Nutrición » Noni: Para tener una piel más sana

Noni: Para tener una piel más sana

septiembre 16, 2011

Una nueva revolución que energiza la mente, el cuerpo y sobre todo la piel. De qué se trata la terapia natural basada en este fruto del Pacífico y cuáles son sus beneficios

El protagonista de la última de las tendencias en cosmética natural es un árbol con un fruto sagrado que proviene de los confines más paradisíacos y exóticos de la tierra. Se trata del árbol del noni, llamado también árbol del queso, mora de la India, don de los dioses y semilla viajera.

Su historia

Originaria de Asia, esta planta ya era conocida y aplicada en la medicina ayurvédica desde hace aproximadamente 3.000 años. Pero fue en la Polinesia donde realmente cosechó una larga vida de esplendor. Los sanadores de las islas, llamados Kahunas o “maestros de lo oculto” utilizaban dentro de sus pócimas abundantes cantidades de noni, y eso mantuvo a los lugareños con una salud envidiable durante siglos. Las expediciones colonizadoras británicas lo llevaron junto con otras especies botánicas a Europa, y allí fue prohibida su utilización, dado que se las consideraba de magia negra. Dicha prohibición expiró en 1962, y allí dio lugar a experimentos y análisis más detallados por parte de la medicina moderna.

Enfoque botánico

Desde la perspectiva botánica, pertenece a la familia de las rubiáceas, se llama Morinda Citrifolia y se lo encuentra en las islas de la Polinesia, especialmente en las Fiji. El árbol del Noni es un arbusto de hojas perennes recubierto de corteza verde brillante; las hojas son de forma elíptica, grandes, simples, brillantes, con venas bien marcadas. Sus flores son pequeñas, blancas y tubulares; ellas producen un fruto ovoide, con una superficie irregular de color amarillento o blanquecino. El fruto huele de modo fuerte, desagradable. El enigma de esta planta crece además con su ubicación, ya que sólo se la encuentra en cercanías de las corrientes de lava volcánica, cuando estas descienden hasta el nivel del mar. De este modo, podemos comprender cómo esta planta se apodera de todos los nutrientes de la tierra. Los nativos se alimentan del fruto del noni y de las semillas tostadas. De la raíz y la corteza se extraen tinturas y extractos con propiedades medicinales.

Sus múltiples beneficios

En investigaciones realizadas en la década del 90, se descubrió que el noni tiene mas de cincuenta y tres principios activos, lo que lo convierte en la planta con mas principios activos que se conoce en la actualidad, y como consecuencia de eso, es la planta con mayor cantidad de aplicaciones para la medicina natural.

  • El primero de estos principios activos es la xeronina que actúa a nivel celular ayudando a las proteínas de transporte a efectuar su trabajo, distribuyendo los nutrientes y eliminando los residuos tóxicos de todas las células del cuerpo humano.
  • Además contiene seratonina, encargada de controlar los procesos depresivos, y las antraquinonas, quienes son reguladoras del proceso digestivo. En la medicina asiática se usan las hojas, flores, frutos y corteza como tónicos, antipiréticos y descongestivos del tracto respiratorio. El emplasto de las hojas se utiliza en Malasia para la tos, y el jugo se aplica a nivel externo para la artritis.
  • Las aplicaciones tradicionales del noni son múltiples, desde las aftas hasta el reumatismo, pasando por las lombrices intestinales y las infecciones. Inclusive, las investigaciones más recientes apuntan a los compuestos del noni aplicados para la inhibición de las células cancerígenas.
  • Entre sus propiedades de uso externo, se encuentran las siguientes: es un poderoso antibacteriano, antiinflamatorio, analgésico, afirmante e hidratante de la piel, cicatrizante y brinda protección contra las agresiones externas. Inclusive se han visto mejorías en casos de psoriasis, sarpullidos y eccemas.
  • No obstante la cantidad de beneficios de esta planta aparentemente mágica, su introducción en el mercado es relativamente reciente. Tanto en Estados Unidos como en Europa se viene comercializando el jugo de noni desde 1996, y su incorporación al área de la cosmética natural es más reciente todavía, desde los primeros años de este siglo, encontrándoselo en cremas, aceites y jabones.

¿Cómo podemos beneficiarnos con esta planta maravillosa? RECUADRO

Para nuestra piel, de más está decir que tantas cualidades le vienen de maravilla. Podemos usar cremas diurnas para proteger nuestra piel de las agresiones del clima, y cremas nocturnas que estén formuladas para ayudarnos a eliminar toxinas del cutis y de todo el cuerpo, además de ayudarlo a reafirmarse. El jabón puede ayudar a limpiar el cutis y controlar el acné. Sin embargo, hay que tomar ciertas precauciones. Es necesario, a la hora de hacer la elección, verificar que la presencia de noni sea importante en el producto, de no menos del 5 por ciento de la formulación, ya que con estas nuevas olas de productos exóticos, suelen aparecer marcas inescrupulosas que lo anuncian como un activo de sus productos y sin embargo éste aparece muy atrás en el listado de componentes. También podemos utilizar el jugo de noni como tónico y en emplastes para el rostro para terminar con la limpieza y nutrición del rostro. Ya el consumo de jugo de noni mejorará nuestro aspecto y nuestra salud en general.

La regla de oro de la especialista

A la hora de elegir una marca de jugo de noni, debemos verificar que esté compuesto cien por ciento por esa fruta, sin admitir combinaciones con otras frutas.

Tampoco es recomendable su embotellado en envases de plástico o PET. Se prefiere las botellas de vidrio, las que preservarán las cualidades intactas. Con una cucharada de jugo tomada en ayunas basta para tener el sistema inmunológico preparado para cualquier enfermedad. También existen cápsulas de noni liofilizado. En este caso debemos verificar que el producto proviene del fruto entero, pelado y sin semillas y no de los restos que quedan después del prensado para la obtención del jugo. Si las cápsulas son originales y fabricadas con la materia prima seleccionada, podemos pulverizarlas y agregarlas a una cucharada de crema. Realizar este tratamiento una vez por semana.

Comments are closed.