaco es líder en productos farmacéuticos con más de 70 años que avalan su trayectoria, pionero en medicamentos bioequivalentes y cuyos productos de alta calidad están presentes en todas las cadenas de farmacias del país, farmacias independientes y distribuidores farmacéuticos, pues su objetivo es ser un apoyo constante para los pacientes y sus médicos.

Comments are closed.