Salud » Retención de líquidos

Retención de líquidos

abril 1, 2015

Cómo eliminar kilos e hinchazón

La retención de líquidos es uno de los factores ocultos del aumento de peso, que se evidencia en la balanza y en el espejo. Sus causas son múltiples y abarcan tanto el estilo de vida como las fluctuaciones hormonales y la tendencia genética. Por eso, en este informe le explicamos qué produce este trastorno y porqué los líquidos que se acumulan en el organismo influyen tanto en nuestro peso corporal. Además, le brindamos toda la información necesaria para hacer desaparecer esos ¡litros que pesan kilos!

Lo importante: no automedicarse con diuréticos.

Lo imprescindible: evitar la sal y hacer actividad física.

¿Por qué se produce?

En ocasiones, a pesar de tener riñones sanos, una persona puede sufrir retención de líquidos en su organismo a causa de trastornos hormonales, glandulares, circulatorios, renales o cardíacos.

 Los riñones cuentan con sensores (llamados receptores de volumen), distribuidos a lo largo del aparato circulatorio, que les indican cuándo aumenta la cantidad de líquido en las venas y arterias para que procedan a su eliminación por medio de la orina.

 Muchas veces estos sensores fallan, afectados por desequilibrios orgánicos o falsos estímulos, y dejan de enviar señales a los riñones, que retienen el líquido pensando que escasea.

 Esta patología se manifiesta mediante la hinchazón indolora de los pies (especialmente los empeines), las piernas, el abdomen, las manos, la cara, los párpados y todos aquellas zonas donde al líquido retenido le resulte más fácil acumularse.

 Debemos aclarar que la retención de líquido no es una enfermedad renal sino un problema que aparece con frecuencia en las mujeres -sobre todo en aquellas que están en edad fértil y especialmente en los momentos previos a su ciclo menstrual- como consecuencia de trastornos de tipo hormonal. En estos casos, las venas y las arterias adquieren una mayor permeabilidad ante la presión del excesivo líquido que las recorre.

 Este líquido se «filtra» hacia un tercer espacio intersticial, que no está dentro de los vasos ni de las células, por lo cual los riñones no pueden censarlo para su posterior eliminación.

El papel de las hormonas

 Es común que en el período premenstrual todas las mujeres retengan algo de líquido, pero algunas llegan a almacenar hasta tres litros (lo que ocasiona un sobrepeso de tres kilos).

 Las hormonas femeninas facilitan la retención de agua y sal, pero como los sensores del aparato circulatorio no la captan, los riñones no reciben esa información, no generan una necesidad de orinar acorde con el volumen almacenado y se produce entonces la retención de líquido.

 El problema es fundamentalmente estético, porque los edemas no son dolorosos ni graves, pero a veces puede afectar a la mujer porque cree que está excedida de peso.

 La retención de líquido en las mujeres jóvenes es conocida con el nombre de Edema Idiopático Cíclico. Como dijimos, está relacionado con desequilibrios hormonales, pero aún no se sabe a ciencia cierta su origen. Por lo general, se trata de una enfermedad benigna en su evolución, que incluso se autocura con el tiempo.

 No hay tratamientos definitivos ni simples, por eso la mujer suele caer en el error de tomar diuréticos. Muchas veces, las mujeres que hacen retención líquida tienen problemas en el metabolismo, como disminución del funcionamiento de la glándula tiroides y tendencia a engordar. Pero vale aclarar que la fijación de líquido no provoca la obesidad. Este trastorno suele desaparecer cuando van cambiando los ciclos hormonales o a medida que transcurren los años.

 Lógicamente, la mujer que retiene líquido tiene una menor frecuencia urinaria. Siempre debe existir un balance entre lo que el organismo ingiere y excreta mediante la orina, de modo tal que para que aumente la cantidad de líquido en el cuerpo obligatoriamente se debe beber más del que se desecha. Quien elimina todo lo que ingiere no puede sufrir retención de líquido. Pero con respecto a la periodicidad de las micciones, hay que ser cautos. No se puede afirmar que quien orina pocas veces al día retiene líquido, porque no sólo debe tenerse en cuenta la frecuencia sino la cantidad de orina y la cantidad de agua bebida previamente.

CIFRAS Y DATOS

30 años: a partir de esa edad las mujeres son más propensas a la retención hídrica.

25 cuadras: es el trayecto mínimo que se recomienda caminar para prevenirla.

3 de cada 10 mujeres tienen retención de líquidos durante el síndrome pre-menstrual.

5 mujeres por cada hombre sufren de este trastorno.

2 litros de agua: cantidad diaria necesaria para lograr un balance equilibrado de líquidos en el cuerpo.

ZONAS DE RETENCIÓN DE LIQUIDOS

La retención localizada (que no es causada por problemas cardíacos o renales) es asimétrica, causada por trastornos venosos o linfáticos, ciertos medicamentos o alimentación inadecuada y se concentra en las zonas de declive (de caderas a tobillos).

Rostro, mentón y cuello

CAUSAS

Síndrome premenstrual

  • Reacciones alérgicas:

esta respuesta orgánica también puede darse en todo el cuerpo, pues es un problema sistémico.

Abdomen

CAUSAS

Síndrome premenstrual

Toma de anticonceptivos

Ambos factores dan sensación de hinchazón, aunque la retención no tenga signos clínicos.

Sin embargo, el aumento de peso y la hinchazón dependen de la superficie corporal (cuanto mayor es, más líquidos puede acumular) y de la alteración particular de hormonas.

Ascitis: Afección que forma un cúmulo de líquido en la zona abdominal.

Afecciones renales.

3 – Caderas y muslos

Causas

Obstrucción de los conductos linfáticos

  • Provoca que el líquido pase de las células y arterias al espacio intersticial, formando un edema localizado.
  • Trastornos venosos o várices
  • Toma de ciertos medicamentos:
  • Algunos fármacos tienen como efecto colateral la retención de líquidos, por ejemplo, los corticoides.
  • En otros casos, la retención es una reacción alérgica a ese medicamento.

Pies y tobillos

CAUSA:

  • Insuficiencia cardíaca:

Genera una gran retención de líquidos que se manifiesta en todo el cuerpo.

Sin embargo, los edemas más notorios están en tobillos y pies.

Otras causas

  • Sedentarismo: la falta de actividad física y permanecer muchas horas en la misma posición lentifica la circulación de la sangre y la linfa y causa retención.
  • Ingesta de fármacos: los anticonceptivos orales, los corticoides, ciertos antiinflamatorios y los medicamentos para la hipertensión contribuyen a la acumulación de líquidos.
  • Clima: en menor medida, las fluctuaciones en la presión atmosférica y las altas temperaturas ayudan a la retención de líquidos localizada.

10 RESPUESTAS SOBRE LA RETENCION DE LIQUIDOS

Responde el doctor Juan José Munné, doctor en medicina diplomado en Nutrición.

1 – ¿Puede haber mujeres delgadas con retención de líquidos, o siempre hay un exceso de peso previo?

Cuanto mayor es el peso corporal, mayores son las probabilidades de retener líquidos; esa predisposición disminuye si la persona es delgada, excepto que haya causas directas: toma de anticonceptivos, insuficiencias renales o afecciones cardíacas, por ejemplo.

2 – ¿Qué rol juega la llegada de la menopausia en la retención?

Es un factor importante, ya que la capacidad para retener líquidos aumenta con la edad.

3 – ¿Cómo se relaciona con la actividad hormonal?

En la menopausia hay una carencia absoluta de estrógenos, lo cual genera retención de líquidos. Además, existen factores no hormonales: después de los 60, la gente camina menos, hace menos actividad física y la permeabilidad capilar es mayor que a los 25 años, lo cual aumenta la formación de edemas.

4 – ¿La tendencia a retener líquidos es crónica?

Cuando no hay problemas de salud, por lo general, la sensación parece más grave que la realidad. Las mujeres que hacen muchas dietas o toman medicamentos, por ejemplo, viven un estado que no es real, y eliminan más líquidos de los que se ingieren; el día en que suspenden la medicación o la dieta, se sienten “hinchadas”, y en realidad, lo que ocurre es que volvieron a su estado normal.

5 – ¿Tomar agua aumenta la eliminación de líquidos retenidos?

No: si tomo 3 litros de agua, elimino 3; ese es el efecto diurético del agua, pero si tengo una falla por enfermedad, tomo 3 litros pero elimino menos. El organismo es inteligente y si toma 3 litros, elimina 3 litros; en equilibrio normal, la cuenta tiene que dar cero. Si hay edema, el balance no da cero, o sea, no está en equilibrio.

6 – ¿Puede ser de ayuda beber café, té o mate?

Las infusiones tienen elementos diuréticos, pero en última instancia, es lo mismo que tomar agua. Sin embargo, es mucho más sano consumir té o mate que tomar café, porque tiene un alto contenido de cafeína; si no lo tuviera, sería una infusión como cualquier otra.

7 – ¿Tiene incidencia el consumo de gaseosas en este problema?

No, excepto que se consuma una gran cantidad que quiebre el equilibrio orgánico entre entrada y salida de líquido. La gente confunde hinchazón con retención; si consumo 2 litros de gaseosa tengo la panza hinchada, pero eso no significa retención. Hinchazón no es un término médico; la distensión intestinal, gástrica, abdominal, es retención de gases, no de agua.

8 – La acumulación de líquidos en las caderas, ¿es típicamente femenina?

Lo que se acumula en el contorno de caderas no es agua, sino grasa. Es un tipo de adiposidad localizada, en la que puede haber un poco más de retención de líquido que en el tobillo o la rodilla, pero si la acumulación sólo fuese de líquido, el problema se resolvería muy fácil.

9 – ¿Fumar puede agravar la retención de líquidos?

Sí: el cigarrillo actúa sobre los capilares, y todo lo que tenga efectos en la circulación también los tiene sobre el pasaje de líquido en todo el cuerpo. La nicotina interfiere en la permeabilidad capilar, y por lo tanto uno de sus efectos secundarios es el de la retención de líquidos, por actuar sobre el tejido vascular.

10 – ¿Cuáles son sus recomendaciones generales para enfrentar este problema?

_ Seguir una alimentación rica en vegetales, frutas, con abundante agua y líquidos, equilibrada y ajustada a edad y hábitos.

_ Ejercicio regular y constante, acorde a la edad y el estado físico.

_ Ser muy cautos con el consumo de sal: con sólo sacar el salero de la mesa, se cumple con una dieta moderada en sodio.

_ Aunque después de los 50 años estos consejos son más necesarios que a los 20, desde temprana edad es bueno tenerlos en cuenta.

COMO PREVENIR LA HINCHAZON

_ Mantener una buena motilidad intestinal y digestiva: las presiones del vientre modifican la circulación de líquidos.

_ Observar el apoyo de la planta de los pies, donde comienza el retorno circulatorio: un mal apoyo desequilibra la circulación de retorno.

_ Utilizar un gel o crema a base de centella asiática: en especial, antes de comenzar las actividades diarias, porque tiene acción refrescante y descongestiva.

_ Practicar respiraciones profundas y lentas: exhalar por la boca y dejar pasar unos segundos antes de la próxima respiración, porque ese “vacío” estimula el movimiento de líquidos al centro del cuerpo.

_ Realizar caminatas de 20 a 30 minutos, 4 veces por semana, con calzado cómodo y sin pesos extra (carteras, bolsos, etc.).

_ Flexibilizar el cuerpo y moverse periódicamente, para modificar las presiones corporales: estar sentado durante mucho tiempo comprime la circulación y estar parado muchas horas contrae los músculos para asegurar el equilibrio, y es igual de perjudicial.

_ Usar medias de elastocompresión durante el día: contienen los tejidos luego de los ejercicios, y evitan la sobrecarga de líquido.

Asesoramiento: María Teresa Mayer, kinesióloga fisiatra y docente

Consejos anti retención

_ Incremente la ingesta de frutas y verduras.

_ Elimine el consumo de café, alcohol, y el tabaco, los tres grandes productores de toxinas.

_ Reduzca la ingesta de azúcar y todos los alimentos dulces y golosinas.

_ La falta de minerales como magnesio o calcio pueden producir retención de líquidos; entonces, consuma lácteos, legumbres, cereales enteros y vegetales de hoja.

_ Trate de eliminar los productos que supongan un alto esfuerzo para el hígado (como alcohol, grasas saturadas, alimentos precocinados muy salados) ya que esto dificulta la eliminación de toxinas.

_ Consuma alimentos ricos en vitamina C y E diariamente.

_ Incorpore fibra a su dieta para evitar el estreñimiento.

_ Evite los excesos de sal y los productos salados (quesos, aceitunas, embutidos, conservas, aderezos comerciales, etc.).

_ Además, para mantener el equilibrio, con la eliminación de sodio, hay que incorporar una cuota extra de potasio, mineral presente en pepinos, remolacha, bananas, vegetales de hoja, ciruelas.

_ Incorpore a su dieta alimentos que son diuréticos naturales como el apio, perejil, espárragos, cebolla, menta, ajo, alcauciles.

ALIMENTOS QUE ELIMINAN LIQUIDOS

Algunas frutas y verduras frescas tienen la capacidad de disminuir las toxinas estimulando el drenaje y ayudando al hígado a metabolizar las grasas. Entre ellos se encuentran:

  • Perejil: Es un excelente depurativo cuando se lo come crudo.
  • Té verde: Tonifica, estimula la producción y duración de la adrenalina. Limita la absorción de calorías.
  • Espinacas: Estimulan la circulación combatiendo la celulitis. Su fibra ayuda a eliminar toxinas y genera saciedad.
  • Achicoria: Estimula el hígado y purifica la sangre. Tiene una potente acción antioxidante.
  • Repollo: Protege la salud de venas, capilares y capilares, combatiendo la mala circulación. Es desintoxicante. Hay que comerlo crudo.
  • Manzana: Ayuda a combatir la obesidad y reduce el nivel de colesterol.
  • Alcaucil: Estimula la actividad del hígado; favorece el metabolismo de las grasas. Su fibra, que es muy abundante, combate el estreñimiento, muy ligado a la celulitis.

Hierbas y plantas diuréticas:

  • Apio
  • Bardana
  • Borraja
  • Cola de caballo
  • Diente de león
  • Perejil
  • Espárragos

Comments are closed.