Belleza » Rosas: hidratación natural para la piel

Rosas: hidratación natural para la piel

marzo 6, 2016

Sus principios activos dan frescura y juventud a la piel. Aproveche todos sus beneficios en su casa o en el spa.

Cosmética con rosas

Con sólo tener pétalos frescos –muy fáciles de conseguir– es posible preparar algunos productos para el cuidado de belleza cotidiano.

Loción  tonificante

Esta loción de rosas es ideal para el cuidado del rostro y dar frescura a la piel.

Preparación: Hierva a fuego lento un puñado de pétalos  aromáticos de rosa mosqueta en medio litro de agua. Cuele el líquido cuando esté frío en un recipiente con tapa. Consérvelo en el refrigerador y úselo en pocos días, ya que no se conserva por largo tiempo.

Cabellos perfumados

Termine de enjuagar sus cabellos con unas gotas de agua de rosas. Si usted se enjuaga el cabello con infusión de manzanilla, agregue allí el agua de rosas para que huela mejor.

Contra las ojeras

Éste es un excelente remedio que debe aplicarse diariamente con un algodón alrededor de los ojos.

Preparación: Ponga un puñado de pétalos de rosas en un pequeño frasco, llénelo con aceite de almendras dulces (que puede comprar en farmacias) y déjelo reposar al menos 24 horas. Luego, filtre el aceite y aplique suavemente en el contorno de ojos.

Limpieza de los poros

Para tonificar la piel, limpiar los poros y estimular la irrigación sanguínea, realice un baño de vapor facial.

Preparación: Ponga dos puñados de pétalos de rosas muy aromáticos en una fuente con cierta profundidad y vierta encima dos litros de agua hirviendo.

Incline la cabeza sobre la fuente y cúbrasela con una toalla. Permanezca en esta posición cerca de 10 minutos. Luego, séquese y aplique una loción facial y crema humectante.

Para la piel cansada

Realizar varias compresas de rosas es ideal para reanimar la piel cansada.

Preparación: Vierta un litro de agua hirviendo sobre un puñado de pétalos y déjelos reposar unos 20 minutos. Cuele el líquido y disuelva una cucharadita de miel. Empape en él un paño de gasa, retuérzalo ligeramente y coloque la compresa sobre el rostro.

Tónico para el rostro

Preparación: ponga 50 g de pétalos de rosas, 100 g de flores de romero en una olla con medio litro de agua hirviendo. Saque la olla del fuego y espere hasta que el líquido se enfríe. Cuélelo y añada 50 g de jugo de limón fresco y 50 g de jugo de pepino. Guarde en el refrigerador. Aplique sobre el rostro. Este tónico es refrescante e ideal también para aplicar en todo el cuerpo después del baño.

Baño de rosas

Para que su piel quede suave, coloque cinco puñados de pétalos de rosas frescos en una bolsita de lino o de algodón y póngala dentro de la tina con agua caliente. Luego, proceda a darse un baño de inmersión.

La flor de la juventud

Estas flores poseen sustancias que las hacen verdaderamente benéficas para la piel; por esta razón, desde la Antigüedad, se las utiliza en la elaboración de productos de belleza.

Son flores muy apreciadas por las más diversas culturas de todos los tiempos. César se hacía frotar el cuerpo con pétalos secos luego del baño y dicen que la bella Cleopatra descansaba sobre almohadones y colchones rellenos de pétalos de rosas.

El aceite esencial de rosas que se emplea, sobre todo, en la industria del perfume tiene un rendimiento de 1 g de concentrado por kilo de pétalos. Aunque su costo es muy alto, con una sola gota de aceite auténtico de rosas (no sintético) se pueden convertir 300 g de agua en agua de rosas, un líquido exquisito para quitar el maquillaje, combatir arrugas, ojeras y mejorar la piel.

ROSA MOSQUETA:

Óptima nutrición

Vierta 3 gotas de aceite esencial de rosa mosqueta en 100 ml de aceite de almendras dulces y aplique en todo el cuerpo con un masaje después de cada ducha.

Belleza para todo el cuerpo

  • La Rosa Mosqueta es una planta salvaje de origen oriental, conocida en Europa desde hace muchos siglos.
  • En los años 50, se descubrió el alto contenido de vitamina C en el fruto de esta planta: el “escaramujo”.
  • Décadas más tarde, se encontró vitamina A, E, B1 y B2, con excepcionales propiedades regenerativas y cicatrizantes.
  • El aceite obtenido de la semilla de Rosa Mosqueta es rico en ácidos grasos insaturados (omega 6 y omega 3), que, acompañados y protegidos por una gran  concentración de antioxidantes naturales (Vitamina E y Betacaroteno), revitalizan y  regeneran la piel.
  • Las nuevas tendencias en los spa es utilizar la rosa mosqueta en tratamientos corporales revitalizadores y tonificantes a base de aceites y cremas elaborados con este fruto del Sur, lo que logra una hidratación natural de la piel.
  • También se la utiliza en masajes faciales, lo que brinda una humectación profunda, con efectos anti-age.

Comments are closed.