Nutrición » ¿Qué comer para comer mejor?

¿Qué comer para comer mejor?

marzo 18, 2016

Carnes:

Vamos a conocer cuáles son las mejores carnes o las que más convienen comer.

Todas las carnes contienen proteínas y grasas, pero no todas las carnes contienen el mismo tipo de grasas. Esto significa que en las carnes de vaca, pollo, y cerdo vamos a encontrar grasas saturadas, y colesterol en su composición, mientras que en las carnes de los pescados encontramos grasas de buena calidad, no contienen colesterol o sea son aquellas que nos ayudan a tener nuestras arterias más saludables, proteger y cuidar nuestro corazón.

Los distintos tipos de carne y sus características

Pollo:

¿Sabía que?

  • La piel de esta ave es puro colesterol y la mayor cantidad de grasas se concentra en la piel. Por tal motivo es recomendable retirar la piel del pollo antes de cocinar, no después de cocido, ya que si la retiramos una vez cocido, esa grasa ya se impregnó en la carne.

Consejos

  • Lo ideal es comer pollo de granja, o de campo: están mejor alimentados y son más saludables.
  • Una porción de pollo contiene proteínas, vitamina B3, zinc (importante antioxidante), potasio y selenio.
  • El pollo se puede preparar al horno sobre colchón de verduras, con salsa de tomate natural y arvejas, en chopsuey de verduras etc.
  • Es importante siempre, lavar muy bien el pollo antes de cocinarlo.
  • Se recomienda conservar el pollo en la heladera no más de tres días y cubierto con papel film, pasado este tiempo es probable que se formen bacterias.
  • Consumo ideal: comer pollo 2 veces por semana, para intercalar con los otros tipos de carne.

Carne de vaca:

¿Sabía que?

  • En la actualidad ha cambiado la frecuencia del consumo de carne de vaca, por lo tanto su papel en la mesa diaria varió rotundamente. La carne de vaca ya no es el ingrediente principal de la comida, siempre es acompañada por verduras, legumbres o cereales.
  • Es cierto que en los últimos años existen reglamentos más estrictos con respecto al cuidado y control de alimentación y forma de crianza de los animales, lo que produce mejor calidad en el tipo de carne que comemos.

Consejos:

  • Siempre y en todos los casos lo mejor es elegir los cortes más magros. Eligiendo cortes más magros disminuimos el colesterol que ingerimos al comer este tipo de grasa animal, saturada.
  • Es aconsejable también retirar la grasa visible antes de cocinar, ya que en la composición contiene grasa que no es visible y a esta le sumamos la visible.
  • La carne de vaca nos aporta el hierro que se absorbe en el organismo correctamente y completamente; este tipo de hierro no se suplanta con los vegetales ni con los cereales y legumbres. Es importante el consumo de carne de vaca en nuestra alimentación para evitar anemias.
  • Consumo ideal: comer carne de vaca al menos 2 veces por semana para poder cubrir sobre todo el hierro que necesita nuestro organismo.

Pescado

¿Sabía que?

  • Es uno de los alimentos más saludables que existen. Es una importante fuente de proteínas, de grasas saludables y vitaminas.
  • De todos los tipos de carnes, el pescado, es el de mejor composición grasa, ya que contiene las grasas que protegen el corazón y las arterias.

Consejos

  • El gran problema del consumo de pescado es el lugar donde conseguirlo, que sea fresco y otro problema que se presenta es la forma de cocción, en general la gente se complica cuando tiene que cocinar el pescado.
  • Los supermercados y pescaderías de confianza ofrecen una gran variedad de pescados, por eso es muy importante saber elegir el lugar donde comprarlo.
  • Lo ideal es comprar el pescado el mismo día que lo vamos a comer, ¡para que sea lo más fresco posible!
  • Una opción practica para consumir pescado es tener siempre a mano latas de atún al natural, o jurel al natural, salmón en fetas.
  • El pescado se puede preparar en guisos con salsas naturales, a la parrilla, o al horno en paquetitos en papel de aluminio, con verduras, con cereales o legumbres.
  • Los pescados se dividen en pescados azules, son los que se encuentran en los mares, ríos, lagos. Tienen la grasa distribuida por toda su carne, y pescados blancos, como el bacalao, en el que la grasa está almacenada en el hígado.Todos contienen ácidos grasos de muy buena calidad por lo cual ¡tienen muchísimos beneficios para la salud!
  • Consumo ideal: comer una porción de 200 g, tres veces por semana, esta cantidad ayuda a reducir el riesgo de coágulos y enfermedad cardíaca.
  • Un pescado es fresco cuando…

-tiene aspecto brilloso y la carne bien firme y húmeda

– ojos brillantes y transparentes

– agallas bien rojas.

Lácteos:

¿Sabía que?

  • Los lácteos contienen gran cantidad de calcio y zinc.

La dificultad es que contienen mucha grasa saturada. Por ejemplo, los quesos, cuanto más duros son, más concentración de grasas contiene. La leche descremada tiene menos de la mitad de grasa que la leche entera. La crema de leche es la parte más grasa de la leche.

Un vaso de leche descremada, aporta calcio, vitamina A, D, fosforo.

  • Los beneficios que aportan los lácteos son específicos para proteger los huesos de la osteoporosis, evitar y prevenir el raquitismo, disminuir el riesgo de cancer de colon, prevenir caries, etc.
  • Hay personas que tienen intolerancia a la lactosa, el azúcar de la leche. Otra intolerancia que se presenta es alergia a la proteína. Quienes tienen alguna de estas dos afecciones deben sacar definitivamente la leche y sus derivados de su dieta habitual. Existe un tipo de leche deslactosada apta para este tipo de patologías.

Consumo ideal: la cantidad de lácteos descremados que se deben tomar por día para cubrir el calcio y prevenir enfermedades, son 3 porciones:

  • 1 vaso de leche descremada +1 porción de queso descremado +1 yogur.

Siempre es aconsejable que todos los lacteos sean descremados ya que no pierden su contenido en calcio y vitaminas.

Huevos:

¿Sabía que?

  • Son una de las pocas fuentes alimenticias que nos aporta vitamina D , en forma natural. Los huevos contienen selenio y vitamina E, dos antioxidantes que pueden reducir el riesgo de enfermedades cardiacas y proteger del envejecimiento.
  • Los huevos contienen aminoácidos esenciales que son los componentes de las proteínas.

Estos aminoácidos son los que se necesitan para crecer, desarrollarnos y conservar un óptimo estado de salud.

  • Los huevos de gallina son los que consumimos habitualmente, pero también se pueden consumir otro tipo de huevos como los de pato, codorniz, o ganso. Todos son de diferente tamaño, color y sabor.
  • Con respecto al contenido de colesterol de los huevos, la yema es puro colesterol pero no existe ningún estudio científico que confirme que el colesterol de la yema de huevo aumente el colesterol de la sangre.
  • Los beneficios que nos brinda el consumo de huevos:

-Aporta vitamina D, que ayuda al organismo a absorber el calcio.

-Ayuda a cuidar el sistema nervioso central, por su alto contenido en vitamina B.

  • La forma de comerlo, es duros, pasados por agua, escalfados, revueltos, en omelette, en preparaciones (tortillas) y en rellenos.
  • Los huevos pueden contener una bacteria llamada salmonella, por eso se recomienda ¡no comerlos crudos! Las embarazadas, los niños, los ancianos, deben consumirlos siempre cocidos.
  • Consumo ideal: la cantidad de huevo que se aconseja comer por semana es de 3 unidades, esto es para prevenir aumento de grasas.

Todas las carnes aportan grasas, proteínas y en distinta medida minerales y ciertas vitaminas. Por eso lo aconsejable es intercalar los tres tipos de carnes para hacer de nuestra alimentación una fuente de nutrientes equilibrados y de esta manera evitar carencias nutricionales.

Comments are closed.