Buenas Noticias » Nuevas técnicas de criopreservación amplía opciones para tus hijos

Nuevas técnicas de criopreservación amplía opciones para tus hijos

mayo 20, 2014

Una innovación trascendente está ocurriendo en el área de la salud. Un grupo de científicos chilenos inauguró el primer y único Banco Multitejido de células madres expandidas de América Latina, un avance que permite ampliar increíblemente las opciones para extraerlas y las terapias en las cuales se pueden aplicar.

Hasta hace poco, la única posibilidad de extraer y conservar las células madres era a través del cordón umbilical, lo que limitaba su obtención al momento del parto de tu hijo. Otra restricción es que estas células sólo sirven para tratar enfermedades relativas a la sangre, limitando su potencial de uso clínico.

Gracias a la tecnología actual, hoy es posible extraer las células de tus niños de manera ambulatoria y poco invasiva, como por ejemplo, cuando el dentista les extrae un diente de leche. La pulpa dental es rica en células madres mesenquimáticas, que sirven para regenerar todo tipo de tejidos, asegurando que tus hijos puedan acceder a terapias en las áreas de ortopedia y traumatología, pues han demostrado buenos resultados en el tratamiento de lesiones condrales, lesiones óseas, trauma raquimedular en etapa crónica y patologías tendíneas. También ayudan a sanar la insuficiencia de órganos y algunas enfermedades degenerativas neurológicas, siendo capaces además de regenerar piel en etapa crónica.

En la actualidad, toda la familia tiene la oportunidad de criopreservarlas, ya que las células madres mesenquimáticas también se obtienen de la médula ósea y el tejido graso, por lo que cualquier intervención quirúrgica puede ser aprovechada para llevar a cabo el procedimiento que tienen un enorme valor cuando estamos frente a un caso de emergencia médica.

En Chile acaba de inaugurarse el banco de células madres Multitejido BiosCell, que no sólo criopreservan las células madre hematopoyéticas (del cordón umbilical) y mesenquimáticas, también se encargan de expandirlas antes de congelarlas, dejándolas listas y en cantidades suficiente para aplicarlas, ofreciendo más posibilidades de éxito y sin necesidad de tener que esperar los 90 días que tarda eventualmente el proceso de expansión.

Otro antecedente importante a considerar es que mientras más joven se desarrolle este procedimiento, las células madres serán de mejor calidad, por lo que si no alcanzaste a tomar la decisión antes del parto, no es mala idea aprovechar la etapa de dentición de tus hijos (que se desarrolla entre los 6 y los 12 años) para guardar sus células madre.

Comments are closed.