Salud El Pediatra en Casa Navidad con padres separados consejos para que tomar decisiones sin afectar a los niños

Navidad con padres separados consejos para que tomar decisiones sin afectar a los niños

Diciembre 6, 2016

En estas fechas surgen desacuerdos  respecto de con quién  pasarán los niños las fiestas. La psicóloga de la Universidad Mayor, Ana María Zlachevsky, recomienda dejar a los menores fuera de las discusiones: las decisiones deben ser tomadas por los adultos, sin involucrar a los niños para que no se sientan culpables.

Santiago, diciembre de 2009.- La Navidad y el Año Nuevo son celebraciones que invitan a reunir a la familia y compartir el espíritu solidario de la época. Sin embargo, para muchas familias, estas fiestas se transforman en motivo de grandes discusiones.

Esto es lo que suele suceder cuando los padres están separados y se debe abordar el momento de decidir con quién pasan los niños estas fechas, un escenario que ya se está haciendo común en nuestro país considerando que las tasas de separación o divorcio han llegado a compararse con las de matrimonio.

En estos escenarios de conflicto, son los pequeños los que más sufren. “Los niños se ven muy afectados por las peleas de sus padres: primero, sienten que deben defender a ambos adultos. Luego, especialmente si el niño tiene menos de ocho años, puede sentirse culpable de las peleas de los adultos, dado que a esa edad suelen ser más egocéntricos, lo que hace que el mundo gire en torno a ellos y crea que pelean por su culpa”.

Definiendo roles: Por siempre padres

Por esto mismo, la especialista aconseja que lo primero que deben definir los padres separados es que dejarán a sus hijos fuera de las discusiones entre ellos, y que no harán comentarios sobre estos inconvenientes con los menores: “Hacer comentarios a los menores del tipo ‘es que tu madre’ o ‘es que tu padre’ es muy perjudicial. Si los adultos no pueden evitarlos, deben dejar en claro a los niños que ellos pelean como pareja, que ambos los aman y que siempre serán sus padres”

Para evitar estas situaciones, los adultos debieran tener consideraciones hacia la ex pareja: “Hay que tomar conciencia de que son y serán padres para toda la vida. Pelear o hablar mal del otro progenitor es una acción en contra de los hijos, no del ex cónyuge”, comenta la especialista.

Regalar, pero sin competir

No sólo la definición de con quién pasan los hijos las festividades puede ser una fuente de conflicto, también suelen serlo los regalos, cuando los padres los utilizan como estrategia para competir ante los menores.

“Este es un tema complejísimo por muchas razones, no sólo por la competencia que se da entre ambos padres, sino porque pueden llegar a confundir los regalos caros con la magnitud del cariño. Navidad es época de paz y cariño, no de grandes regalos”, enfatiza la psicóloga.

Por lo tanto, para que las fiestas de fin de año sean una fecha feliz, tanto para los niños como para los padres, es importante que “los adultos, como adultos, tomen decisiones, sin involucrar en éstas a los niños. A los niños se les cuenta lo que deciden los adultos, desde el cariño y la protección que se debe a los hijos”

Comments are closed.