Salud » El Pediatra en Casa » Precauciones en la piscina, el mar y el río

Precauciones en la piscina, el mar y el río

diciembre 27, 2011

PARA PADRES E HIJOS

El respeto por las normas de seguridad junto con el aprendizaje de la natación es la mejor forma de prevenir accidentes acuáticos.

El conocimiento de las normas básicas de seguridad, por parte de padres e hijos, es primordial a la hora de evitar accidentes en el medio acuático (pileta, mar o río).

“La primera pauta es aprender a nadar, esto es sumamente importante para el desarrollo de cualquier niño” afirma Prof. Jaqui Esquitino, profesora nacional de educación física y especialista en actividades acuáticas y asegura que los padres sepan nadar también es valioso, para estar preparados para proteger a los hijos en caso de riesgo acuático.

Los grupos con mayor riesgo son los niños menores de 5 años que, en general, sufren accidentes cuando por distracción de la persona adulta a cargo, permite que ingresen al agua solos, medio al que no están preparados.

Por eso, asegurarse bien de quién queda a cargo de los niños en cercanía del agua es el segundo hábito preventivo inquebrantable. Muchos accidentes se producen cuando el padre cree que los chicos están al cuidado de otro. Lo recomendado es pactar horarios y “cumplir la guardia” sin excepción en la piscina, mar o río.

Además, existen otro tipo de indicaciones que se les puede enseñar a los chicos para que disfrutar de  un medio acuático no se convierta en una situación de riesgo.

MEDIDAS PREVENTIVAS PARA ENSEÑAR A LOS NIÑOS

  • Es importante que los niños sepan que no deben acercarse a una pileta solos. Siempre deben estar acompañados de un mayor que pueda cuidar de ellos.
  • Enseñarles que no deben correr o empujarse en el borde de la pileta, acciones que muchas veces producen golpes muy importantes en los más pequeños.
  • Siempre deben zambullirse en la parte más profunda de la pileta y prestar atención dónde se tiran.

Pero no sólo una pileta puede representar un lugar peligroso si no se toman los recaudos necesarios. También hay que prestar atención cuando el escenario es el río o el mar: preguntarle al guardavidas dónde se puede nadar; nadar siempre con alguna persona al lado; y navegar siempre con chaleco salvavida.

CONSEJOS PARA LOS PADRES

Deben extremar las medidas de cuidado. Para esto, es importante tener en cuenta los siguientes consejos:

-         No dejar solos ni con amigos a los chicos en un medio acuático.

-         Asegurarse de quién queda a cargo del cuidado del niño en el agua y hasta cuando se quedará.

-         Conocer y respetar las normas de seguridad.

-         Conocer las técnicas de salvamento y primeros auxilios para actuar con seguridad ante la emergencia.

-         Tener en mano los números de teléfonos de emergencias.

-         Mantener el agua de la pileta a nivel del borde, para permitir tomarse de él al salir.

-         No dejar juguetes o elementos atractivos para los niños pequeños dentro del agua.

-         Cercar la pileta y mantener la puerta cerrada.

-           Enseñarles a los niños las normas de seguridad y mostrarle el respeto por ellas, con el ejemplo.

-         Repetir que si no hay un adulto cuidándolo, no debe entrar o permanecer en el agua.

-         Antes de entrar a una pileta nueva, acompañarlos para que:

• Reconozca la parte profunda y la que le permite hacer pie.

• Ubique el lugar por donde salir del natatorio.

• Reconozca, recorriéndolas, las distancias de cada borde.

• Distinga la escalera y el borde de donde tomarse al salir.

CUIDADOS EN EL RIO Y EN EL MAR

-         En caso de elegir el río o arroyo, se deben tomar precauciones especiales ya que estos cursos de agua suelen tener corrientes internas, fondos rocosos y remolinos muy peligrosos, incluso para nadadores muy avezados.

-         Lo prudente es sumergirse únicamente en los lugares con presencia del guardavidas, y hacerlo luego de consultar acerca del sector habilitado para nadar.

-         En caso de que no haya guardavidas, lo recomendable es no ingresar al agua, por inocente que parezca, sin consultar a un lugareño que indique las zonas aptas para la natación.

EN EL MAR

-         Es imprescindible consultar al guardavidas y respetar las banderas indicatorias además de responder inmediatamente a sus señalamientos.

-         Para la navegación se recomienda el uso del chaleco salvavidas aún en caso de buenos navegadores y embarcaciones seguras.

En la adolescencia suben las estadísticas de accidentes a causa de traumatismos por caídas o golpes con trampolines o fondos rocosos. Por lo que educar para el respeto de las normas de seguridad desde pequeños, es la mejor manera de prevenir.

LA OPINION DELA ESPECIALISTA:

- ¿Cuáles son los principales accidentes acuáticos?

En la ciudad los principales accidentes acuáticos se dan en las piscinas. Para los  pequeños menores de un año cualquier espejo de agua es un riesgo.

- ¿Cuáles son las mayores imprudencias de los padres? 

Dejar a sus hijos solos en las piletas o bien no asegurarse de que otro lo esté cuidando.

- ¿Y de los niños? 

Traspasar las rejas, acercarse a la pisciina para sacar un juguete o jugar alrededor de la pileta sin la presencia de un adulto.

- ¿Cuál es la importancia de saber nadar, además de protegernos del riesgo acuático? 

La natación favorece el desarrollo orgánico funcional del niño. Aumenta su capacidad pulmonar y permite un desarrollo armónico e integral.

- ¿Hasta qué edad se puede empezar a nadar? 

A cualquier edad se puede aprender a nadar, hemos tenido experiencias de perdida de temor al agua y aprendizajes de nado con personas de 70 años.

Comments are closed.