Belleza » Peelings: Adiós a las manchas y arruguitas

Peelings: Adiós a las manchas y arruguitas

junio 10, 2015

Nada mejor que este método de renovación celular para combatir arrugas finas, marcas del acné, poros dilatados y manchas. ¿El resultado? Una piel nueva, sana y luminosa.

Los peelings son un método de renovación celular, ya que permite la eliminación de escamas o células muertas. Contribuye a disminuir arrugas finas, poros dilatados, eliminar manchas y tratar trastornos pigmentarios. Se emplea para mejorar las cicatrices o marcas, por este motivo se la utiliza también con mucho éxito para borrar secuelas de acné.

Cuando llega el invierno y la radiación del sol no es tan fuerte es el momento ideal para realizar todo tipo peelings para mejorar el aspecto de la piel “fotoenvejecida”, y eliminar los efectos que el sol, la playa o la altura de la montaña dejaron en la piel.

Los peelings son un método de renovación celular, ya que permite la eliminación de escamas o células muertas. Contribuye a disminuir arrugas finas, poros dilatados, eliminar manchas y tratar trastornos pigmentarios. Se emplea para mejorar las cicatrices o marcas, por este motivo se la utiliza también con mucho éxito para borrar secuelas de acné.

La exfoliación como proceso natural

La piel realiza su proceso de descamación natural aproximadamente cada 28 días, claro que con los años este proceso se enlentece considerablemente. Cuando esto ocurre las células muertas quedan agrupadas en la superficie y la piel toma un tono verdoso ceniza opaco, la textura es más áspera y suelen aparecer impurezas. Por este motivo, provocar en forma controlada la descamación, mediante distintos métodos, es muy importante para conservar la belleza y la salud de la piel.

Los distintos tipos de exfoliación

Existen diferentes formas de realizar una exfoliación. Puede efectuarse en forma mecánica o química. El médico dermatólogo evaluará cuál es la más adecuada para cada caso en particular.

  • Exfoliación mecánica

Cuando los procedimientos que provocan la descamación de la piel son mecánicos. Entre los más empleados están el “gommage o scrub” y la microdermoabrasión con punta de diamante.

– “Gommage o scrub”: en esta técnica se aplica una crema o gel líquido, que se pega a la piel. Cuando se seca se desprende llevándose las impurezas y células muertas. Se retira con los dedos, “como si fuera una goma de borrar”, de ahí su nombre.

– Microdermoabrasión con punta de diamante, llamada “micropeel”, consiste en una exfoliación controlada, mediante un flujo a presión, de microcristales de óxido de aluminio (arena sílica). Este mecanismo remueve las células de la piel y promueve su renovación. Desgasta y aspira las células muertas de la piel, mejora la elasticidad y el tono. La piel queda suave y se favorece la regeneración celular.

Es una buena alternativa para lograr resultados inmediatos. Suma luminosidad, ya que cuando se realiza el pulido de la capa epidérmica se eliminan las impurezas y las imperfecciones.

  • Exfoliación química

Es producida por la acción de distintos ácidos. Puede realizarse con fenol, ácido salicílico, ácido retinoico o ácido tricloracético. La cantidad de capas de piel que se eliminen dependerá del tipo de sustancia química, del porcentaje y de la cantidad de tiempo que se deje actuar antes de neutralizarla. Este tipo de exfoliación se emplea sobre todo en la piel de la cara.

Peelings mecánicos y químicos: frecuencia ideal

  • Por lo general son necesarias varias aplicaciones para corregir progresivamente las anomalías.
  • El número de sesiones varía de acuerdo a la cantidad y la importancia de las correcciones que se deban realizar en cada caso particular.
  • El tratamiento por lo general se efectúa con intervalos de 7 a 21 días, dependiendo del tipo de regeneración a tratar.
  • Se debe evitar la exposición al sol, sobre todo los primeros cinco días después de efectuado.

Peelings efectuados con láseres

  • El láser, “resurfacing”, es otra forma de exfoliación. Existen diferentes tipos, su mecanismo de acción está basado en la eliminación de las células dañadas.

Se lo utiliza para eliminar las arrugas de alrededor de la boca, de los párpados inferiores y las líneas y arrugas de los labios.

El láser de dióxido de carbono utilizado en la exfoliación actúa por ablación (desprendimiento) de la piel.

Existen otros láseres que penetran en la piel, y como esta tiene un alto contenido de agua, producen calentamiento y evaporización. La recuperación en este procedimiento toma tiempo; primero se forma una costra, que cae a la semana o diez días. Luego sigue un período de enrojecimiento que puede durar algunas semanas. Por último queda una coloración rosada que persiste varios meses.

  • También se puede utilizar el láser de CO2 “fraccionado”. Este actúa dejando zonas intermedias de piel sin tratar a modo de “pixels”, a través de las que se realiza la regeneración.

El peeling mediante láseres deben ser realizados por médicos especialmente entrenados. El uso incorrecto puede dejar cicatrices, hipo o hiperpigmentación de la piel.

Post- peelings en consultorio dermatológico

Luego del peeling es necesario realizar una buena hidratación para reponer el manto protector hidrolipídico de la piel y colocar protección solar alta, mínimo 50+. Así se evitará el daño de la piel por acción de los rayos ultravioletas.

Las máscaras descongestivas o calmantes son un muy buen recurso para aplicar luego de los peelings. Sirven para eliminar o disminuir el enrojecimiento y refrescar la piel. Son muy eficaces las formuladas con hammamelis, manzanilla, aloe vera o avena.

Peelings en el hogar

En casa podemos hacernos un peeling, pero solo deberá ser indicado por el médico especialista.

  • Si bien se pueden emplear muchas sustancias, el ácido retinoico, es el activo que por sus beneficios está primero en la lista. Es un derivado del ácido de la vitamina A que se utiliza para tratar el envejecimiento. A los tres meses de uso, se puede apreciar que se generan cambios sustanciales. Produce formación de nuevo colágeno y disminuye su degradación. Forma nuevos vasos sanguíneos y favorece el recambio de células epidérmicas.

Se aplica en concentraciones variables, estas van entre el 0,01% y el 0,2%. La recomendación es siempre comenzar con porcentajes bajos, a mediados del otoño (0,015-0,010%) y al empezar el invierno ir subiendo la dosis.

  • Otra posibilidad es aplicar alfahidroxiácidos. Entre otros, el ácido glicólico (presente en la caña de azúcar), el mandélico (que se extrae de las almendras) y el cítrico (que se encuentra en el limón y en cítricos similares). Este grupo es conocido como (AHA) “ácidos de frutas”. Estos son los que se indican en pieles extremadamente sensibles o con rosácea.

Muy importante

Los peelings químicos solo deberán ser indicados por el médico especialista.

BENEFICIOS DEL PEELING

  • Permite la eliminación de escamas o células muertas.
  • Contribuye a disminuir arrugas finas, poros dilatados, eliminar manchas y tratar trastornos pigmentarios.
  • Se emplea para mejorar las cicatrices o marcas, por este motivo se la utiliza también con mucho éxito para borrar secuelas de acné.
  • Es un buen tratamiento “punto de partida”: prepara la piel para que los tratamientos posteriores luzcan mejor, ya que se logra un color más uniforme, la epidermis queda más lisa y luminosa.
  • Es una base perfecta para cualquier procedimiento antienvejecimiento que se desee realizar.
  • Se puede efectuar, mesoterapia, radiofrecuencia o plasma rico en plaquetas. Estos procedimientos se potenciarán.

Asesoramiento en dermatología: Dras. Karina Nadur y Vanina De Marco, directoras de ND Skin, Mariela Jaén, directora de Jaén Dermatología & Estética, Sol De Vivo directora de Dermapeel, Ezequiel Chouela director del centro que lleva su nombre.

La opinión de la especialista

Bioestimulación cutánea con plasma rico en plaquetas: otra forma de renovar la piel

Doctora Adriana Raimondi, dermatóloga, miembro de la Sociedad Argentina de Dermatología, miembro de American Academy of Dermatology, directora de D&ME. 

Se trata de un programa de regeneración celular a través de la bioestimulación. Consiste en la aplicación intradérmica de un complejo derivado del plasma obtenido del propio paciente. El tratamiento ayuda a restablecer el metabolismo y la funcionalidad cutánea deteriorados por el paso del tiempo.

Cómo se obtiene

De la sangre centrifugada del propio paciente. Se prepara en el momento, en el centro o consultorio donde se realizará la aplicación. La extracción es realizada sólo por especialistas en hematología. El procedimiento cuenta con todas las normas de bioseguridad e higiene necesarias.

Cómo se aplica

Mediante la inyección superficial o profunda (en la dermis) del producto (a una profundidad de 3 mm en la piel).

Se puede aprovechar la misma sesión de bioestimulación facial, para realizar el tratamiento en el cuero cabelludo (para crecimiento de pelo) y o de áreas corporales que se deseen tratar (flaccidez /celulitis).

Pre y post tratamiento

No requiere ningún tipo de preparación previa. Por ser autólogo (de la misma persona), no es tóxico y tampoco produce alergia. Se realiza de manera ambulatoria y no presenta contraindicaciones Tras su aplicación se puede continuar en forma inmediata con las actividades cotidianas. No queda ninguna cicatriz o marca.

Quienes pueden realizarlo

Es apto para hombres y mujeres en forma indistinta.

Resultados

La aplicación de factores de crecimiento plaquetarios tiene efecto estimulante del metabolismo de las células dérmicas, como el fibroblasto y las células de los vasos sanguíneos. Actúa regenerando, cómo cuando se produce un corte en la piel y su posterior cicatrización.

Se incrementan las fibras de sostén, se forman nuevos vasos sanguíneos y aumenta el ácido hialurónico.

Si bien la mejoría se aprecia desde los primeros días, el máximo se observa a los 20 o 30 días, manteniéndose estable por muchos meses.

Este programa otorga una mayor luminosidad y mejora del color de la piel. Disminuye las arrugas finas y las líneas de expresión. Incrementa en forma notable la tersura de la epidermis. Además, produce la retracción de la piel en las zonas que presentan flacidez por efecto de la gravedad.

Comments are closed.