Belleza » Rubor facial

Rubor facial

diciembre 10, 2011

Es una condición involuntaria  que se presenta con el enrojecimiento de las  mejillas ante situaciones de angustia, temor, pudor  o fobia. pero puede transformarse en algo más complejo de lo que normalmente pensamos dependiendo principalmente de la causa y frecuencia con que este aparece.

El rubor facial se caracteriza por su aparición instantánea en mejillas, orejas, cuello y/o parte superior del tórax. Suele ir acompañado de una sensación de turbación, calor en la cara, hormigueo y en ocasiones bloqueo de la función mental.

El fenómeno conocido como “blushing” se puede presentar ante estímulos leves como subir al metro, ir de compras o encontrarse con alguien, siendo el Sistema Nervioso Simpático el responsable de esto, debido a que los nervios se tornan especialmente activos durante estímulos emocionales y actividades sociales. Es así como se retiene sangre en la cara al ser sometido a estrés. Pero si de un día para otro la cara se enrojece sin ninguna razón aparente no es normal. Suele tratarse de episodios de eritema (enrojecimiento) facial, “flushing” o rosácea.

Esta última es una enfermedad corriente, se desarrolla por lo general en adultos entre 20 y 70 años, y es más frecuente en mujeres que en hombres y personas de piel blanca más que de morena. Se trata de una alteración cutánea que se manifiesta con síntomas visibles como el enrojecimiento frecuente y progresivo, que va más allá del rubor pasajero (enrojecimiento transitorio); presenta telangiectasias (vasos dilatados) y eritema persistente, incluso a veces con fases de inflamación en las que aparecen pápulas y pústulas.

El color rojizo de la piel se da por la “dilatación de los vasos y aumento de la circulación sanguínea” y entre las complicaciones a las que puede llegar esta afección crónica están “el crecimiento de la glándula sebácea y el aumento del tamaño de la nariz, lo que se llama rinofima. Este enrojecimiento, no sólo provoca evidentes cambios estéticos, sino que también puede ser causa de algunos inconvenientes a nivel social y psicológico, ya que no pasan inadvertidos.

Causas:

Es desconocida. aunque existen varias teorías al respecto:

  • Demodex foliculorum (es un ácaro minúsculo (menos de0,4 mm) que vive en los poros y folículos del pelo. Generalmente se pueden encontrar en la nariz, la frente, la mejilla, la barbilla, y a menudo en las raíces de las pestañas); Estrés psicogénico; Anormalidades endócrinas; Infección Focal; Enfermedad vascular; Dieta.
  • Existe la posibilidad de que no exista una sola causa y se desarrolle en individuos propensos por factores hereditarios, color de piel, estructura de la piel, etc.

Factores Agravantes:

  • Líquidos calientes.
  • Exposición solar y/o exposición al viento.
  • Comidas picantes (condimentos y los productos cálidos)
  • Temperaturas extremas.
  • Bebidas alcohólicas.
  • Estres y otros factores psicológicos (nervios, vergüenza, rabia, etcétera)
  • Uso continuado de corticoides (locales) fluorados.

Tratamientos y recomendaciones:

Existe una variedad de tratamientos disponibles para combatir la enfermedad, los cuales pueden disminuir o eliminar los síntomas de la enfermedad y algunos pueden retrasar o interrumpir su progreso. Aproximadamente el70 a80% de los pacientes que sufren la enfermedad pueden esperar una mejora significativa con el tratamiento por vía oral y tópica. Sólo depende de la etapa en que se encuentre la enfermedad al comienzo de la terapia y de cuan bien el paciente siga el programa de tratamiento indicado por el médico dermatólogo.

Las dos recomendaciones para quienes padecen de rosácea son:

  • Consultar al médico dermatólogo para identificar los factores agravantes.
  • Seguir sus indicaciones médicas.

COMO DISIMULAR IMPERFECCIONES

Rosácea (venitas rojas y violáceas)

  • Durante el día, la protección facial, que actúa como pantalla frente al impacto ambiental, es clave para solucionar este problema.
  • Evite encerrarse en lugares muy calefaccionados.
  • Por la noche: use tratamientos específicos indicados por su médico dermatólogo de acuerdo a su piel.

Piel violácea

  • Neutralice este tono con una base correctora de color anaranjado. Luego, aplique el maquillaje habitual.
  • Por las noches, realice baños de vapor. Añada al agua menta, romero o eucaliptus, con acción estimulante.
  • Trate de no dormir en entornos calurosos, con pijamas abrigados o exceso de mantas. Si su piel se expone al calor, el día siguiente acusará más el frío.

Piel amarilla / verdosa

  • La mayoría de las pieles verdosas son también grasas. Trátela con limpiezas profundas todas las noches y con
  • exfoliaciones semanales.
  • Evite cualquier maquillaje o vestuario en la gama de los verdes. Sólo potenciará el color oliváceo de su piel.

Piel roja

  • De día, use una crema humectante en gel, de acción protectora.
  • Existe en el mercado un nuevo producto pensado para reducir el enrojecimiento de la piel. Contiene extracto de la raíz de licorice, que ayuda a disminuir la irritación y reduce las áreas rojas. Además, posee pigmentos verdes equilibrantes que contrarrestan instantáneamente el enrojecimiento, dejando la piel con un tono uniforme.

Piel grisácea

  • Use maquillajes rosados que brindan dinamismo al color de la piel.
  • Evite las cremas que solamente hidratan, porque su piel necesita fórmulas más reactivas.
  • Por las noches, después de desmaquillar, una vez por semana realice una exfoliación con un producto de acción suave.

Comments are closed.