Revolucionaria tecnología para el tratamiento de enfermedades psiquiátricas y neurológicas llegará a Chile

agosto 13, 2012
Dr. Zangen en procedimiento

Estimulación Magnética Cerebral Transcraneana Profunda (DeepTMS):

  • Así lo informó el profesor Abraham Zangen, creador mundial de DeepTMS,  tecnología no invasiva y no farmacológica que ha probado tratar con eficiencia patologías como la depresión, bipolaridad, estrés postraumático, esquizofrenia y enfermedades de  Alzheimer y Parkinson, entre otras.
  • La estimulación electromagnética transcraneana profunda ha sido probada con gran éxito por los más importantes centros de salud en el mundo y actualmente se encuentran en estudio clínico aplicaciones para otros trastornos como el obsesivo compulsivo y adicciones como el alcoholismo, drogadicción, tabaquismo y obesidad.

En un aporte de grandes dimensiones para el mundo médico en el tratamiento de algunas patologías neurológicas y pisquiátricas se convierte la estimulación electromagnética transcraneana profunda (DeepTMS) que llegará pronto a Chile para su uso en depresión, bipolaridad, estrés postraumático, esquizofrenia y enfermedades de Alzheimer y Parkinson. Esta tecnología no farmacológica y comprobada científicamente, que también se usa hoy para rehabilitación de accidentes cerebrovasculares, activa selectivamente estructuras profundas del cerebro, sin efectos secundarios significativos, no requiriendo ni hospitalización ni anestesia.

Así lo informó el creador mundial de la innovación, profesor Abraham Zangen, director del Departamento de Neurociencias de la Universidad Ben Gurion de Neguev, Israel, quien acaba de visitar Chile para participar como principal expositor en el “Seminario Internacional de Actualización en Psiquiatría y Salud Mental”, donde señaló que DeepTMS ha sido evaluado positivamente en estudios clínicos llevados a cabo por los más prestigiosos hospitales y universidades del mundo, incluyendo un exitoso estudio multicentro para la FDA con 22 centros en 8 países.

El científico, quien es también consultor científico de la compañía fabricante del equipo,  Brainsway, y que espera traerlo a Chile a través de la empresa representante Neuromagnetics (NMG), señaló que esta tecnología, patentada por el National Institute of Health (NIH) de Estados Unidos, funciona a través de pulsos electromagnéticos cortos e inducidos por una bobina electromagnética puesta sobre la cabeza del paciente dentro de un moderno casco.

“Esta produce un campo magnético que estimula las neuronas en áreas específicas de interés dentro del cerebro, siendo capaz de activar o inhibir temporalmente su función según los parámetros de estimulación usados, lo que va produciendo la mejoría del paciente a lo largo de las sesiones, que pueden ser, según el trastorno, alrededor de 20, y con una duración de 20 a 30 minutos cada una en promedio”, indicó en científico.

También serviría para adicciones como el alcohol y tabaquismo

El doctor Zangen explicó que actualmente se encuentran realizando estudios clínicos para explorar nuevas aplicaciones de DeepTMS para el tratamiento de trastornos como el obsesivo compulsivo y adicciones como alcoholismo, drogadicción, tabaquismo y obesidad. “Puedo decir que los resultados de la investigación en adicciones a drogas y alcohol son tan promisorios como los que logramos en depresión. También en tabaquismo, donde tenemos un 40% de personas que dejó de fumar y no eran cualquier tipo de fumadores, sino personas resistentes a todo tratamiento y con un consumo mínimo de 20 cigarrillos al día”.

El experto anunció también que se encuentran haciendo estudios con esta tecnología para el tratamiento del déficit atencional en adultos. “Confiamos en los buenos resultados debido a que en la investigación sobre depresión y síntomas negativos de esquizofrenia se realizan mediciones de atención, las que aumentaron significativamente en los pacientes que recibieron la estimulación con DeepTMS”, dijo, agregando que se están llevando a cabo estudios clínicos con parámetros específicos para esta patología, resultados que estarán disponibles en alrededor de un año.

Por su parte, el doctor Jimmy Stehberg, PhD, profesor y creador del Laboratorio de Neurobiología de la Universidad Andrés Bello, y quien ha participado activamente a nivel mundial en el desarrollo de Deep TMS, explicó que el principio de los tratamientos es de activar a inhibir áreas específicas del cerebro cuya activación anormal está asociada a una patología, como la activación de la corteza prefrontal en depresión, cingulada en TOC o la insula en adicción.

El profesor hizo hincapié en que esta técnica es muy efectiva en diferentes tipos de pacientes y especialmente en aquellos que son resistentes a los fármacos con que suelen tratarse las patologías neuropsiquiátricas. “También con fármacos hay un alto porcentaje de pacientes que tiene solamente efectos parciales. Por ejemplo, un tratamiento antidepresivo puede solamente producir una disminución limitada de los síntomas. En este caso, Deep TMS puede ser un coadyuvante para complementar y mejorar la efectividad del tratamiento farmacológico”.

“Una excelente noticia para comunidad médica nacional”

Stehberg recalcó además, que la tecnología no presenta efectos sistémicos ni secundarios significativos. Sobre lo último precisó que en algunos casos se han producido ligeros dolores de cabeza, los que suelen desaparecer en pocos minutos o después de unas pocas sesiones.

En el seminario participó también el doctor Moshe Isserles, investigador del Departamento de Psiquiatría de la Hadassa-Hebrew University Medical Center de Jerusalem, Israel, y experto en el uso de DeepTMS en el tratamiento de estrés postraumático, cuadro que ha experimentado un gran aumento en el mundo debido a los desastres naturales, ataques terroristas, enfrentamientos bélicos, accidentes, etc. Este síndrome se caracteriza por pesadillas recurrentes y pánico por los constantes recuerdos de lo sucedido, aspectos que pueden provocar un permanente y patológico estado de alerta, e incluso insensibilidad emocional.

El especialista explicó que el tratamiento con el Deep TMS logró disminuir drásticamente la respuesta emocional al trauma y con ello mejorar a pacientes que sufrían de esta enfermedad. “No borramos memoria, sino que  fuimos capaces de separar las emociones asociadas al trauma, de la memoria del episodio traumático”, aclaró.

Para el presidente de la Sociedad Chilena de Salud Mental, doctor Raúl Riquelme Véjar, la eventual llegada a Chile de esta tecnología se convierte en una excelente noticia para la comunidad médica nacional. “Abre una innovadora posibilidad de tratamiento para patologías que van aumentando día a día en nuestra población y que suelen ser resistentes y muchas veces complejas de tratar”.

Como sustento, explicó que se ha demostrado que existen distintas zonas cerebrales localizadas que se alteran en diferentes cuadros clínicos, “por lo que si al conocimiento de tal mapeo, le agregamos esta tecnología, podremos estimular o inhibir más selectivamente una zona en relación a otra y obtener mejores resultados, que es a lo que siempre aspiramos los médicos especialistas”, dijo.

Consultado por la llegada a nuestro país de los equipos DeepTMS, Jorge Velis, gerente general de NeuroMagnetics, indicó que ya se encuentran varios de ellos en Chile y que bajo supervisión de Brainsway, se están entrenando psicólogos, enfermeras y médicos para aplicar estos procedimientos. “Ya queda muy poco para el el DeepTMS esté disponible como una alternativa de tratamiento para los chilenos”, concluyó el ejecutivo.

Mayor información en www.nmg.cl